Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Jóvenes Sanpa

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
miércoles, 7 de enero de 2009, 16:50 h (CET)
Me ha conmovido hasta las lágrimas- ¡emotivo que es uno¡- el ver el video que se ha difundido por Internet de un grupo de jóvenes cristianos paseando por las calles y plazas del centro de Madrid con sus cánticos, oraciones, balconeras y “piropos” a la imagen del Niño Dios, recién nacido, sin ningún respeto humano.

Hoy que tanto se habla y critica a la juventud, en general, por su masiva participación en el “ botellón”, en actos de violencia antisistema, en “fans” de ídolos del deporte, de la música y de la canción etcétera, merece destacarse esta postura testimonial de jóvenes cristianos que pasean el estandarte de su líder, el Hijo de Dios,en el día de su cumpleaños, por las calles y plazas de nuestra capital.

Frente a la frialdad de las calles iluminadas con millones de bombillas, de escaparates con exóticos reclamos de una fiesta que a la mayoría de los españoles nos resulta extraña o ajena, esta minoría de jóvenes han querido despertar el sentimiento auténtico de la Navidad, que no es otro que aclamar, bendecir y proclamar “al chiquirritín que ha nacido entre pajas, queridín, queridín, queridito del alma”,como nuestro Dios, Señor y Salvador.

Bien, muy bien por estos jóvenes cristianos de la asociación San Pablo, que han dado este testimonio público de no avergonzarse de manifestar en las calles, las creencias más hermosas que la mayoría llevamos en el hondón de nuestras almas y que quizás solo afloran en recintos muy concretos y poco frecuentados por la mayoría de otros jóvenes. Gracias muchachos y que cunda vuestro ejemplo.

Noticias relacionadas

hasta qué punto falla la vigilancia

Este artículo de opinión es el segundo de cuatro para analizar el fenómeno de los refranes

Cataluña intenta desprestigiar a España

¿Hasta qué punto falla la vigilancia?

Quebrantos delictivos

Si diluimos las normas, diluimos las leyes y diluimos los razonamientos; nos evaporamos como personas

Amnistía Internacional y los tres de Altsasu

La Doctrina Aznar

La dignidad de una generación

La generación de nuestros mayores es la que vuelve a alzar su voz para vergüenza de quienes callan
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris