Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Hipocresía internacional

Jesús Molíns (Zaragoza)
Redacción
sábado, 10 de enero de 2009, 21:22 h (CET)
Desde hace ya muchos días, Palestina esta sangrando y junto a ella el conjunto del mundo civilizado.

Israel ha desencadenado un voraz ataque militar, irracional, desmesurado y cruento contra Gaza, territorio que el propio estado de Israel ocupó y se anexiono en aquella guerra relámpago que protagonizó en el año 1967 (intervención militar que ya entonces fue permitida por el resto de países).

Y mientras, la ONU, comenzó lanzando tímidos comunicados, demostrando su inoperancia y falta de validez, cuando se trata de denunciar, invalidar o imponer su postura a los países alineados a uno u otro bloque (todavía existentes).

La excusa utilizada por Israel para dar inicio a esta barbarie . . . es que Hamás es un grupo terrorista que de forma continua ha venido atentando contra Israel; y en base a eso se siembra de misiles el cielo de los territorios “ocupados”, bombardeando edificios, escuelas, etc. y se invade militarmente por tierra. Yo siempre había creído que al terrorismo que al terrorismo se le combate mediante los servicios de inteligencia e información y operaciones rápidas, concretas y determinantes (como realizan nuestras fuerzas de seguridad); no bombardeando e invadiendo.

Por otro lado vemos la tardanza de la reacción del resto de países y organismos internacionales, así como de la hipocresía de los mismos.

¿Hipocresía?. Sí, hipocresía, porque según qué países son los que generan los conflictos, las potencias mundiales (EEUU, Rusia, Europa, etc.) y organismos internacionales (ONU) adoptan unas u otras resoluciones. Recordemos cuando Irak invadió Kuwait; rápidamente se lanzaron ultimatuns, se desplegaron ejércitos, se movilizó a la VI Flota (hasta España mandó alguna de sus fragatas) y al final tras un mes de intensos bombardeos se invadió Irak. Ahora en este conflicto bélico la reacción es de crítica y horror ante la desproporción de la respuesta de Israel, peno no se intervine directamente contra el invasor; claro está, ahora no han intereses económicos o de control petrolífero como entonces.

Recordad el conflicto de la antigua Yugoslavia; rápidamente la ONU y la OTAN, lanzaron ultimatuns, movilizaron ejércitos y al final (al igual que en Irak) bombardearon intensamente e invadieron, pero claro, entonces estaba en juego (al parecer) que el control del centro de Europa recayera en Rusia o en los países de Occidente (OTAN), aunque ellos decían que estaba en peligro “la estabilidad de la región”.

Y ahora, por mucho que nos horrorice lo que esta ocurriendo en Gaza, la verdad es que para las grandes potencias, este territorio no representa ningún interés económico, de poder, etc.; por eso al principio del conflicto no se reaccionó; posteriormente al ver que EEUU se alineó con su eterno aliado Israel, el resto de países se dedicó a mirar con la boca abierta; y ahora que los ciudadanos han iniciado movilizaciones en todas las capitales del mundo (como consecuencia de la información generada por los medios de comunicación), la diplomacia de los grandes países intenta lavar su cara iniciando lenta, tardía e ineficazmente una maniobra que intente para esta barbarie.

Pero esa maniobra es engañosa, luego, cuando termine la guerra, nos venderán que ha sido gracias a la intervención internacional y las gestiones realizadas por los gobiernos de las grandes potencias; siendo mentira, la auténtica realidad es que todo acabará cuando Israel quiera y considere acabado el movimiento Hamás, importándole un bledo el coste de vidas humanas y todo ello con el consentimiento internacional.

El mundo sangra y las grandes potencias y demás países, nos toman el pelo y lo permiten, a la vez que demuestran la ineficacia de los organismos internacional. Organismos que sin ninguna duda tendremos que cambiar.

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XLI)

Poderoso señor es don Dinero

Cuando ruge la marabunta

Este 18 de julio me ha evocado la película de Byron Haskin (1954)

Límites de la justicia

​Discrepamos del enfoque del abogado Carles Mundó, político adscrito a ERC, respecto a las consecuencias del 155 en el cambio de orientación de las perspectivas

El 155 factor determinante en la recuperación de Cataluña.

“En el mercado libre es natural la victoria del fuerte y legitima la aniquilación del débil. Así se eleva el racismo a la categoría de doctrina económica” Eduardo Galeano

Genios anhelados

Son imprescindibles; pero abundan las tergi versaciones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris