Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Perspectiva de Levante   -   Sección:   Opinión

PSOE y PP apuntalan el sistema público de pensiones

Domingo Delgado
Domingo Delgado
martes, 13 de enero de 2009, 05:17 h (CET)
Una vez más los incumplimientos, las medias verdades, y las mentiras se dan la mano en la política española de forma unánime con el tema de las pensiones. Desde hace años, se viene diciendo que el sistema podía no sostenerse por la inversión de la demografía española, pues la mayor amplitud de la pirámide poblacional se está invirtiendo, de forma que los cotizantes a la Seguridad Social no tienen un relevo generacional asegurado por la base, y eso puede comprometer la viabilidad del sistema público de pensiones.

Pero sin embargo, siempre se nos había dicho, que con los Pactos de Toledo, en los que se estableció un sistema estable de pensiones públicas, no había el menor peligro de viabilidad del sistema previsto. Incluso se nos dijo en las últimas elecciones que existía un superavit del Estado que implicaba la seguridad de dicho sistema.

No obstante, hemos entrado de lleno en la crisis económica, y en unos meses las reservas del Estado, en cuanto a superavit presupuestario se lo han pulido los subsidios de desempleo, y las cuantiosas inyecciones de dinero al circuito financiero –que aún está por verse llegar a las PYMES y a las familias-, de donde se puede inferir que el sistema de pensiones se ha podido ver resentido por tal reajuste. Y donde había, incluso con superavit, en menos de un año, ha sido esquilmado.

Así las cosas, al parecer, no habría más remedio que convenir una reforma del sistema público de pensiones entre el gobierno y la oposición –según comunicaba un medio informativo nacional-. De manera que han elaborado un proyecto de reforma que supone una reducción de la cuantía de las nuevas pensiones, en orden a un 30%. So pretexto de incluir en el cómputo del cálculo de la pensión, toda la vida laboral, y no únicamente los últimos años, como venía siendo habitual.

Tal es así, que de esta forma se penalizan las jubilaciones en periodo voluntario, ¡qué casualidad…!. Justo cuando le hemos hecho la reconversión gratuita a la banca, la telefónica, aseguradoras, y demás gran patronal, a la que les ha salido casi gratis los reajustes de personal por las famosas prejubilaciones a partir de los cincuenta y cinco años, amen de las que se hicieron en la reconversión industrial de los años ochenta. O la reforma del ejército de los años noventa, que llevó a muchos oficiales y suboficiales jóvenes a retirarse con el 100% del sueldo. Pero claro, tanta prodigalidad, conlleva la necesaria falta de viabilidad del sistema público de pensiones – aunque se puede decir que el reajuste de los militares, no se llevó a cabo con cargo a la Seguridad Social, no es menos cierto, que se llevó a cabo con cargo a los presupuestos del Estado, en definitiva con dinero público. Que en cualquier caso, tanto en ese caso, como en los otros, representa un injusto agravio con los trabajadores en activo, que actualmente tendremos que permanecer trabajando prácticamente hasta el final de nuestros días, con el fin de no serles gravosos al Erario Público.

Ahora se llega a afirmar –“soto voce”- que no están garantizadas las pensiones de los que tienen menos de 50 años, por lo que se ven en la obligación de reformar el sistema, alentándonos a los cotizantes a que contratemos planes de pensiones privados, y a que ahorremos. ¡Qué ironía..!. Después de tanta declaración ampulosa de solvencia del sistema público, y de afirmar que se apostaba por el sector público fuerte del “Estado del bienestar”. Y en cuanto a la invitación al ahorro, para que no quede en sarcasmo, deberían de plantearse medidas de inyección del sistema de pensiones para los que ya difícilmente puedan ahorrar a diez o quince años de la jubilación, con un sueldo que les lleva a fin de mes con escasez.

Si el nivel de seriedad y compromiso solidario con los servicios públicos va a seguir siendo de este calibre, por favor no nos engañen más, dejen de descontarnos las cotizaciones a la Seguridad Social, y que cada uno concierte sus seguros privados, por lo menos al final de sus días no se encontrará con sorpresas, pues de lo que haya ahorrado vivirá. Pues, ¡para este viaje no hacían falta alforjas…! Ahora bien, visto lo cual, parece clara una idea, que si en lo principal – pensiones, educación, defensa, seguridad, justicia, sanidad, etc.- no funciona bien lo público, resulta innecesario un aparato burocrático, y político tan ingente. De forma que se podría pedir un reajuste de lo público a lo estrictamente necesario, siguiendo a las tesis clásicas del liberalismo.

Noticias relacionadas

Cataluña del futuro

Mientras Cataluña vive la campaña del 21-D, el heredero de Fortuny, el ex-president Puigdemont sigue como un exiliado en Bélgica

Perpetuar nuestro cáncer

La autarquía, la corrupción, la des-justicia, los privilegios

El 9 de diciembre de 2017

El Dia Internacional contra la Corrupción y para la Conmemoración y Dignificación de las Víctimas de Crimen de Genocidio y para la prevención del mismo no estaban en la actualidad española de este domingo

Sin acatamiento de las leyes no hay Estado de derecho

“Seamos esclavos de la Ley para que podamos ser libres” Cicerón

Puigdemont y los encantadores

Puigdemont ya no contempla sublimadoramente un horizonte de independencia pero sigue aduciendo turbias estratagemas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris