Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   El ciclismo desde la cuneta   -   Sección:  

Año nuevo, cuenta nueva

Álvaro Calleja
Álvaro Calleja
@alvarocalleja
miércoles, 7 de enero de 2009, 14:03 h (CET)
Se acabó el 2008. Se acabó el año del deporte español y se acabó el año en el que los ciclistas españoles arrasaron con todo, dejando su sello en las carreras más importantes del calendario.

Allá por el mes de abril el dúo de Rabobank, Juan Antonio Flecha y Óscar Freire, hacían historia en el Tour de Flandes y en la Gante-Welvegem, respectivamente. El primero de ellos, el catalán nacido en Buenos Aires, escribía su nombre en unos muros de adoquines que han tenido que esperar hasta este año que acaba de finalizar para ver a un español subido en el podio de una prueba que lleva el deporte hasta el extremo. Flecha resistió al viento y a la lluvía y se coló en una tercera posición que le hizo comenzar de aquella manera el año de oro de nuestro ciclismo, con la colaboración del de siempre, Óscar Freire, quien unos días después de la hazaña de su compañero añadió al palmarés español una nueva carrera, la Gante-Welvegem.

La siguiente prueba en caer a los brazos de nuestros ciclistas era la Vuelta al País Vasco, donde Alberto Contador ganó a unos rivales que meses después disputarían la general de un Tour de Francia que no tendría al de Pinto entre sus favoritos.

El que sí que estaba entre los favoritos para llevarse el triunfo en la Lieja- Bastón- Lieja era Alejandro Valverde. El murciano no tuvo rival en el sprint. Ni Rebellin ni Frank Schleck pudieron con el arreón final de un corredor que se mueve en las clásicas como pez por el agua. La Amstel Gold Race y la París-Camembert tampoco se libraron del de Las Lumbreras de Monteagudo, que acabó tercero en la primera y se anotó la segunda, siendo estos los mejores resultados de un español en dichas pruebas.

Flecha, Freire, Contador y Valverde. Cuatro nombres que coparon las páginas de ciclismo de un mes de abril para recordar. Eso sí, los siguientes tampoco se quedaron cortos.

En el primer día de junio Alberto Contador se hacía con el triunfo en un Giro de Italia trabajado durante el mes de mayo. Un triunfo con el que el madrileño se ganó a los aficionados italianos y que sirvió para seguir redactando su leyenda con la victoria en una ronda que comenzó recién llegado de la playa y que culminó vestido de rosa en lo más alto del podio de Milán.

Y qué mes hay en el ciclismo en el que Valverde no esté entre los protagonistas. En la Dauphiné Libéré nadie le complicó el liderato, aunque entre sus rivales se encontraran ciclistas de la talla de Levi Leipheimer y Cadel Evans.

Otro nombre que resaltó durante este mes, sin olvidarnos del campeonato del mundo conseguido por Marga Fullana en Mountain Bike, fue el del jovencísimo Igor Antón, que terminó la Vuelta a Suiza en tercera posición, y en la que consiguió vestirse de amarillo durante el transcurso de la misma. Freire también probó el jersey de líder, al ser el vencedor de la primera etapa.

Después de junio toca julio. ¿Y que toca en Julio? Pues sí, el Tour de Francia. La carrera de las carreras. La ronda en la que todo el mundo centra su mirada y una ronda que, por tercer año consecutivo, acabó con otro ciclista español en lo más alto de la clasificación. Y ese puesto en París no le ocupó Valverde, quien ganó una etapa y se posicionó como primero de la Grande Boucle y como principal favorito para adjudicarse la carrera, sino Carlos Sastre, al que un ataque de rabia le hizo protagonista de la subida al Alpe D´Huez y protagonista de un Tour que echó de menos a Contador pero que la nacionalidad del vencedor no varió. En la clasificación de la regularidad Freiré inscribió su nombre como el primer español en ganarla.

En agosto llegaba la Clásica de San Sebastián. ¿Y quién gano? Exacto, Alejandro Valverde, que batió con ventaja a Kolobnev y a los veteranísimos Davide Rebellin y Paolo Bettini, mientras que cuando el mes iba despidiéndose aparecieron José Iván Gutiérrez en el Eneco Tour y Dani Navarro en la Vuelta a Alemania. El primero se adjudicó la carrera por segundo año consecutio y el segundo se quedó a las puertas del podio.

Vale, me olvidaba de los Juegos Olímpicos de Pekín, donde el ciclismo también sonó. Y sumó, pues Samuel Sánchez encontraba la gloria en forma de oro. Un oro que se le ganó y un oro que recibió llorando mientras España estrenaba su medallero. El asturiano no fue el único que subió a la nube del triunfo en la capital de China, ya que Joan Llaneras no quisó faltar a la cita y se despidió de la bicicleta entre un oro y una plata, esta última con la compañía de Toni Tauler. Y entre tanta medalla faltaba un bronce, el cual consiguió una Leire Olaberria que dejó las pistas de atletismo por los velódromos y que no se equivocó con el cambio.

En septiembre volvió a brillar Contador, que en Pekín su compañero Leipheimer le dejó sin medalla en contrareloj. La Vuelta a España le incluyó para siempre en la historia de este deporte. Una Vuelta que ganó sin demasiados problemas, pues Sastre llegaba cansado, Igor Antón abandonó por una caída y Alejandro Valverde se lió con un chubasquero por Cantabria.

El mismo lío que dejó sin opciones a España en un Mundial en el que Italia nos lió bien liados. Siendo esta la única nota negativa de un año que comenzó con la noticia de la exclusión de Alberto Contador del Tour y que acabó con un botín que incluye las tres grandes y los Juegos Olímpicos como carreras más importantes, sin olvidarnos de la Lieja-Bastón-Lieja.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris