Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Religión   Cultura   -   Sección:   Opinión

¿Ecumenismo a cualquier precio?

Las religiones no llevan a Dios y separan a los hombres. Sólo Jesucristo es el camino que lleva a Dios y favorece la paz entre los hombres
Octavi Pereña
martes, 2 de febrero de 2016, 00:21 h (CET)
El problema de los falsos profetas no es reciente. Es tan antiguo como la existencia del ángel de luz que se convirtió en Satanás, el padre de la mentira des de su rebelión en los ámbitos celestiales contra Dios que es la Verdad. En el campo terrenal Satanás se convirtió en el Falso Profeta cuando introduciéndose en una serpiente que le proporcionó cuerpo físico engañó a Adán y a Eva al despertarles dudas del amor de Dios cuando éste les prohibió que comiesen del árbol de la ciencia del bien y del mal porque morirían si así lo hiciesen (Génesis 2:17). Por la fe en Cristo Dios es el Padre de todos los verdaderos cristianos. Por la fe inconsciente en Satanás, este se convierte en el padre de todos los incrédulos y de manera especial de los falsos profetas que se dedican a propagar la mentira. De falsos profetas que se dedican a propagar la mentira los ha habido en todas las épocas. Los profetas de Dios del Antiguo Testamento no se cansaron de denunciarlos por la transmisión de mensajes engañosos que dañaban a quienes los creían, sea individualmente, sea colectivamente.

En el Nuevo Testamento, Jesús que es la Verdad, dice al pueblo: “Mirad, guardaos de la levadura de los fariseos” (Marcos 8:15). Los oyentes, que confunden la levadura con el pan que poco antes habían comido, tiene que decirles: “¿Qué discutís porque no tenéis pan? ¿No entendéis ni comprendéis? ¿Aún tenéis endurecido vuestro corazón? (v.17). Con estas palabras Jesús recuerda a los judíos que vigilen las enseñanzas de los dirigentes religiosos, que se guarden de las enseñanzas de los fariseos. Si no hubiese sido por el endurecimiento de sus corazones habrían entendido que las enseñanzas de los fariseos eran engañosas porque sabrían que la levadura era símbolo del pecado.

Antes de ascender a los cielos Jesús encargó a sus discípulos que enseñasen a todos los pueblos “que guardaran todas las cosas que os he mandado” (Mateo 28:20). El antídoto contra los falsos profetas es que las personas conozcan la verdad de Dios que ha sido revelada. Desgraciadamente, mucha de la semilla que esparcen los profetas de Dios cae al lado del camino. Es el mismo Jesús quien explica el significado que tiene la semilla que se pierde: “Y los de junto al camino son los que oyen, y luego viene el diablo y quita de su corazón la palabra, para que no crean y se salven” (Lucas 8:12).

Siendo que solamente una cuarta parte de la simiente que se esparce cae en buena tierra, “éstos son los que retienen la palabra con corazón sincero y bueno y dan fruto con perseverancia” ((v.15). Ya que son “muchos los llamados, mas pocos escogidos” (Mateo 20:16), la siembra de la Palabra debe seguirse haciendo con perseverancia con la esperanza de que una cuarta parte caiga en buena tierra. Como quiera que el hombre es responsable de su destino eterno, el apóstol Pedro, entre otros, nos alerta de los falsos profetas cuando escribe: “Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como también habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aún negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre si mismos destrucción repentina. Y muchas serán sus disoluciones por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado” (2 Pedro 2:1,2). El apóstol Pedro dice que en el pasado hubo falsos profetas, también nos alerta de que en la Iglesia habrá falsos maestros que tergiversarán las enseñanzas que Jesús antes de su ascensión a los cielos mando a sus discípulos que las sembraran en todos los pueblos (Mateo28:19,20).

13tv, la televisión de la Conferencia Episcopal Española, popularmente conocida como la televisión de los curas, ha difundido un video en el que el Papa con voz melosa dice: “La mayor parte de los habitantes del planeta se declaran creyentes, esto debería provocar un diálogo entre las religiones, no debemos dejar de orar por ellos y colaborar con quienes piensan distinto”. A continuación, cuatro representantes de religiones comparten su fe: “Confío en Buda”, “creo en Dios”, “creo en Jesucristo”, “creo en Dios, Alá”. La voz papal con cadencia pausada, sigue diciendo: “Muchos piensan distinto, sienten distinto, buscan a Dios o encuentran a Dios de diversas maneras, en esta multitud, en este abanico de religiones hay una sola certeza que tenemos para todos”. Después de decir: “Todos somos hijos de Dios”, cada uno de los representantes de las cuatro religiones dice: “Creo en el amor”. Finaliza así la disertación papal: “Confío en vos para difundir mi petición de este mes, que el diálogo sincero entre hombres y mujeres de diversas religiones conlleve frutos de paz y de justicia. Confío en tu oración”.

Para los fieles católicos que desconocen lo que dice la Biblia pueden encontrar muy bonitas las palabras del Papa porque extasía escuchar palabras de amor universal. Pero en las Escrituras no se encuentra el más pequeño pensamiento de que todas las religiones llevan a Dios. Es muy taxativa: “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad si los espíritus son de Dios, porque muchos falsos profetas han salido por el mundo. En esto conoced el Espíritu de Dios: Todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, es de Dios, y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios, y este es el espíritu del Anticristo, el cual vosotros habéis oído que viene, y que ahora está en el mundo” (1 Juan 4:1-3). Solamente existe un camino para ir a Dios: Jesucristo. Cualquier maestro, por respetable que sea, que enseñe lo contrario se convierte en un profeta de Satanás, el padre de la mentira.
Comentarios
Pafrilo 06/feb/16    17:25 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

A contracorriente

Lo que has de reprochar, antes de hacerlo a otro, corrígete a ti mismo por si acaso

Me quedo con Houellebecq

Neorreaccionario, xenófobo, misógino, islamófobo, neofascista, adicto al sexo… Un deshecho de virtudes que adjetivan a uno de los escritores más vendidos de Francia: Michel Houellebecq

Ternura

En los tiempos históricos e histéricos que vivimos, se me hace “raro” escribir sobre la ternura

El sermón final de San Óscar Romero sigue resonando en la actualidad

Ante una orden de matar que dé un hombre debe prevalecer la ley de Dios que dice ‘No matarás

Complot de iluminados para asesinar al Kingfish

Inquietantes datos detrás de asesinatos políticos fundamentan teorías conspirativas que por mucho tiempo se consideraban producto de una paranoia delirante
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris