Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Desde un córner   -   Sección:  

De cómo sentirse Messi

Antonio Pérez Gómez
Antonio Pérez Gómez
viernes, 9 de enero de 2009, 23:37 h (CET)
Estamos viendo unos días felices para los amantes del fútbol de arte. Desde que Messi ha irrumpido en nuestro fútbol, los que éramos muy jóvenes cuando la eclosión de Maradona, y Pelé y Di Stefano son sólo el título en el lomo de unos dvd´s, ver jugar al fútbol al astro del Barça es una auténtica bendición.

Impresiona.

No hay en este momento ningún jugador en activo sobre la faz de la tierra capaz de hacernos sentir las sensaciones que transmite el pequeño argentino de 21 años. No hay parangón, no hay comparación posible. Ni siquiera el más guapo, elegante y gallardo Cristiano Ronaldo lleva el peligro que lleva Lionel con el balón controlado. Ni por asomo. Las comparaciones de Messi con el Kun son ridículas y dejan en evidencia a las personas o medios que las proponen. Agüero es un buen delantero. Uno de los grandes, si me apuran, pero Messi…Messi es otra cosa. Como escribió Relaño, “Messi sólo discute con la historia”.

Y esto conviene verlo desde una óptica objetiva. Debe ser duro admitirlo para los madridistas o para los poco simpatizantes por el “imperio deportivo-político” que es el Barça, pero Messi es la reencarnación de esa línea de dioses del balón mencionados anteriormente. El último vástago de la estirpe de los privilegiados. Una suerte de súper hombres que tienen un poder que los distingue del resto. Su mente, con un balón en los pies, va a más revoluciones que los otros futbolistas. Piensan más rápido que el resto de sus congéneres, lo ven más claro y fácil, por ello se atreven con lo que otros solo soñamos y, además, lo ejecutan con brillantez.

Yo les digo, sin embargo, que es posible para el resto de los mortales experimentar esa sensación de pensar más rápido, ejecutar con más velocidad y precisión. Yo lo he hehco y les voy a facilitar la fórmula. Si uno quiere vivir la misma sensación que debe recorrer por el cuerpo y la mente de Messi o algunos de esos genios del fútbol, sólo tiene que hacer lo siguiente: coja usted a su hijo pequeño (no más de 6 años, por Dios!!) y, si no tiene usted la dicha de tenerlos, un sobrino, un primillo, un vecinito también valen. Ponga un balón a rodar y hágale perrerías con el balón. Si el niño es especialmente torpe, eso ayudará mucho a la verosimilitud de la emulación. Abuse del toque, haga cañitos, finte hacia la izquierda y váyase por la derecha. Espere a que el niño se aproxime al cuero, creyendo ilusamente que va a tocarlo, y cuando vaya a hacerlo, estire su pierna y recórtelo, yéndose en velocidad después con toda facilidad. Algún sombrerito también es muy recomendable, una bicicleta a la izquierda, otra a la derecha. Si el crío se enrabieta y empieza a soltar patadas y lanzarse al suelo a por usted, ya el nivel de simulación con la realidad alcanzará el paroxismo. En ese momento, cuando deje a su rival en el suelo frustrado por no alcanzarle, sin quererlo ustedes, se les pondrá cara de Messi.

Congratulémonos de estar viviendo la época de Messi, de ser los testigos directos del epítome de una generación de futbolistas. De ver a un jugador entre un millón. Además, de verlo cada domingo en nuestra liga y, gracias a la Sexta, casi siempre gratis.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris