Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

Una entente PSOE-PODEMOS, lo peor para una España unida a la UE

“Hoy día la democracia tiene mucho más que temer de las perversiones o desvíos del proyecto democrático que vienen del interior” Tzvetán Todorov
Miguel Massanet
domingo, 7 de febrero de 2016, 03:11 h (CET)
Bien, señores, dicen que más vale una imagen que mil palabras y, en estos patibularios tiempos que corremos, no nos podemos quejar de que, en cuanto a imágenes y hechos singulares, la verdad es que no vamos escasos y, lo mismo podríamos decir, en cuanto a los sobresaltos o respingos que, sin compasión hacia nuestros cuitados corazones, algunos que presumen ser los que tienen la llave de la felicidad y bienestar de los españoles, parecen empeñados en tenernos en tensión, con sus procedimientos, planes, ocurrencias, despropósitos y populismo que, si alguien no lo remedia, van a lograr que los ricos sean pobres y los pobres… sigan siéndolo. Lo que ocurre es que, si tenemos que atenernos a lo que está sucediendo en aquellas ciudades en las que, con apoyos de otros partidos constitucionales y democráticos, que serían difíciles de explicar, estos autodenominados progresistas de los gobiernos izquierdistas encabezados por Podemos, hayan podido conseguir hacerse con las alcaldías y las instituciones de determinadas autonomías; es posible que pudiéramos tener una idea aproximada de lo que le sucedería a nuestro país si, por azares del destino, estas gentes pudieran acabar por hacerse con el poder del gobierno de la nación.

Lo primero que observamos es que, en lugar de atacar la pobreza, de mejorar el estado de las ciudades o de conseguir que se cree empleo dentro de sus respectivos municipios o comunidades; ha sido que hayan preferido empezar estableciendo prohibiciones, limitaciones de las libertades individuales y obstrucción a la libre iniciativa. Ejemplos evidentes la absurda moratoria turística de la señor Colau, flamante alcaldesa de Barcelona, que ha afectado al sector turístico, sin parar mientes si estaba dentro de sus facultades hacerlo ni tener en cuenta las consecuencias económicas que para Barcelona, sus habitantes, y su comercio podría tener, precisamente en verano, paralizar la puesta en marcha de una serie de establecimientos hoteleros y de restauración que, con los permisos en regla, estaban dispuestos a abrir sus puertas para aprovecharse del turismo extranjero y nacional que, con tanta abundancia, visitaba la ciudad condal. Esto sí, subir al poder estos neocomunistas y empezar a aumentar la plantilla de funcionarios, ha sido una de las primeras consecuencias de su propensión al clientelismo, nepotismo, amiguismo y toda la serie de ismos que indican el uso absolutista y antidemocrático del poder a la hora de contratar, por el sistema de “a dedo”, a los funcionarios que hubieran debido ser captados por el sistema de concurso u oposición pública, donde venciera el mejor y más capacitado para el cargo en cuestión.

La señora Carmena, otra de las marcas blancas de Podemos, no ha querido quedar atrás y aparte de varias tonterías, como pedir que los niños recogieran colillas o que las madres de los alumnos limpiaran las aulas del colegio de sus hijos, ha demostrado algo que es muy característico de esta izquierda maleada que tenemos en España: siguen manteniendo el rencor acumulado, a los 75 años de la finalización de la Guerra Civil, contra los que la ganaron y, aún más, contra los hijos y nietos de los nacionales que participaron en la contienda. Una prioridad de esta alcaldesa de Madrid viene siendo el iniciar una venganza en contra de los vencedores de aquella guerra y, como le es imposible cebarse físicamente en ellos, emplea el sistema que le permite la circunstancia de ser la regidora de la capital de España: hacer que sus esbirros arranquen de las calles todos aquellos rótulos que tengan relación con el franquismo o de aquellas personas, involucradas o no en aquel régimen, que hubieran destacado por cualquier actividad política o en cualquier otra disciplina profesional, artística o social, en la época en la que, el general Franco, gobernaba en España y, por cierto, supo mantener a nuestra nación fuera de las garras del comunismo internacional y de la II Guerra Mundial, a pesar de los esfuerzos que hizo Hitler para convencerle de lo contrario; algo que, ahora, por desgracia, nadie parece reconocer dando muestra del sectarismo y falta de objetividad de muchos de los que hoy ostentan el poder.

Otra de las proezas de esta jueza del tercer turno metida en política, ha sido impedir que el grupo chino Wanda, que compró el Edificio España al banco Santander, en el año 2014, pudiera llevar a cabo las reformas que precisaba el edificio para albergar hoteles, cafeterías, restaurantes y comercios; oponiéndose, primero a que se modificara la fachada del edificio, y cuando consiguió que el grupo asiático consintiera en ello, comenzó a ponerles otras condiciones que, al parecer, han acabado con la paciencia del magnate Wang Gianlin, uno de los hombres más ricos del mundo y propietario del primer grupo inmobiliario del mundo quien, según informaciones de la prensa, ha tirado la toalla y está buscando comprador para el edificio por el que pide 265millones de euros. Una operación que se estima reportaría para Madrid y su zona de influencia 6.200 empleos y una inversión de 700 millones de euros. Todo ello perdido por la falta de flexibilidad de una alcaldesa, sin el menor sentido de lo que le conviene al pueblo madrileño y lo suficientemente anticapitalista para permitir que algo tan beneficioso para nuestra nación quedara convertido en agua de borrajas.

El señor Sánchez visitó al primer ministro portugués, señor Costas, suponemos que para aprender de lo que hacía su compañero socialista en Portugal. Pues ya debiera haber aprendido para hacer precisamente lo contrario de lo que hizo Antonio Costas, si queremos hacer caso de los resultados de su política para el pueblo portugués. Lo cierto es que, esta coalición de izquierdas que gobierna el país vecino, ya ha tenido que encajar la advertencia de de la CE, el BCE, el FMI, que se han pronunciado muy negativamente en contra de los proyectos de PGE que les fueron presentados por el gobierno portugués (pacto de izquierdas). Ante este rechazo y la imposibilidad de que les cuadren las cuentas (algo que les sucedería igual a un gobierno de izquierdas con Podemos en España, si se aplicaran sus fórmulas populistas que se estima supondrían un endeudamiento adicional de más de 25.000 millones de euros, en lugar del ahorro adicional que nos exige Buselas, de 8.000 millones de euros, como consecuencia de unas décimas de desvío del Déficit Público español, que los técnicos de Bruselas calculan que se producirá) el gobierno luso ha decidido apretar la tuerca de los impuestos, creando una batería de subidas fiscales de aplicación inmediata, para evitar el desfase presupuestario por encima de lo exigido por las autoridades europeas.

Este incremento de la presión fiscal portuguesa se calcula en unos 400 millones de euros que, al parecer van a recaer sobre las espaldas del sector financiero. No se crean que, lo que sucedería en nuestro país, con el tipo de gobierno de izquierdas que se perfila de una unión PSOE, Podemos, IU, PNV y la abstención de los nacionalistas catalanes, daría unos resultados mucho mejores de los que está dando en Portugal; entre otras razones porque el PCP, es un partido que ya ha gobernado alguna vez su nación, que es un partido que lleva muchos años en la brecha y, por supuesto, tiene una percepción de la democracia muy distinta a la que nos han traído de Venezuela esta tropa de intelectuales, que han colaborado íntimamente con los gobiernos de Chávez y Maduro, contribuyendo, con sus fórmulas totalitarias, a la actual situación de la nación venezolana, al borde de la quiebra y con el desabastecimiento generalizado de todos los productos necesarios para sostener a los ciudadanos, entre otros y motivo de gran preocupación, la falta de medicamentos esenciales para mantener la salud del pueblo.

O así es como, señores, desde la óptica de un ciudadano de a pie, recomendaríamos a todos aquellos que han tenido la debilidad de dejarse impresionar por la oratoria, el desparpajo y la novedad de estos profesores universitarios, que pretenden introducir en nuestro país la revolución bolivariana predicada por Maduro; que, antes de criticar a la derecha, con todos su fallos y corrupciones, fijen su atención en aquellos que nos quieren ofrecer lo que ellos denominan un gobierno de “progreso”, consistente en un calco del que se ha apoderado de Venezuela, de Nicaragua o de Bolivia donde, bajo el aspecto formal de una democracia, lo que en realidad se esconde es la dictadura comunista más totalitaria y la pérdida más vergonzosa de las libertades ciudadanas, controladas de cerca por los esbirros bolivarianos del régimen totalitario que gobierna en dichas naciones. Estamos en peligro de que unos inconscientes, sectarios y obnubilados por deseos de poder, sean capaces de pretender convertir a España en otro de los empobrecidos y oprimidos regímenes totalitarios, al estilo bolchevique. Es preciso evitarlo a toda costa.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Una guerra que nos ocultaron por ochenta y seis años

Hace ocho décadas estallaba una de las primeras guerras encendidas por la chispa del petróleo, que en las siguientes décadas encendería llamas de avaricia imperialista sin precedentes

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XLII)

Lo que siguió a esto fue una querella criminal contra estos sacerdotes del Opus Dei

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XLI)

Poderoso señor es don Dinero

Cuando ruge la marabunta

Este 18 de julio me ha evocado la película de Byron Haskin (1954)

Límites de la justicia

​Discrepamos del enfoque del abogado Carles Mundó, político adscrito a ERC, respecto a las consecuencias del 155 en el cambio de orientación de las perspectivas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris