Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Baloncesto

Etiquetas:   LIGA ACB / JORNADA 16   -   Sección:   Baloncesto

El Alta Gestión Fuenlabrada vence en los últimos segundos a un serio Iurbentia Bilbao Basket.

Los vascos llegaron a ganar de más de diez puntos, pero Valters, Bueno y Oleson lograron una remontada épica.
Redacción
domingo, 4 de enero de 2009, 13:50 h (CET)
El Iurbentia Bilbao Basket, de la mano del base Javier Salgado, hizo que, durante mucho tiempo, el partido se moviese en los parámetros que más le interesaban: ataque estático y posesiones largas. Una muy buena defensa durante 30 minutos a punto estuvo de darles la victoria en la cancha madrileña. Pero el Alta Gestión Fuenlabrada es un equipo de genio y, merced a los 31 puntos anotados en el último cuarto, acabó por remontar una situación que se les puso francamente complicada.

FICHA TÉCNICA
88- Alta Gestión Fuenlabrada: Tskitishvili (3), Valters (18), Ramos (12), Oleson (25), Sandes (4) -cinco inicial-, Mainoldi (7), López (1), Bueno (13) y Radivojevic (5).

86- Iurbentia Bilbao Basket: Banic (13), Weis (-), Vázquez (7), Lewis (2), Blums (8) -cinco inicial-, Guardia (13), Recker (11), Seibutis (6), Savovic (5), Salgado (18) y Pasalic (3).


Parciales: 17-19, 23-20, 17-26 y 31-21.

Árbitros: Daniel Hierrezuelo, Lluis Guirao y Carlos Cortés.

Incidencias: Partido disputado en el Polideportivo Fernando Martín de Fuenlabrada, asistencia: 5.700 espectadores. Resultaron eliminados por cinco faltas personales los jugadores del Alta Gestión Fuenlabrada: Kristaps Valters y Vuk Radivojevic.

DATOS DESTACABLES
Lo mejor: La emoción, intensidad y buen baloncesto ofrecido por ambos equipos.

El año comenzó en el pabellón Fernando Martín de Fuenlabrada con un encuentro que no se decidió hasta los últimos segundos. La seriedad defensiva del Iurbentia Bilbao Basket impidió a los madrileños desarrollar su juego durante muchos minutos. El equipo vasco llegó a ganar de más de diez puntos a falta de nueve minutos, pero el Alta Gestión Fuenlabrada volvió a protagonizar uno de sus electrizantes cuartos (31-21) y se acabó imponiendo en un final de infarto.

Lo peor: La posibilidad de que ninguno de estos dos equipos dispute la Copa del Rey.

Debido al sistema de clasificación para la Copa del Rey y a la particular figura de «equipo anfitrión», es altamente probable que ni Alta Gestión Fuenlabrada ni Iurbentia Bilbao Basket estén en la cita madrileña. Independientemente de la indudable calidad de los ocho que finalmente resulten elegidos, esta tarde hemos asistido a un partido digno de play-off.

El dato:
El 100% en tiros de Kristaps Valters (4 de 4 en triples y 6 de 6 en tiros libres) y los 15 rebotes ofensivos capturados por el Iurbentia Bilbao Basket.


David Sánchez / Enviado especial a Madrid

El Alta Gestión Fuenlabrada es un equipo que se siente cómodo cuando los partidos superan los 80 puntos. Transiciones rápidas, posesiones de 15 segundos y gran acierto desde la línea de triple son sus señas de identidad. Sabedor de ello, Txus Vidorreta planteó un encuentro en el que predominase la defensa y el juego cinco contra cinco, sin especular con el marcador pero tratando siempre de agotar las posesiones y de que los madrileños no anotasen canastas fáciles.

Los primeros compases del partido se movieron al ritmo que el Iurbentia dispuso. Casi cuatro minutos estuvo sin anotar el Alta Gestión Fuenlabrada. Fue Valters ―excepcional hoy en el tiro― quien con un triple ponía el 3-4 en el marcador. Estos primeros minutos también servían para contemplar el duelo de pívots entre Weis y Ramos. Este último aprovechaba un rebote ofensivo y anotaba bajo el aro, pocos segundos después ―en uno de los pocos momentos en que la defensa bilbaína se relajó― Oleson anotaba un triple desde la esquina y situaba a los suyos por encima 8-6 a 3:37. Pero los de Vidorreta se mantenían siempre ahí, Weis se aprovechaba de las ayudas de Ramos en defensa y capturaba rebotes que daban segundas opciones al Iurbentia (esto fue una constante durante todo el partido). Blums se mostraba eficaz desde el triple y Ramos empezaba a acumular faltas personales. Bueno le sustituía desde el banquillo y en su primera acción anotaba a pase de Oleson (17-14), Recker convertía dos tiros libres que dejaban el marcador en 17-16 y, con un triple sobre la bocina, Savovic conseguía que el Iurbentia cerrase el primer cuarto dos puntos arriba (17-19).

El segundo cuarto comenzaba con una penetración extraordinaria de Oleson que además forzaba una falta, en virtud del tiro adicional anotado el Fuenlabrada ya estaba otra vez por encima con 9 segundos disputados (20-19). Javier Salgado poco a poco se iba adueñando del partido, no solo controlaba el ritmo sino que contribuía ―y mucho: 18 puntos al final del partido― a la anotación de su equipo, un 2+1 suyo y un triple de Salva Guardia situaban a los vascos siete arriba (20-27). El Fuenlabrada tenía muchos problemas para cerrar el rebote y Radivojevic se mostraba algo inseguro en el tiro, los madrileños buscaban constantemente a Oleson. Donde si hacía daño Vuk era en sus penetraciones. Pero el Iurbentia sabía lo que hacía, defendía muy bien a Oleson y, aunque el Alta Gestión movía bien el balón, no siempre acababa tirando el mejor hombre. Dos tiros libres de Salva Guardia dejaban el marcador en 27-35 a 3:07. Las posesiones eran muy largas y cuando Oleson (por ausencia de Valters o Tskitishvili) era la única referencia exterior, las cosas no terminaban de marchar para los madrileños. Valters acudía al rescate y anotaba un gran triple tras finta (32-35). Poco después, Ramos machacaba a pase de Oleson y acercaba al Fuenlabrada (36-37), una falta en ataque señalada al Iurbentia permitía que Sandes apretase aún más el marcador (37-37). Guardia sacaba una falta a Ramos en la otra canasta pero fallaba el tiro adicional y Valters, de nuevo, anotaba un fantástico triple en el último segundo que hacía que su equipo se marchase al descanso por delante (40-39).

El tercer cuarto comenzó con gran acierto del Fuenlabrada, el Iurbentia perdía tres balones consecutivos y los madrileños se aprovechaban de ello (44-39). A pesar de un nuevo triple de Guardia, dos excelentes acciones de Ramos mantenían a los suyos por delante (48-42 a 6:48). Pero Vázquez vio su momento y tres buenas acciones suyas y una cadena de desaciertos en el Fuenlabrada situaban el marcador 51-50 a 5:15. Salgado tomaba el relevo, y penetraba, anotaba de tres y robaba un balón que acababa en canasta. En tres minutos el Iurbentia le había dado la vuelta al marcador (51-57 a 3:34). Luis Guil pedía tiempo muerto pero las cosas no mejoraban. Sin Tskitishvili y Ramos el rebote se resentía, las posesiones seguían siendo muy largas y no siempre llegaba el balón al mejor tirador. Los de Bilbao aprovechaban sus tiros libres y Salgado les situaba 10 puntos por encima (53-63). Oleson se veía muy solo ―y muy bien defendido por Seibutis―, se obcecaba e intentaba penetraciones imposibles. Se trata de un fuera de serie y, por ello, lograba algún triple de película, pero Salgado le contestaba rápidamente en la otra canasta. Y el intercambio de puntos favorecía, claro, a aquél que mandaba en el marcador: el Iurbentia Bilbao Basket, que afrontaba el último cuarto con ventaja (57-65). El Fuenlabrada acusó muchísimo los minutos ―que se hicieron tremendamente largos para los madrileños― en los que no estuvieron ni Valters ni Tskitishvili, Oleson era entonces la única amenaza desde el tiro exterior y el Iurbentia se cerraba sobre él.

Un triple de Pasalic elevaba hasta 11 la renta de los vascos (57-68). Salgado seguía jugando posesiones de más de veinte segundos y, claro, a veces le salía mal. Sendos triples de Oleson y Valters ―ya en pista― acercaban a los madrileños (63-68 a 8:20). Una nueva falta en ataque del Iurbentia hacía que el público del pabellón se creciese. Valters anotaba dos tiros libres (65-68 a 7:54). Oleson perdía un balón acosado por la defensa a que le sometían los hombres de Txus Vidorreta, pero Salgado perdía también el balón en la otra canasta. Cometían falta sobre Mainoldi en el triple y este anotaba los tres tiros libres. En poco más de dos minutos el partido estaba empatado (68-68 a 7:05) y la presión del público era increíble.

Había mucha tensión y aún quedaban muchos minutos por disputarse. En cuanto el partido se aceleraba el que resultaba beneficiado era el Fuenlabrada, una canasta de Oleson obligaba a pedir tiempo muerto al Iurbentia Bilbao Basket (74-71 a 5:23). La siguiente jugada comenzó con rebote de Oleson y el Fuenlabrada atacando con rapidez, el propio Oleson se encargaba de anotar con un espectacular mate ante toda la defensa del Iurbentia que dejaba boquiabierto al público asistente. Pero los vascos no se dejaban amedrentar y tras un buen ataque y aprovechando un imperdonable despiste del Fuenlabrada en el saque de fondo, se acercaban peligrosamente (76-74). Los dos contra uno a Oleson arrojaban sus frutos y un excelente triple de Recker adelantaba al Iurbentia (76-77 a 3:26). Bueno anotaba dos tiros libres pero Salgado le respondía en la otra canasta (78-79). Forzaba además la quinta de Valters. Faltaban casi tres minutos y el panorama era muy oscuro para los madrileños.

Pero Antonio Bueno se echó el equipo a la espalda y protagonizó unos minutos de ensueño: machacaba tras un muy buen pase de Mainoldi y, en la siguiente jugada, capturaba un rebote ofensivo, anotaba y forzaba un tiro adicional (83-79 a falta de 2 minutos). Vázquez elegía el peor momento para fallar uno de sus dos tiros libres; en la otra canasta Bueno parecía crecerse con la tensión y, lejos de mostrarse inseguro, anotaba dos nuevos puntos (85-80). Tampoco se escondía Recker, y un triple suyo apretaba la situación (85-83 a 1:25). Se salía de dentro un tiro de Bueno y Salgado solo anotaba un tiro libre (85-84 a 42 segundos del final). Mainoldi conseguía una canasta que parecía imposible cuando faltaban doce segundos (87-84). El Iurbentia fallaba un nuevo triple pero Ferrán López solo anotaba uno de sus dos tiros libres. Seibutis sí los aprovechaba y el marcador era de 88-86 con ocho segundos por disputarse. El Alta Gestión Fuenlabrada jugó muy mal su último ataque, Salgado recuperó la pelota y a punto estuvo de empatar el partido si su tiro no hubiese sido taponado en el último segundo.

Ambos equipos hicieron el juego que se esperaba de ellos y cualquiera de los dos pudo alzarse con la victoria. Quizá los bilbaínos abusaron demasiado del tiro de tres puntos (30 intentos al final del partido) y fallaron los tiros libres en el peor momento. Pero ofrecieron una excelente imagen y, con un baloncesto que parece sencillo, demostraron por qué el año pasado llegaron a ser líderes de la ACB. El Fuenlabrada, por su parte, volvió a «desconectarse» del partido durante casi un cuarto. Cuenta con un buen técnico y con jugadores de muchísimo talento, pero ha de aprender a ser eficaz también en partidos donde predomine el ataque estático y a controlar ciertos aspectos: Valters es un base excelente pero ha de paliar sus problemas con las faltas ―sobre todo teniendo en cuenta el bache de juego que atraviesa Ferrán López―, el equipo tampoco ha de acostumbrarse a buscar a Oleson constantemente cuando las cosas no salen (de ahí la importancia, hoy, de las canastas de Antonio Bueno). No siempre la moneda caerá del lado favorable.


SALA DE PRENSA
Txus Vidorreta (entrenador iurbentia Bilbao Basket)

«Ha sido un partido en el que los dos equipos han jugado a un alto nivel. Durante treinta minutos hemos conseguido llevar el ritmo que nos interesaba. Hemos abierto ventajas pero no las hemos sabido conservar. En el último cuarto hemos entrado en bonus muy rápido, han remontado en tres minutos y hemos estado desafortunados en alguna decisión y en algún tiro libre. La última jugada ha sido un lance del juego y no me sirve como disculpa, he visto, esos sí, cómo arrollaban a Salgado y luego lo taponaban. La clave ha estado en que hemos concedido muchas canastas cerca del aro, tenemos que ser más duros ahí. El Fuenlabrada ha defendido bien y, como digo, nosotros hemos entrado en bonus muy rápido» .
Luis Guil (entrenador Alta Gestión Fuenlabrada)

«Sabíamos que era un partido muy complicado, es el tercer encuentro en el que no podemos contar con Saúl Blanco y los jugadores habían de dar un paso adelante, hoy, otra vez ha sido Sandes. Era un partido que sabíamos que se iba a decidir en el último cuarto. Hemos atravesado un bache en el tercer cuarto; la clave ha estado en el ritmo que ha impreso Javi Salgado. No era un partido para ganar jugando bien, sino para hacerlo con carácter, estoy muy contento con el equipo. Nuestro éxito es que hemos tenido opción de ganar todos los partidos que hemos disputado esta temporada. No entro a valorar la última jugada, como no lo hice el otro día ante el Joventut. Ferrán aporta mucho más de lo que sus números puedan decir, valoro muchísimo lo que está haciendo Matías Sandes [11 rebotes al final del partido y 18 de valoración] y quisiera destacar la regularidad que está mostrando Antonio Bueno. Se trata de un jugador que está concentrado durante todo el partido y, junto a Oleson, es el más regular del equipo.».


Noticias relacionadas

El Betis Energía Plus por fin se estrena en la ACB (83-77)

Los sevillanos logran, a la undécima, la primera victoria de la temporada, frente al Monbús Obradoiro

El Real Madrid tira de épica pero cae ante Olympiacos

Printezis ajusticia a los de Laso en la prórroga

Ibaka gana la partida a Marc Gasol y Mirotic vuelve a jugar con triunfo

El mediano de los Gasol aportó 20 tantos

El Valencia Basket planta cara pero sigue sin levantar cabeza

Los 'taronja', pese a las bajas, se mantuvieron con vida hasta el final gracias a la exhibición anotadora de Green (24 puntos)

El Madrid olvida su drama europeo

Los de Pablo Laso muestran su versión liguera para ganar a Herbalife Gran Canaria y alejar la derrota con Estrella Roja
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris