Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

¿Premio del Rey a las lesbo-feministas latinoamericanas? ¡Pues vaya!

Miguel Massanet
Miguel Massanet
viernes, 9 de enero de 2009, 23:33 h (CET)
Yo no sé si lo hacen a posta o porque su coquetería les arrastra a ello o para epatar a sus rivales en los ministerios ocupados por las correspondientes titulares de cupo; pero lo cierto es que, las señoras ministras del PSOE parece que se han puesto de acuerdo para ver, cual de ellas, se presenta a los españoles con las galas más impactantes. Si ya estamos acostumbrados a que la señora María Teresa Fernández de la Vega se gaste, en ropajes para envolver su escuálido cuerpo, verdaderas fortunas, si es que queremos atenernos a la suntuosidad de sus vestidos, al lujo de las telas que usa y a la frecuencia (podríamos atrevernos a decir que, a veces, incluso resulta insultante dados los tiempos de recesión que padedcemos), con la que va estrenando nuevos modelos; no parece que nuestra ministra de Defensa, de percha más agradecida, se haya resistido a seguir su mismo derrotero en esto de enjaezarse, para que los soldados que le rinden honores se recreen la mirada a la vez que le presentan “armas”. Un ejemplo, el traje negro, modelo esmoquin, con el que consiguió hacerse la reina de la fiesta (sin menoscabar a SM la Reina) la ministra de Defensa, acaparando la mirada de cuanto representante del sexo contrario presente en el acto y no pocas miradas de envidia y crítica velada, de las numerosas féminas que acudieron con los tradicionales trajes de noche. Me temo que muchos se debieron enterar de su discurso ante el Rey, con motivo de la Pascua Militar, por las noticias de la prensa, arrobados, como estaban, ante aquella demostración de lo sexy que puede llegar a ser una mujer a consecuencia del morbo que produce cuando usurpa las funciones más propias de un hombre.

Podemos olvidarnos del contenido del discurso, más adecuado para una representante de una de estas ONG’s, –que tanto se prodigan en estos días y que tanto dinero logran recaudar, no siempre utilizado para los fines para lo que han sido promocionados, pero que tanta prensa tienen dentro de estos grupos de personas de la alta sociedad ¿a qué se dedicarían si no? o entre los miembros del clan de la farándula, que siempre sabe sacar fruto de estas “obras de caridad” en beneficio propio – que de el más alto mando, después de SM el Rey, del aparato militar encargado de la defensa y protección de nuestra nación y de todos los ciudadanos. Pero este tema ya lo he comentado en otra circunstancia y no voy a insistir en ello.

Y es que, esto de hacer caridad con el dinero de los demás, se ha convertido en una de las preferencias de todos estos sujetos de la farándula, que han descubierto en esto de las Galas Benéficas el gran filón para, bajo la apariencia de colaborar en obras caritativas, hacerse una magnífica propaganda gratis, sea para sus discos, para sus representaciones teatrales, para sus libros o hasta, si me apuran, para los réditos que algunos sacan de vender su vida privada a los medios, con lo que han conseguido medrar en esta sociedad tan amiga del morbo y del cotilleo, que ha conseguido elevar al rango de “estrellas” a personajes que, a duras penas, conseguirían superar, en lo intelectual, el cerebro de una gallinácea.

No obstante, parece ser que este furor por el feminismo, esta filoxera que nos ha invadido últimamente, sustentada por tantos miles de organizaciones que, bajo el lema del feminismo militante y reivindicativo, están haciendo su agosto en todo el mundo; en muchos casos con la colaboración de algunos hombres,( a los que les tienen sorbido el seso, haciéndoles creer aquella especie maligna de que el hombre ha sido el responsable, desde que el mundo es mundo, de que la mujer estuviera sojuzgada) que se han tragado el anzuelo, quizás influidos por algún ramalazazo de sus hormonas feminizadas. En realidad, todos sabemos que, desde Eva, quien manda en la mayoría de las familias, quien las organiza y lleva la batuta, es la mujer, que ha sido capaz, a través de la historia, de manejar con habilidad y astucia la voluntad de muchos gobernantes de aspecto tiránico y fiero, que se ha doblegado a su dulce tiranía como si sólo fuera una fina lámina de plastilina.

Sé, positivamente, que alguno de ustedes estará pensando, al leer este artículo: “Vaya, este tío no sabe en el berenjenal en el que se está metiendo”. Y tiene razón. Pero es que no puedo consentir que, no sé si desde el Gobierno o de los consejeros de SM el Rey o vayan ustedes a saber si influenciado por algún genio maléfico, la Casa Real, ha decidido conceder un galardón a una de las sociedades lesbo-feministas latinoamericanas. Tal como se lo digo. Al parecer, un denominado “Comité de América Latina y El Caribe para la defensa de los derechos de la mujer” (una organización sectariamente anticristiana), va a ser galardonado con el “Premio Derechos Humanos Rey de España”; según se dice por haberse valorado, para tal selección, “la exigibilidad del principio de la igualdad de género y, especialmente, la erradicación de la violencia contra la mujer”. Es evidente que, quienes aconsejaron a la Casa Real, para que otorgara el premio a estas sectarias feministas, grandes defensoras del aborto libre y el homosexualismo; no supieron explicar con la debida claridad, a SM. el Rey, la diferencia entre los que defienden a ultranza la igualdad de oportunidades para ambos sexos, hecho que ya nadie pone en cuestión y la erradicación de cualquier tipo de violencia, física y psíquica, ejercida contra hombres o mujeres; de aquellas otras organizaciones que, valiéndose de estos cebos, pretenden pescar en aguas revueltas a quienes hagan causa común con ellas, para difundir ideas de control de natalidad o, pretendidos derechos de las mujeres sobre su cuerpo, que impliquen actos ilegales, profundamente ilícitos en si mismos y que perjudican a millones de niños a los que no se les permite el derecho de nacer.

El que España sea un país aconfesional (que no laico), no presupone que nuestro Rey deba plegarse a la tendencia impuesta por el socialismo gobernante, de dar manga ancha a toda clase de ideas relativistas, patrimonio de un reducido grupo de progres que se declaran paladinamente militantes defensores de los niños que pasan hambre y mueren en países del tercer mundo pero, ¡Oh, milagro!, no tienen empacho en aceptar el asesinato del feto en el vientre materno. Muchos que seguimos la moral cristiana, en cuanto a estos temas tan esenciales, estaríamos muy interesados en saber si, por cuestiones de pervivencia de la Monarquía, desde la Casa Real, están dispuestos a pagar a los socialistas este tipo de peajes, para poder continuar disfrutando del “estatu quo” en que llevan instalados desde que Franco decidió nombrar al Rey su sucesor. Puede que muchos que confiábamos en la monarquía para que, en España, se mantuviera la Constitución, se respetara la moral y las costumbres cristianas y se defendiera, sin ambages, la unidad indisoluble de la nación española, frente a las aspiraciones separatistas de algunas autonomías; estemos empezando a pensar que “para este viaje no necesitábamos alforjas” y que puede que, visto lo visto, no se perdiera nada si, esta Institución que tanto dinero nos cuesta a los españoles, se suprimiera para contribuir a resolver la crisis económica que tanto nos afecta.

Noticias relacionadas

¡Qué escándalo! ¡Qué escándalo!

“Una nación no se pierde porque unos la ataquen, sino porque quienes la aman no la defienden” Blas de Lezo y Olavarrieta. Almirante español (1689-1741)

García Albiol, el sheriff de Badaolna

Perfiles

Los políticos catalanes optan por enfrentarse a la Justicia

El todo vale, el no me da la gana o el me rebelo contra la autoridad española, se han convertido en el leitmotiv del separatismo catalán. El anarquismo se impone

Críticas a refranes (I)

El objetivo de este artículo de opinión es efectuar una crítica a determinados refranes

Hedonismo de Epicuro

El epicureísmo es una escuela filosófica helenística
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris