Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   La Bombonera   -   Sección:  

Como antes

Manolo Monfort
Manuel Monfort
jueves, 15 de enero de 2009, 06:13 h (CET)
¿Cuántas veces ha llegado a nuestro oído que el fútbol ya no es como antes? Que antaño la esencia de un estadio de fútbol dibujaba más pasión, que si había más rienda suelta al ataque desenfrenado en lugar del tan arraigado orden táctico.

¿Y cómo era el fútbol antes? La especulación, prácticamente, no existía. No había otro estilo que no fuera marcar como mínimo un gol más que tu rival para llevarse el gato al agua. He aquí los resultados tan abultados que se veían. Todos querían ser atacantes, ser defensa era una función secundaria ya que tan sólo importaba marcar goles y esa era la razón de ser.

Los más viejos del lugar convierten su voz en una señal de protesta de forma que antes iban a un estadio y no sabían lo que era el aburrimiento. No en vano, señalan también que actualmente muchos equipos salen a defenderse y a dejar pasar el cronómetro, provocando los bostezos del respetable. Y por último, una reflexión interesante que señala que antes los partidos eran a cara de perro y que ahora hay demasiado dinero metido en el fútbol (este último no lo discuto).

Pero de vez en cuando el fútbol, ciencia muy caprichosa esta, delata alguna versión antológica de lo que es este deporte en su cauce máximo de espectáculo. Esto es lo que sucedió el sábado pasado. El lugar, Valencia. El estadio, Mestalla. Y los impulsores, Valencia CF y Villarreal CF. Ambos ofrecieron un partido de los que se veían antes.

Fue toda una obra de arte dibujada en un esférico. Un balón que fue azotado por los veintidós presentes de manera alocada, sin control alguno y a un ritmo más que vertiginoso. Todo un partidazo escrito en mayúsculas. Se citaron los goles, un total de seis repartidos a partes iguales, donde no faltó tampoco ese extra que ofrece la remontada.

Pero la pócima indispensable la pusieron ambos contendientes. Dos estilos marcadamente ofensivos, dos entrenadores que no disimulaban su anhelo por los tres puntos, varias formas conjugadas en un solo tiempo verbal: atacar, atacar y atacar durante los noventa minutos. Pudo ganar cualquiera, pero no mereció ganar nadie simplemente porqué los dos lo merecieron.

El inicio ya fue vertiginoso, primer minuto de juego y primer gol. Cabezazo de Baraja y apoteosis en Mestalla. Al minuto 10 Villa puso el 2-0. Parecía ya un triunfo fácil, pero no. El Villarreal pese a ir dos peldaños por debajo no se desmoralizó, dos tiros a la madera avisaron de que no se le podía dar por muerto. El partido era un ida y vuelta en cada área. El Valencia quería más y ahora fue Silva quien se topó con la madera. Pero, finalmente las ganas de arreglar el desaguisado se hicieron realidad para los de Pellegrini. Gol de Fuentes en vísperas del descanso, gol a la esperanza e invitación a soñar con la remontada.

La segunda parte prometía y no defraudó en nada. Salió mandando el Valencia, pero la salida de Pirès mejoró a un Villarreal que se vio beneficazo con el gol de Llorente. Lo que vino a continuación fue la locura en tan sólo siete minutos, del 2-1 se pasó al definitivo 3-3. Edú volvió a adelantar al Valencia, pero Rossi de penalty maquilló una noche de gran fútbol.

Sin duda, uno de los mejores o sino el mejor partido de la temporada hasta la fecha. El derby de la Comunidad Valenciana peinó a sus dos representantes y ambos demostraron su calidad. En ataque muerden y tienen una gran pegada, gotas de calidad en el centro del campo. Aunque, si bien, en defensa…ahí ya no tan bien, una asignatura pendiente de Pellegrini y Emery.

No es que el fútbol de antes sea mejor que el de ahora. No en vano, este deporte, al igual que ha ocurrido con la humanidad, también ha evolucionado y eso siempre es bueno. Pero, de vez en cuando se agradece un desmelenamiento como el que nos ofrecieron Valencia y Villarreal, sin tácticas, sin orden y todos al ataque. ¿Acaso alguien se aburrió? ¡Gracias a los dos equipos por habernos ofrecido tal espectáculo!

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris