Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Un mes de lucha contra el mal

Francisco Scolaro (Buenos Aires)
Redacción
martes, 20 de enero de 2009, 08:24 h (CET)
A mediados de diciembre pasado, inicié una campaña por una facturación excesiva emitida por EDENOR (tarifa eléctrica + impuestos varios). He recibido apoyo de fuego de alguien a quien no conozco personalmente, pero que es amigo de otro amigo mío y nos intercambiamos mensajes permanentemente.

El hecho es que él, cuenta con un sistema de distribución de mensajes que abarca a todo el país. Es así que mi denuncia (carta abierta) llegó a Tucumán, Mendoza, Puerto Madryn, Rufino (Sta. Fe), La Matanza , etc. etc. etc. Recibí llamados por teléfono (en la carta dí mis datos). Vi a algunos afectados.

En fin, en este casi mes de guerra contra una empresa privada (EDENOR) y contra el gobierno (ENRE - SEC. ENERGIA - Mº DE PLANIFICACION - DE VIDO - CFK), hemos podido darnos a conocer, recibir adhesiones de medios virtuales, ofrecimientos personales "para hacer algo", se ha organizado (el sábado pasado) una concentración de usuarios en queja en Don Torcuato y, especialmente, hemos perforado el "silencio de negra" impuesto o autoimpuesto de parte de los medios masivos de comunicación:

a) Ayer presentó una nota "Crítica de la Argentina "
b) Hoy Acusaron recibo Clarín y La Nación y parece que también algunos canales informativos (Crónica TV adelantó que no iban a tratar el tema. Veremos, contesto)
En honor a la brevedad, no me explayo más sobre el tema, lo que quiero decir es que he aprendido que hoy, la cosa no pasa por banderas de otrora, sino por problemas presentes, reales y concretos.

Nunca pensé en esta receptibilidad. Es así, en base a esta pequeña experiencia, es que puedo decir, que no hay que llorar por la leche derramada y sí accionar, en forma concreta sobre temas puntuales.

Acá por lo visto no va a haber un lugar llamado Armagedón; la Gran Batalla no se va a dar.

Esta es una lucha de largo aliento, con múltiples escaramuzas, pero inevitablemente se va a cosechar - cuando el día aclare - lo que se sembró.

Estos gobernantes enfermos de poder y de resentimientos; ofendidos porque el pueblo no los sigue ciegamente; corruptos e incapaces, tratarán de salirse con la suya (como intentaron / intentan hacerlo con el tema de las retenciones agropecuarias), pero el talón de Aquiles de esta asociación ilícita, es que necesitan mentir para perdurar y en política la mentira es pecado mortal.

En esta vuelta no van a salir por la puerta de servicio, ni por la azotea, ni van a ser estigmatizados, ni escupidos, como otros inquilinos de la Rosada , sino que van a entrar a un lugar con mucha seguridad y, espero, que no salgan más.

Segunda etapa
En este mes, de hecho, entré en tema. En el tema energético y en el tema político; los dos temas que están muy interrelacionados:

¿Acaso no se perdieron en el camino un préstamo del Banco Mundial para mantenimiento del sistema eléctrico argentino, en cierto “honorable” gobierno democrático?

¿Acaso no hay fluidas y aceitadas relaciones entre el sector público y el privado del área energética? El Mal ¿qué se propone?:

1. Consolidar su poder, en base a una economía sólida y particular.

2. Fortalecer el estado mediante impuestos confiscatorios al mejor estilo de Stalin.

3. Neutralizar cualquier intento de oposición cierta a sus objetivos básicos.

4. Atomizar a los argentinos al máximo, para que no puedan conformar una posición de fuerza que se les oponga, a través de impuestos, de dobles mensajes, de tergiversación de términos, de confusionismo, etc.

Es por ello, que he decidido no “engancharme”, en consejos de abogados, ni de defensores varios; tampoco en entrar en el juego desgastante de presentar notas, copias, sellos, etc., etc., etc., en distintas oficinas de distantes lugares.

El segundo vencimiento de mi factura, es el próximo viernes 16 /ENE y no la pienso pagar; así llanamente: ni pago parcial, ni pago en queja. NO PAGO ES MI CONSIGNA (…) y después veremos (…).

Particularmente, no tengo problemas en transportarme en el tiempo y aterrizar en 1810, o antes. Después de todo, Platón, Aristóteles, Santo Tomás, Calderón de la Barca , los enciclopedistas, escribieron bastante y si no estoy equivocado no tenían electricidad, ni nadie que les quisiera robar mediante algún papelito llamado factura. En esto no doy consejos, ni pido seguidores. Sólo considero que doy testimonio de lucha.

Noticias relacionadas

Xavier Domenech, ni una cosa ni la otra

Perfiles

Reinicio del Sporting

La plantilla del Sporting representa también a Gijón

Penumbras cuánticas

La farándula nos hipnoyiza si no prestamos atención a las conexiones perversas que subyacen

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris