Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

No debe ser nunca una mirada miope

Jesús Martínez Madrid
Redacción
martes, 20 de enero de 2009, 08:24 h (CET)
Hay quien dijo que en nuestro mundo ya no existían los hechos, sólo las interpretaciones. Con la victoria del demócrata Barac Obama se produjo demasiada carga de política simbólica y demasiado poco realismo en algunas de esas interpretaciones. Encaja en la lógica del gobierno de Zapatero aprovechar estas victorias ajenas para proponer mejores relaciones con el gobierno americano, pero los deseos no deben confundirse con la realidad, lo que hay que hacer es trabajar el día a día.

Por otra parte, la identificación entre la propuesta de Obama y el progresismo radical, que algunos medios hacen en España, no hace cuentas con la realidad. Para los americanos este cambio supone un renovado ejercicio de confianza, una novedad frente a la compleja y muy desgastada trayectoria de la administración Bush, pero sobre la base de la unidad nacional y de sus principios fundacionales.

Para la izquierda cultural española, sin embargo, esta es la ocasión de vender un mito, en un momento en que las encuestas indican un presumible empate técnico entre el PSOE y el PP, un empate en la desorientación sobre cómo afrontar el futuro, más que otra cosa. Pero conviene advertir que la mirada al sueño americano no debe ser nunca una mirada miope, y menos aún ideológicamente interesada.

Noticias relacionadas

Control de armas en EE.UU.

Los estudiantes sobrevivientes de la masacre de Florida muestran el camino a seguir

Cuidadín, cuidadín

Cada vez cuesta más trabajo hablar o actuar sin correr el peligro de ser perseguido sañudamente por los vigilantes de lo políticamente correcto

A la calle sin motivo

El colectivo de profesores interinos de Asturias está formado por miles de trabajadores

¿Fútbol?

Esta semana, Bilbao se convertía en el nuevo escenario de batalla campal que enarbolan los equipos de fútbol. Su víctima —directa o indirecta—, Inocencio Alonso, ertzaina

La dudosa salud de nuestra democracia

¿Cuándo tendremos políticos que piensen en el bien común?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris