Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Contar por no callar   -   Sección:   Opinión

Herodes vuelve a Gaza

Rafa Esteve-Casanova
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
viernes, 9 de enero de 2009, 05:46 h (CET)
El sanguinario Herodes, del cual nos habla Mateo en su Evangelio, ha vuelto dos mil años después a territorios cercanos a aquellos en los que protagonizó la bíblica matanza de centenares de niños inocentes para salvar su corona. Si entonces los esbirros de aquel rey de Judea, mamporrero de los Cesares romanos, derramaban la sangre de los inocentes por medio de afiladas espadas ahora los nuevos “herodes” masacran a los niños palestinos de manera más sofisticada y casi casi industrial mediante el empleo de las bombas y misiles de última generación de las que estos días están dejando caer toneladas sobre la denominada franja de Gaza. Las modernas armas, por muy inteligentes que algunos las califiquen, no distinguen a la hora de sembrar su triste cosecha de muerte y destrucción entre tiernos infantes que juegan distraídos en las calles y los militares que, adornados con toda su parafernalia, juegan a la guerra con las vidas ajenas. Y si las armas no hacen distinciones si que es necesario denunciar a aquellos que las utilizan para masacrar a todo un pueblo comenzando por su población infantil, parece que en la mentalidad sionista un niño palestino muerto será un enemigo menos dentro de unos años.

Son muchos ya los años en que palestino y judíos andan a la greña disputando unos territorios que originariamente pertenecían a los primeros pero que las potencias europeas, tal vez para lavar su mala conciencia, decidieron al finalizar la segunda guerra mundial entregar al Estado de Israel creado en 1948 sobre lo que había sido protectorado británico en aquella zona. El pueblo judío venía en aquellos momentos de sufrir un tremendo trauma y una sangría inmensa en sus filas debido a la política de exterminio que contra los judíos habían llevado a cabo los nazis seguidores de Adolf Hitler ,y el resto del mundo vio con buenos ojos que se establecieran en aquella parte del llamado Oriente Próximo donde muchos siglos antes habían tenido su territorio. Pero, lógicamente, los palestinos no podían ver con buenos ojos que los gobiernos europeos y los americanos triunfadores en la guerra contra el nazismo trazaran sobre un mapa su futuro, un futuro que ya preveían triste, penoso y sin ningún atisbo de esperanza.

Y comenzaron las hostilidades pues cada vez eran más los judíos que llegaban a Israel e iban disputando el territorio a los palestinos. En 1967 y en una guerra relámpago el ejercito israelí al mando del mítico general Dayan conquistó una serie de territorios árabes y desde aquel momento y durante muchos años Cisjordania, Gaza, el Golán sirio y el Sinaí egipcio fueron territorios ocupados por Israel en los que poco a poco fueron creciendo los asentamientos de colonos israelitas conforme iban llegando judíos a Israel procedentes de todo el mundo en busca de su Canaan, su tierra prometida. Esta vez no había ningún Moisés que les guiase a través del desierto ni Yahvé les iba a enviar el maná desde el cielo, pero tenían la protección de un fuerte ejercito y un maná especial, armamento y ayuda económica, les llegaba puntualmente vía Estados Unidos.

Las presiones internacionales hicieron que con el tiempo Israel fuera retirándose de los territorios ocupados y finalmente en el año 2005 lo hizo de Gaza aunque dentro de sus fronteras no se mueve nada sin el permiso de Israel, el millón y medio de habitantes de la franja viven en un nivel ínfimo de subsistencia controlado por los fusiles del ejercito israelí, es imposible salir de allí sin la aquiescencia israelita. Al año siguiente, 2006, Hamás ganó democráticamente las elecciones y a partir de entonces se incrementaron los dimes y diretes, con misiles por medio, entre palestinos e israelíes, los milicianos de Hamás dedicaban sus esfuerzos, entre otras cosas, a lanzar cohetes contra las poblaciones de Israel más cercanas y el ejercito israelí contestaba a la fuerza con la fuerza aunque esta era una lucha entre un David árabe y un Goliat israelí, ello llevó a Hamás a declarar una tregua que finalizó el pasado 19 de Diciembre y que estaban dispuestos a seguir manteniendo siempre que Israel levantará el cerco con el que viene sometiendo a Gaza.

Pero Israel sólo quiere la paz de la victoria, la paz de los territorios calcinados y la rendición del pueblo palestino. El día 27, justo un día antes de la celebración y recuerdo por la Iglesia de la matanza de los Santos Inocentes, inició la denominada “Operación Plomo” atacando por aire y ferozmente el territorio de Gaza para posteriormente invadir esta tierra que no les fue entregada por las potencias occidentales en 1948. A sangre y fuego, esa parece ser la consigna de los generales israelíes a sus soldados, los obuses de los tanques no respetan al personal civil ni a los locales protegidos por la bandera de la ONU, un nuevo Herodes se pasea por Gaza masacrando niños mientras las potencias occidentales miran hacia otro lado. Tal vez es hora ya de que se platee un boicot hacia Israel y se deje de tener con este país el miramiento y las prebendas que se tienen desde la Unión Europea, ha llegado la hora de hacer el vacío a sus deportistas en las competiciones internacionales y de que sus actos culturales no cuenten para nada en las agendas del resto del mundo. Si cómo ellos dicen Hamás es un gobierno terrorista qué podemos decir del gobierno de Israel que avasalla, roba por la fuerza de las armas territorios y dispara a mansalva sus balas sin mirar si van dirigidas al ejercito enemigo o a una población civil que ya lleva encima muchos años de sufrimiento.

Noticias relacionadas

Vico

Vico nació en Nápoles en 1668 y falleció en la misma ciudad en el año 1744

Obsesionados con el franquismo 32 años después de su fallecimiento

“La vida de los muertos pervive en la memoria de los vivos” Cicerón

Oriol Junqueras, candidato secuestrado

Perfiles

Apuesta por una cultura de alianzas

Nunca es a destiempo para recomenzar

Una Europa en la que podamos creer

La declaración de París es un manifiesto elaborado por intelectuales de diez países europeos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris