Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El juez Tirado vs. el juez Ferrín

Rafael del Barco Carreras
Redacción
miércoles, 14 de enero de 2009, 08:23 h (CET)
Aun resultará que el confesado asesino (no existen más pruebas que su autoinculpación) de la pequeña Mari Luz no es el autor, ni de la violación ni del asesinato. O que el lío de la hija de la pareja de lesbianas, hija natural de una de ellas, no es más que un montaje de los grupos, lobbys, dicen, gays o homosexuales, aprovechando las "creencias" del juez Ferrín. Total, la "verdad" se la tragará el griterío.

Que un retrasado mental pederasta se confiese autor se podría asegurar que es más normal de lo que el común de los mortales admitiría. En casos, la autoinculpación es parte del ancestral acervo popular, al igual que el linchamiento, o incluso la no admisión o desilusión por las pruebas que ponen en duda o anulan esa autoconfesión, ¡también pueden ser falsas!

El "antiguo Sistema español", ¡y no tan antiguo!, consistía en el "hábilmente interrogado" que solucionaba el 100% de las denuncias, o casi, y que añadiendo una entregada Prensa, el confesado se convertía en autor indiscutido e indiscutible. La guinda, la sentencia, el dogma. Me negaba a creerlo cuando los etarras, que por los 80 se convirtieron en buenos amigos de cárcel, me lo aseguraban. Confesándose autores de los más de los atentados, se ahorraban torturas, cumplirían igual el tope máximo de condena, y libraban a otros compañeros. Leyes ancestrales con infinitas variantes, pero reales. Tampoco olvidaré a los dos pobres moros acusados de violación que en la enfermería de Brians me juraban ser inocentes. Me encogía de hombros, "todos somos inocentes". Quince años después, el ADN y un culpable real, me convencieron. Uno muerto y el otro quince años de cárcel, ¡peor que la muerte! Mis dos compañeros de causa me repetían que no incordiara con más escritos, nos habían condenado antes de juzgarnos, el dinero en juego pervertía voluntades. Ver www.lagrancorrupción.com.

Si la Sociedad Española parece haber cambiado olvidando ese oscuro pasado, el Franquismo o la peor Transición, palabreja difícil de digerir para quien crea que no ha existido esa Transición a la Democracia, sino que la Democracia Vertical sigue vigente un tanto "humanizada"… estamos donde estábamos… con modas "exóticas" o "progresistas" montando los mismos fiascos que sus "dicen" franquistas oponentes.

De nuevo mi pregunta ¿para cuando el barrido total de nuestro Fascista Sistema Judicial?... que tanto gusta a los "progres" una vez alcanzado el Poder y colocado a sus "jueces amigos" en la cúpula de la pirámide de mando... en cuanto a la Prensa… ya parece que quiebra sola… con solo la ayuda de su entregada adhesión al Régimen, colaborando a los linchamientos y creación de una "opinión pública", no tan entregada como los genios de la política y periodismo se auto convencen.

Noticias relacionadas

La Querulante

Cree que el mundo entero está contra él y por lo tanto se defiende atacando con contenciosos de todo tipo

Tras una elección histórica, comienza el trabajo de verdad

El Partido Republicano aumenta su mayoría en el Senado mientras que los demócratas logran obtener el control de la Cámara de Representantes

Extraños movimientos políticos que alertan de un invierno caliente

“El verdadero valor consiste en saber sufrir” Voltaire

Uno ha de empezar por combatirse a sí mismo

Obligación de vencer ese mal autodestructivo que a veces, queriendo o sin querer, fermentamos en nuestro propio mundo interno

Ataque al museo

Hay colectivos que van a terminar comiéndose las patas, como los pulpos.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris