Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Ehud Barack

Isaac Bigio
Isaac Bigio
martes, 6 de enero de 2009, 18:27 h (CET)
Hasta antes de los bombardeos de Gaza, los halcones de Netanyahu lideraban las encuestas para las elecciones israelíes del 10 de Febrero. La ofensiva contra Hamas ha sido indirectamente una también contra él, pues ha hecho levantar los bonos del gobierno del centro-derechista Kadima y de su aliado laborista.

Mientras el laborismo británico se fue eclipsando por alentar la guerra de Iraq, sus camaradas israelíes se han levantado liderando el ataque sobre Gaza. Ehud Barak (quien en 1991-2001 fuera el último primer ministro laborista y fuese desbancado por los duros acusado de ser blando ante los palestinos radicales) hoy se revitaliza como el ministro de defensa que castiga al Hamas.

El laborismo ha sido el partido que más ha gobernado Israel (casi toda la primera mitad de sus 60 años como Estado Israel los tuvo en el poder). Sin embargo, en los últimos años quedaron con menos de un sexto del parlamento mientras que los sondeos pre-electorales pronosticaban su colapso.

Empero, los mismos bombardeos que han quitado la vida a más de 350 palestinos, han hecho renacer a Barak. El laborismo, que siempre quiso liderar a las palomas sionistas, hoy busca re-potenciarse compitiendo con los halcones en ser quien mejor puede conducir una guerra total contra Hamas.

Noticias relacionadas

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.

El acto del reconocimiento de gobiernos

Las principales doctrinas sobre reconocimiento de gobiernos

Alcoa y el abandono de Asturias

El presente y el futuro industrial y económico de Asturias están en el aire

Hacia la caverna

El oscurantismo sigue siendo demasiado moderno

Equidistancia

Entender la vida como una confrontación permanente es algo terrible. Supone enfrentarse a cada una de las facetas de la realidad con un pensamiento dicotómico
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris