Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Abu Ghraib en Paraguay

Luís Agüero Wagner
Redacción
sábado, 17 de enero de 2009, 07:51 h (CET)
Aunque los militares paraguayos todavía no rindieron cuentas por los delitos de lesa humanidad que cometieron durante la dictadura, resurge la Tortura con fuerza en el Paraguay de Fernando Lugo, de la mano de los operativos de extensión del Plan Colombia en este país.

La impunidad de un pasado de brutales represiones y violaciones de derechos humanos incentiva el resurgimiento de estas prácticas, arraigadas con la dictadura y que llegaron a su cúspide bajo el gobierno de Alfredo Stroessner.

Miles de ciudadanos paraguayos fueron desaparecidos, torturados y descuartizados en ese tiempo. Luego los tiraron en el Río Paraná y a otros los tuvieron en las mazmorras por más de 20 años.

Actualmente asistimos al recrudecimiento de estas viejas prácticas, sobre todo en San Pedro, con el establecimiento del PLAN Colombia de la mano de los acuerdos entre Lugo y Alvaro Uribe.

ABU GHRAIB EN PARAGUAY
El diario La Nación de la capital paraguaya denuncia torturas a detenidos por un supuesto ataque a un puesto militar, establecido sin pudor en el predio de la estancia de una brasileña. Ver:

http://www.lanacion.com.py/noticias-224025.htm

La nota denuncia que los detenidos el domingo en Nueva Fortuna y luego trasladados a Tacuatí fueron torturados por militares por varias horas, según denunciaron los hermanos Alcides y Héctor Martínez, en la Fiscalía de Horqueta.

Según declararon, fueron torturados con hules negros que les metían por la cabeza y realizaban como un torniquete por el cuello y golpes varios en diferentes partes del cuerpo.

"Querían que les digamos dónde estaban los fusiles del destacamento y nosotros pico dónde vamos a saber", dijo Alcides quien denunció que él fue uno de los torturados. "Me taparon los ojos, me pegaron en el estómago, en la cintura", mencionó.

El trato incluyó también golpes en la cabeza y vejaciones al estilo de Abu Ghraib, luego amenazaron con introducirle una linterna en el recto.

"Eran de tres a cuatro militares, quienes constantemente insistían que digamos quienes quemaron la unidad de Tacuatí, y amenazaban que iban a matar a mi padre si no hablaba", relató Alcides Alcides Martínez.

MILITARIZACIÓN, TORTURAS Y MÁS MILITARISMO

Como un cóctel de militarización, Torturas y más imperialismo podríamos definir al gobierno del obispo Fernando Lugo, que la ingenua izquierda latinoamericana respaldó haciendo de furgón de cola de las fundaciones derechistas del imperio.

Hoy los diarios paraguayos hablan del mayor despliegue militar en el país desde 1947, superando incluso las cuatro décadas de la dictadura de Alfredo Stroessner:

www.ultimahora.com/notas/187073-El-mayor-despliegue-desde-1947

La "prensa libre" también menciona, indiferente y con un todo de descalificación, los casos de torturas registrados con el operativo militar, enmarcado en los acuerdo Lugo-Alvaro Uribe.

MÁS IMPERIALISMO
Decía un tribuno que todos los problemas causados por exceso de libertad en política se solucionaban con más libertad, algo que en Paraguay se aplica en sentido contrario.

Los dirigentes del "nuevo" Paraguay se han convencido de que todos los problemas causados por el imperialismo, se solucionan con más imperialismo. No cabría esperar otra cosa, si se considera que la mayoría de los integrantes del gabinete del obispo se encuentran vinculados a la embajada norteamericana:

La Fantochada de Falsa Izquierda del obispo Fernando Lugo llegó al Ultimo Acto, y el baile de mascaradas terminó con el descubrimiento de las verdaderas caras del "Cambio" en Paraguay: la militarización, el regreso de las torturas de la época dictatorial, y más penetración del imperio.

Mientras los militares realizan su faena represiva en el interior del país, Michael Fitzpatrick se reunió ayer con el obispo Fernando Lugo para establecer los lineamientos a seguir por el Paraguay en la "nueva" era. A pesar de tanta alharaca, es evidente que poco ha cambiado el relacionamiento entre Paraguay y el Imperio, que sigue enviando a sus procónsules a decir lo que se debe hacer.

"Estamos hablando también de los últimos esfuerzos del gobierno americano actual para terminar esta semana si es posible todo lo necesario para concretar el Programa Umbral 2 que va a tomar presencia en Paraguay en estos meses, formalmente va a ser en el orden de los 30 millones de dólares el apoyo americano, para la lucha anticorrupción y contra la impunidad aquí en Paraguay", expresó el encargado de negocios norteamericano.

El Plan Umbral es una herramienta de penetración de Estados Unidos en Paraguay, con la cual se infiltra en las instituciones por medio de supuestas donaciones.

Fernando Lugo ha anunciado que se mantendrá la política de sometimiento al imperio nortemericano en Paraguay.

Una vez más el imperio norteamericano vuelve a hundir sus garras en el Paraguay, esta vez con la coartada de una supuesta donación de 30 millones de dólares para el llamado "Plan Umbral 2" dirigido supuestamente a " combatir la corrupción y la impunidad" en Paraguay, según lo anunciado por Michel Fitzpatrick, encargado de negocios de Washington.

De esta manera, con donaciones que no son tales, el gobierno estadounidense penetra cada vez más las instituciones paraguayas, que no pueden reaccionar por la dependencia de estas dádivas.

Un tema donde esto es especialmente notorio es en el supuesto combate al narcotráfico, que en Paraguay se enfoca contra una planta considerada por muchos inofensiva e incluso medicinal, el cannabis.

ESPERANZAS SEPULTADAS BAJO LAS BOTAS MILITARES
Si algo ha logrado el obispo Fernando Lugo con la militarización emprendida en las áreas rurales del Paraguay y el continuismo de las políticas obsecuentes a los designios de Washington, es sepultar sus promesas y las esperanzas bajo las botas militares.

Una vez más, con el Plan Colombia instalado en las zonas rurales más conflictivas del país, el terror en las masas campesinas dibuja su sombra sobre el Paraguay, como en los buenos tiempos del Plan Cóndor, esta vez con reminiscencias de Abu Ghraib.

Noticias relacionadas

Xavier Domenech, ni una cosa ni la otra

Perfiles

Reinicio del Sporting

La plantilla del Sporting representa también a Gijón

Penumbras cuánticas

La farándula nos hipnoyiza si no prestamos atención a las conexiones perversas que subyacen

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris