Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tercera puerta   -   Sección:   Opinión

Garoña, ¿otra prórroga más?

Xabier López de Armentia
Opinión
martes, 20 de enero de 2009, 08:01 h (CET)
El año 2009 será importante por varias razones. Veremos las consecuencias de una galopante crisis que se agudiza día a día; veremos si el discurso de “cambio” de Barack Obama es tal, o simplemente fachada; veremos si Israel sigue quebrantando resoluciones de Naciones Unidas y pisoteando derechos humanos, personas y niños, como si de barro se tratase; veremos muchas cosas este año.

De todas las cosas que nuestros ojos verán y nuestros corazones sentirán, existen dos cosas que merece la pena recordar, sobretodo, por su importancia para el futuro de todos los vascos y vascas. Ambas situaciones están ligadas entre si. Hablamos de las elecciones al Parlamento Vasco, en marzo, y la prorroga de la Central Nuclear de Garoña, en mayo.

Estas situaciones van ligadas, porque el futuro Lehendakari, tendrá que defender los derechos de todos los vascos y vascas. Y defenderlos significa exigir el cierre de una Central que lleva en actividad 40 años. 10 años mas de los que especificaba su licencia.

Garoña es la Central Nuclear en activo más antigua de todo el Estado español. Inaugurada allá en 1969, en un municipio que da nombre a la misma. Una Central Nuclear, lejana para algunos políticos, de grandes núcleos urbanos, cercana sin embargo a mi parecer (a 30km de Miranda de Ebro; 60km de Vitoria-Gasteiz; 90km de Burgos y Bilbao; 110km de Donostia-San Sebastián y Pamplona-Iruñea). Esta central corresponde a las centrales de “primera generación”. Centrales anteriores incluso al famoso accidente de la planta de Three Mile Island (Pennsylvania, EE.UU.), por lo que riesgo aumenta a la par que la incertidumbre de la población sobre la gestión de una energía con tantos riesgos. Este tipo de centrales nucleares, hoy en día, tienen denegada la autorización para operar en Estados Unidos por ejemplo. Consideradas tecnología obsoleta y de mayor riesgo.

Garoña es sinónimo de prórrogas y más prórrogas. La central tenía que haber cerrado sus puertas en el año 1999, tal y como especificaba en su licencia. A pesar de estar la inmensa mayoría de la población de sus alrededores en contra; a pesar de los continuos pronunciamientos del Parlamento Vasco exigiendo su cierre; a pesar de existir un plan para la recolocación laboral de todas aquellas personas que trabajan y “dependen” de la Central Nuclear de Garoña; a pesar de todo... Garoña sigue en activo mientras escribo estas palabras.

A pesar de todo, la prórroga llegó en 1999 y ahora nos encontramos en 2009 con una incertidumbre aún mayor. Esta incertidumbre viene porque la empresa que gestiona la central, Nuclenor, ha vuelto a pedir una prórroga más, hasta 2019, y porque el PSOE no sólo ha dicho que no vaya a conceder esta prórroga, sino que todo apunta a que se la van a volver a conceder con todo lo que ello supone.

Esto supone riesgo, sufrimiento e incertidumbre para una población que en caso de desastre nuclear padecerá con creces la dejadez de sus políticos. Y, ¿Por qué sucede esto? ... por intereses económicos, como siempre. Todo se resume a dinero y más dinero. Garoña tiene 40 años de vida y está ya amortizada por lo que el kWh producido es muy barato y se vende a un precio tres veces más alto en el actual mercado liberalizado.

Mentira tras mentira:
Si la hipocresía y el engaño fueran dones, el PSOE tendría muchísimos dones. Si comparamos los discursos de los dos últimos gobiernos estatales, el PP en ningún momento habló de cerrar Centrales Nucleares, ni de no otorgar nuevas prorrogas a las actuales. Por tanto, teníamos claro que el PP apostaba por la energía nuclear. En cambio, si analizamos el discurso del PSOE vemos como en las dos ultimas elecciones generales, y sus correspondientes programas, figuraba el cierre progresivo y gradual de las Centrales Nucleares, y sobretodo, la NO concesión de prórrogas a las más antiguas.

Si nos centramos en el “caso Garoña”, el PSOE estaba claramente a favor de cerrar esta Central Nuclear a lo largo de los años, incluyéndolo en sus programas electorales, votando a favor en pronunciamientos en el Parlamento Vasco, en las Diputaciones Forales y demás instituciones que tratasen el tema, hasta el 2004. El año en el que el PSOE accedió al poder, sus promesas, sus palabras, sus protestas se volvieron papel mojado. A mi parecer estos hechos encajan perfectamente con la definición que tengo por el término “hipocresía”.

En 2007, frente a las Elecciones Municipales y Forales su posición era la de cerrar la Central Nuclear de Garoña, y una vez más, han vuelto a cambiar su parecer. Esta actuación, ya no la podemos considerar como hipocresía, sino que va más allá. Esto se llama “engaño”, por decirlo de una manera suave y dulce para todos los oídos.

De todos modos, a estas alturas no me sorprende ninguna cosa que lleve el subtitulo “PSOE”. Nos tienen acostumbrados a cambiar de parecer en temas tan importantes como este que nos ocupa. No es, ni será la primera vez que el PSOE “engaña” a sus votantes, a todos los vascos y vascas. ¿Este es el cambio que anuncian?.

En Madrid, estando en la oposición dijeron una cosa, y cuando llegaron al poder, corrompidos tal vez por la avaricia, han cambiado su forma de pensar y de actuar en muchísimos temas. Ahora en Euskadi hablan de cambio, pero pregunto yo, ¿Cambio para qué?, ¿Para hacer lo mismo que han hecho en Madrid?. ¿Prometer y prometer, y no cumplir sus promesas electorales?.

Estas palabras no pretenden ser un debate sobre “Energía Nuclear SI; Energía Nuclear NO”. Sólo entro a analizar la cantidad de promesas incumplidas que se han arrojado sobre este tema, la cantidad de prórrogas que se otorgan, y la cantidad de vidas humanas que están en juego. Mientras leemos estas palabras son las poblaciones circundantes y el medio ambiente quienes sufren los efectos de la explotación de Garoña.

En marzo, no sólo nos jugamos un Parlamento Vasco, nos jugamos que nuestros representantes defiendan nuestros derechos, y nuestras expresiones. La ciudadanía ha dicho NO a la Central Nuclear de Garoña, y por desgracia, también sabemos lo que ha dicho el PSOE.

...Cerremos Garoña, y no corramos riesgos inútiles...

Noticias relacionadas

Xavier Domenech, ni una cosa ni la otra

Perfiles

Reinicio del Sporting

La plantilla del Sporting representa también a Gijón

Penumbras cuánticas

La farándula nos hipnoyiza si no prestamos atención a las conexiones perversas que subyacen

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris