Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Cine
Etiquetas:   Crítica de cine  

Algo sobre ‘The Spirit’, la película

Herme Cerezo
Herme Cerezo
sábado, 18 de abril de 2009, 11:13 h (CET)
No soy muy aficionado a las versiones cinematográficas del Cómic. Prefiero lo contrario, es decir, pasar del celuloide al papel y tinta. Sin embargo, armado de valor, esta tarde, por fin, he acudido a ver ‘The Spirit’. Veintidós personas, lo que leen, mis improbables, veintidós que las he contado yo con mis dedos en la sala. Trece de ellas teenagers, o sea, gente joven, comentarios rijosos propios de la edad, palomitas, coca colas, etcétera, incluidos. La proyección comenzaba a las 18,20 horas y a las 18,15 aún permanecía inicólume la puerta de la sala nº 5 donde la iban a proyectar.. Un altavoz anunció por dos veces la inminencia del inicio. Pero la puerta se mantuvo cerrada a canto y cal hasta que a las 18,16, ciscándose en todo lo ciscable y jurando en arameo, nos franqueó la entrada un limpiador, que cargaba escoba y recogedor reglamentarios, chaleco malva y pantalón negro, con lo que los cortos previos nos los perdimos. A las 18,22, más o menos, saltó el primer crédito a la pantalla. Así, pues, faltó poco para que no viéramos el arranque de la película. Luego a lo largo de la sesión, alguien intentó "gasearnos" a base de ráfagas de potente calefacción. Y es que Valencia, a ver si se entera alguien, no es Madrid, ni Oslo, ni Berna, ni Teruel. Valencia es Valencia y no hace tanto frío ni siquiera cuando lo hace.

La película. Pues ¿qué quieren que les diga? Cosas buenas y cosas malas, de todo hay en botica. La primera cosa mala es que algunas leyes del Cómic no se trasladan bien a la gran pantalla. Eso del cuchillo atravesando el cuerpo de Spirit pues "no cuela" en una peli tradicional. Queda bien para los dibujos animados y poco más. No me imagino yo, por ejemplo, en una película de "carne y hueso" al coyote reventado por un cartucho de dinamita, ante las carcajadas del beep-beep, y la siguiente escena totalmente recuperado y deseoso de pelea. Empiezo a creer que cada género tiene determinados recursos o códigos propios que es mejor no traspasar de uno a otro, porque no riman. La segunda cosa mala es que la película queda demasiado oscura – las historietas del tipo del antifaz no son tan sórdidas – y la tercera que la acción de las historietas de Spirit se desarrollan en las décadas de los años cuarenta y cincuenta, cuando no había móviles (o celulares) ni rifles electrónicos, el de la agente Morgenstern parece un ordenador de última generación con gatillo, y tampoco había antidisturbios con gafas para mirar en la oscuridad. Todo ello mezclado con los coches policiales originales de la serie, puro anacronismo que no casa con todo lo anterior que Frank Miller ha deslizado en su "spirituosa" versión cinematográfica.

Pero también hay aspectos interesantes. Me ha parecido muy logrado, muy de Cómic, MUY DE EISNER algunos enfoques a determinadas escenas. Por momentos, me he acordado de las magníficas portadas de muchos de los episodios de Denny Colt, en las que el dibujante norteamericano se revelaba más maestro que nunca. Está bien el comisario Dolan. Resulta creíble, aunque le falte su mechón de pelo en punta (lleva siempre puesto su sombrero medio chafado). También interesante la imagen en la que Spirit se libera de su féretro en el cementerio de Wildwood, también muy de Eisner, así como algunas vistas de las calles desde los terrados de los edificios.

Las mujeres fatales P´Gell, Silo, Sand Saref, Skinny Bonnes y la doctora Ellen Dolan no están mal, aunque la Dolan peca mucho de blandita a mi entender. Samuel L. Jackson es un buen Octopus, interesante cuanto menos, y resulta, sobre todo, muy coherente ya que, aunque aparentemente muere, su dedo sigue vivo, lo cual deja abierta la puerta para posibles continuaciones. Y es que, ¿qué sería de Spirit sin Octopus? Nada, un sinsentido. Como le ocurriría a Tintin sin su Rastapopoulos.

Termino hablando sobre el argumento. Se lo podían haber currado un poquito, sólo un poquito más, para que la historia hubiera resultado algo más dinámica, interesante y atrayente. El interés de este Spirit, ¡qué lástima!, no radica en el argumento sino en la puesta en escena. En fin, que ‘The Spirit’ tiene pros a favor y en contra. Yo no la echaría al pozal de la basura, pero tampoco tiraría cohetes.

Noticias relacionadas

La cara oculta de los Oscar: así son de rentables

Las estrellas nominadas a mejor actor ganan un 20% más en su siguiente papel

Cinco películas inspiradoras en la lucha contra el cáncer y su papel en la psicooncología

Ver películas que abordan el cáncer desde un punto de vista positivo resulta beneficioso para los pacientes y sus allegados

Por qué la película 'Roma' desconcierta al público masculino

Estrenada por Netflix en diciembre

La Muestra de Cine de Lanzarote clausuró su octava edición con casi 1.700 asistentes

'La imagen que te faltaba', de Donal Foreman, obtuvo el Premio a Mejor Película, tras una innovadora deliberación pública

La película 'Le temps des égarés' de Virginie Sauveur gana el Premio a Mejor Película en el Zoom Festival

Attila Szász obtiene el Premio a Mejor Dirección por 'Örök tél'
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris