Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Los bienes de la crisis global

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
sábado, 17 de enero de 2009, 07:51 h (CET)
Muy fácil es ceder al pesimismo y catastrofismo al ver y experimentar las consecuencias terribles y negativas, reflejadas en los diversos medios, por la crisis global que se nos viene encima y que afectará a millones de seres humanos. Como contrapunto a una visión exclusivamente negativa, no estaría mal reseñar también algunos aspectos positivos, que en cierto modo justificarían la verdad del dicho popular:”No hay mal que por bien no venga”. He aquí algunos:

1-La visión de las necesidades y desgracias ajenas nos harán mucho más sensibles al sufrimiento de aquellos que luchan por la mera subsistencia.

2-Se abrirá paso con fuerza la verdad, un tanto olvidada de que todos los hombres de cualquier raza, clase, cultura, religión que sean, forman una sola familia humana.

3-Se desbordará la generosidad de los países del primer mundo y se abrirán cauces nuevos para compartir y socorrer a los más pobres de entre los pobres de la Tierra

4-Se apreciará y valorará de verdad lo que es la solidaridad real, universal, sin barreras, para dar lugar a una nueva visión de Humanidad. (Nueva Humanidad).

5- Un referente de 1ª magnitud será la Palabra de Dios en la Biblia y sobre todo citas de Cristo en el Evangelio, que nos impulsarán a cambiar de ideas y de vida..

6- Habrá frutos de auténtica conversión, hacia Dios, autor de todo bien y hacia los hombres más pobres y menos favorecidos de la vida.

7- Habrá recortes millonarios en los presupuestos de los estados, autonomías, de sociedades, instituciones, familias, de armamento militar, de multinacionales, de gastos suntuosos y superfluos, convencidos que se puede vivir con menos.

8-Se darán casos de inseguridad ciudadana ( robos, atracos, muertos etc.). Encauzados éstos, será posible la Paz global anhelada ,fruto de mayor Justicia.

9-Muchísima gente encerrada en su egoísmo, se abrirán ejemplarmente al AMOR verdadero y experimentarán lo que es auténtica Felicidad..

10-No faltarán estímulos institucionales, eclesiales, estatales, familiares y personales, para el desprendimiento de bienes superfluos. Pasaremos de una era materialista a otra idealista y altruista.

La lista queda abierta a la iniciativa de todas las personas de buena voluntad y gran corazón que quieren un mundo mejor. No hay imposibles si lo hacemos todos unidos.

Noticias relacionadas

Un PSOE con síntomas de totalitarismo. Primarias en el PP

Sánchez ha decidido gobernar a decretazos, dispuesto a copar, en favor suyo, los medios de información españoles. El PP debe renovarse y prescindir de aquellos que lo han llevado al desastre

Hijos

Sigo manteniendo mi reflexión de siempre: “los hijos no los educamos… nos imitan”

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XVIII)

(...)el Opus Dei no reunía las cualidades que el Derecho canónico atribuye a las Prelaturas Personales

Cuatro palabras que cambiaron el curso de la historia

¿También bebés?

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XVII)

¿Dónde está la responsabilidad personal de quienes controlan empresas, fundaciones y sociedades mediante testaferros?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris