Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

Las Naciones Unidas y sus holocaustos

Mario López
Mario López
sábado, 17 de enero de 2009, 22:27 h (CET)
Una de las más despreciables acusaciones que se nos hace a los que denunciamos el holocausto de Gaza es que no atendemos a otros dramas mayores que en el mundo se están produciendo. Valga esta carta para demostrar lo equivocados que están los que así nos critican. Una orgía de eunucos. Eso es lo que es una reunión de la ONU. En esta vida si algo ha quedado sobradamente acreditado es la inoperancia de los organismos internacionales a la hora de impedir los genocidios. En este mundo y en este instante se cuentan por decenas los holocaustos que se están llevando a cabo; siempre con las mismas víctimas: los parias de la tierra.

Y detrás de todo conflicto siempre está la mano negra del vil metal. Vil metal que, por ejemplo, en Congo se llama coltan (columbita y tantalita) y al que, bajo ningún concepto, las empresas ALCATEL, COMPAQ, DELL, ERICCSON, HP, IBM, LUCENT, MOTOROLA, NOKIA, SIEMENS, AMD, AVX, EPCOS, HITACHI, INTEL, KEMET, NEC y otras cuantas piensan renunciar, así tengamos que masacrar a toda la población congoleña. Si es usted cliente de alguna de estas empresas, ya sabe a qué está jugando. El ejército ruandés traslada en camiones el mineral a Kigali, capital de Ruanda, donde es tratado en las instalaciones de la SOMIRWA (Sociedad Minera de Ruanda). Los últimos destinatarios son Estados Unidos, Alemania, Holanda, Bélgica y Kazajstán. La compañía SOMIGL (Sociedad Minera de los Grandes Lagos), que tiene el monopolio en el sector, es una empresa mixta de tres sociedades: AFRICOM (belga), PROMECOM (surafricana), PROMECO (ruandesa) y COGECOM (surafricana). Entrega 10 dólares por cada kilo de coltan exportado al movimiento rebelde RCD (Reagrupación Congoleña para la Democracia) que cuenta con 40000 soldados, apoyados por Ruanda. En resumidas cuentas, las llamadas democracias liberales, los países defensores de los derechos humanos y las libertades, con la inestimable colaboración de Ruanda y Uganda, masacran a los congoleños y, al mismo tiempo, les roban sus recursos naturales. Han muerto ya más de dos millones de personas, mártires de las nuevas tecnologías para cuyo desarrollo el coltan es imprescindible. Pues si a usted le parece caro su móvil o su portátil, imagínese qué es lo que les parecerá a los ciudadanos de Congo. Lo dicho, la ONU es una orgía de eunucos y nosotros sus padrinos complacientes.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris