Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Muy mal se nos tenía que dar   -   Sección:  

Messi es una de las grandes diferencias

Jorge Dargel
Jorge Dargel
lunes, 12 de enero de 2009, 09:53 h (CET)
Hay muchos motivos por los que el Barcelona está actualmente por encima del Real Madrid, no sólo me refiero en la clasificación, sino también en el juego ofrecido por uno y otro. El Barça, gracias a una buena programación este verano ha conformado un equipo completo, compensado en todas sus líneas, y se ha desecho de sus males. Sin embargo, el Madrid está pagando la nefasta planificación que realizaron los encargados del área deportiva y en su defecto, el presidente del club.

Pero dejando de lado lo mencionado anteriormente, hay un jugador que marca la diferencia por encima del resto. Me refiero a Lionel Messi, sin lugar a dudas, el mejor jugador del mundo. Ni Cristiano Ronaldo, ni Agüero, ni Cesc, ni nada de nada. Algunos quieren comparar a Robben con el argentino, pero esto es irrisorio. Nadie duda de la clase del holandés, pero quien diga que el holandés es igual o mejor que ‘la pulguita’, le queda mucho fútbol que ver aún. Robben, si las lesiones no hacen mella en sus delicadas piernas, es uno de los mejores extremos del planeta, pero como futbolista total, ahora no hay nadie que se ponga a la altura de Messi.

El argentino con el balón pegado a los pies es imparable, su regate puede dejar sentado al mejor defensa, y su pegada para qué contar. Pocos equipos han podido ‘secar’ a Messi, en muchos de los casos con faltas constantes o con un marcaje casi individual. Además, si a éste genio le añadimos otros artistas como Xavi o Iniesta, disfrutaremos casi siempre el tan ansiado ‘jogo bonito’. Y el Real Madrid no tiene un Messi, para desgracia de sus aficionados. Tiene grandes jugadores, pero no uno que marque la diferencia de igual manera. Robben se está cargando estos últimos encuentros el equipo a su espalda, pero pocos confían en su frágil físico. Además, el holandés no es un goleador como ‘la pulguita’.

Ahora toca seguir deleitándonos con las maravillosas jugadas de Messi y del juego del Barcelona. Sin embargo el Madrid, en vez de buscar más jugadores desequilibrantes como Robben, se empecina en fichar futbolistas buenos, pero del montón. Si al holandés se sumasen hombres como Ribery, Ibrahimovic o el ‘eterno’ Cristiano Ronaldo, la cosa cambiaría. Lo peor de todo, es que quien dirige al club blanco está rodeado de una pandilla de incompetentes, que parecen no darse cuenta de las necesidades del equipo y no paran de cometer errores vergonzantes ante todo el mundo.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris