Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Momento de reflexión   -   Sección:   Opinión

¿El ateismo hace bueno al hombre?

Octavi Pereña
Octavi Pereña
jueves, 15 de enero de 2009, 06:09 h (CET)
Durante las pasadas fiestas navideñas, en Washington, la asociación Humanista Americana (AHA), fundada en el año 1941, que trabaja para “conseguir el máximo bien para la humanidad, sin la necesidad de tener creencias sobrenaturales”, ha lanzado una campaña publicitaria en los autobuses en donde afirma: “¿Por qué creer en Dios? Sé bueno por el mero hecho de serlo”. Una campaña parecida, quizás, cuando se publique este escrito, se habrán hecho en Barcelona, Madrid y en otras ciudades españolas. Según Roy Speckhardt, director ejecutivo de la Asociación “no se necesita a ningún Dios para ser bueno”. Al margen de los autobuses, una pancarta invitaba a celebrar el “solsticio de invierno”, en Washington.

Parece ser que AHA tiene una venda en los ojos. ¿Cómo pueden pensar que el ser humano es bueno “por el mero hecho de serlo”? ¿Es que tienen una biga en el ojo que no les deja ver lo que sucede a su alrededor? Aunque a los ateos no les guste que se cite la Biblia, pienso que es muy oportuno en estos momentos actuales caracterizados por los escándalos financieros y la corrupción política, citar un texto bíblico que no precisa de comentario alguno para entenderlo: “¡Ay de mí! Porque estoy como cuando han recogido los frutos de verano, como cuando han rebuscado después de la vendimia, y no queda racimo para comer, mi alma deseó los primeros frutos. Faltó el misericordioso de la tierra, y ninguno hay recto entre los hombres, todos acechan por sangre, cada cual arma red a su hermano. Para completar la maldad, con sus manos, el príncipe demanda, y el juez juzga por recompensa, y el grande habla el antojo de su alma, y lo confirman” (Miqueas,7:1-4).

La AHA se contradice cuando afirma que se puede “conseguir el máximo bien para la humanidad” sin tener necesidad “de creencias sobrenaturales”, cuando pie que se celebre el “solsticio de invierno”. Es obvio que pedir que se celebre el solsticio de invierno es lo mismo que solicitar que se adore al dios sol, el astro que da calor a la Tierra y que permite que la vida florezca en ella. Según el apóstol Pablo adorar al sol significa traspasar la adoración que se debe al Creador a la criatura. Este cambio tiene sus efectos negativos que el mismo apóstol detalla en Romanos,1:18-32, que resumimos en una pincelada: “Por lo cual también dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencia de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos” (v.24).

La ética atea que proclama la Asociación Humanista Americana no puede hacer bueno al hombre. Tampoco lo consigue la religión que se basa en hacer cosas buenas y evitar las malas. Sólo Cristo tiene el poder de conseguirlo. El problema insoluble de la calidad moral del ser humano se resuelve si se le da a Cristo la oportunidad de manifestar que lo que promete es cierto.

Noticias relacionadas

Xavier Domenech, ni una cosa ni la otra

Perfiles

Reinicio del Sporting

La plantilla del Sporting representa también a Gijón

Penumbras cuánticas

La farándula nos hipnoyiza si no prestamos atención a las conexiones perversas que subyacen

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris