Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Sociedad   Historia   -   Sección:   Opinión

Astracanada. Ridículo o hazmerreir

Estamos en el siglo XXI pero mirando la cosa fríamente, hemos avanzado nada
Carmen Muñoz
miércoles, 3 de febrero de 2016, 08:28 h (CET)
Verdaderamente lo que pasa en España, políticamente hablando, es algo que deberíamos hacérnoslo mirar por los tratados más difíciles y especializados de la psiquiatría.

En la Roma antigua, las guerras púnicas la llevaron a ampliar su extensión geográfica a través de los dominios que debían administrar y que poco a poco iban consiguiendo. Se hicieron tan numerosos que fueron difícilmente gobernables por un senado incapaz de moverse de la capital ni de tomar decisiones con rapidez. Pronto surgieron personajes ambiciosos cuyo principal objetivo era alcanzar el mando, el poder. Los triunviratos formados entre amiguetes y parientes, movidos por venganzas, intrigas, odios, etc., acababan en muertes, porque lo que buscaban siempre era acaparar todo el poder para imponer su autocracia.

Estamos en el siglo XXI pero mirando la cosa fríamente, hemos avanzado nada.

Un resurgimiento atolondrado de independentismo radical, por mal hacer de unos y dejar hacer de otros, un inmovilismo tremendo en legislar asuntos importantes teniendo el poder de una mayoría absoluta para hacerlo, un mirar para otro lado en temas de corrupción, una dejadez inapropiada en cuestiones planteadas de antemano y no llevadas a cabo….…han hecho que personas ávidas de poder a cualquier precio, se posicionen para intentar gobernar, o desgobernar, el país.

En el exterior nadie da crédito a lo que está pasando, me preguntan y no puedo más que sonrojarme y aceptar que tenemos unos políticos irresponsables que solo piensan en su beneficio y algunos en sus partidos y nada más. La democracia que se distingue por dar poder al pueblo para que elija la forma que quiere de gobierno, en España solo existe de boquilla. Nadie comprende, y yo la primera, como habiendo tenido un partido una amplia mayoría sobre los demás, aunque sin ser suficiente para gobernar en solitario, no haya podido formar gobierno con los más afines a él. Nadie comprende como Pedro Sánchez, que ha sacado el peor resultado de la historia del PSOE, aún así quedó el segundo, que ha estado negándose en hablar con el partido mayoritario, diga, ahora que el rey le ha propuesto para presidente, que hablará con el PP para formar gobierno,

No podemos llamarnos a engaño. En este periodo desde las elecciones hasta el presente, los lobos con piel de cordero, se han quitado la máscara, todos han mostrado sus ansias extremas de poder, algunos partidos, como Podemos, siempre han dicho lo que piensan si llegan a gobernar, han ocultado sus miserias, aunque las tienen y muchas, pero van a pecho descubierto, lo mismo que C’s aunque marcando diferencias. Algunos comentaristas han dicho que el rey ha hecho lo que debía, ignoro si no habría otra solución legal, pero la lógica más elemental me dice que lo que debería haber hecho era encerrarse los cuatro, o al menos los tres, PP,PSOE y C’s, ya que son los partidos que tienen más cosas en común, en un cuarto a modo de cónclave y no dejarlos salir hasta que hubiera habido un acuerdo de gobierno.

Los ciudadanos hemos elegido un gobierno de consenso, plural, pero no una astracanada como lo que hemos estado oyendo estos días, un PSOE en brazos de independentistas radicales, venezolanos al punto y extrema izquierda.

Las dos Españas de Machado dan siempre al traste con los posibles avances de este país, pues unos deshacen lo que hacen los otros y así no hay manera.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

¡Cuidado con Sáez de Santamaría! Sería el mayor error elegirla

Ella ha sido, sin duda, parte importante de las causas del fracaso del PP en el tema catalán

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XIII)

"Los trapos sucios se lavan en casa", se repite mucho en el Opus Dei, en referencia a todas estas desgracias

Corresponsabilidad

Amar al prójimo como a uno mismo es la máxima expresión de corresponsabilidad

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XII)

A ellos (a los miembros del Opus Dei) no se les "ofrece", sino que se les obliga a tener esa dirección espiritual

La ministra de Justicia cree en milagros

¿Novata o inexperta?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris