Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Familia, Alemania y España. Dos posturas justamente contrarias

Jesús Martínez Madrid
Redacción
domingo, 4 de enero de 2009, 06:04 h (CET)
Los alemanes son así: tiene dinero, su país es uno de los más ricos y como su índice de fecundidad es muy bajo, sólo un 1,32 por cada mujer en el año 2006 , decidió apostar por la familia y por facilitar los nacimientos y la conciliación laboral-familiar y personal a las mujeres y a los hombres.

Para fomentar la natalidad se invierten anualmente 189.000 millones de euros en política familiar, mientras que en España sólo 80.000 millones; se ha creado un Centro federal para analizar y valorar los resultados de las ayudas familiares. Y todo ha dado resultado: en el año 2007 nacieron más niños.

Recordemos que desde que Angela Merkel accedió al poder existe un Ministerio federal de la Familia y su titular Ursula van del Leyden es madre de 7 hijos. Suyas son estas recientes declaraciones: "Las empresas e instituciones certificadas manifiestan cómo una compañía puede ser consciente de la familia y tener éxito económico al mismo tiempo". Y "de este modo marcan una tendencia en la economía innovadora. Estoy convencida de que muchas empresas seguirán este ejemplo. La afinidad a las familias se ha convertido en una marca de reconocimiento para la industria alemana, ya que cada vez más jefes de personal reconocen que las empresas tienen en cuenta por delante las necesidades de los padres y detrás la competencia".

Mientras que en Alemania salen adelante con la auténtica riqueza humana, es decir con el crecimiento en la natalidad, con la familia como eje de sus presupuestos, en España estamos en crisis económica, las Ministras no son partidarias de tener hijos o de tener más hijos porque son una carga para su ejercicio profesional y el Presidente del Gobierno (ZP) busca deshacer el concepto matrimonio, y el papel y responsabilidad de los padres en la educación de los hijos; pretende conseguir el aborto libre- todo un asesinato de un inocente-, y eliminar a todos los que por edad o minusvalía ya no son útiles o son una carga. Sin duda se trata de dos posturas justamente contrarias.

Noticias relacionadas

​La política de la posmodernidad

Algo cambia en el panorama político español. Parece que la sociedad sean aficionados pendientes del mercado de fichajes

​Mariano Llano y la Guerra del Chaco que nos ocultaron

Acrobáticos esfuerzos se han hecho para negar la participación de intereses empresariales en una guerra sudamericana importada desde Wall Street

Cercanía, clave para la educación a través del ejemplo

La educación a través del ejemplo es eminentemente ética

​Desocupación en la era del “Capitalismo irónico”

“Tenemos que visualizar que el capitalismo puede generar múltiples tipos de desocupados: los “latentes”, “los intermitentes” y los que el sistema ya ha consolidado como tales”

En el bienestar de los demás reside nuestra propia satisfacción

La placidez se alcanza a través de la certeza de ser yo en mi personal identidad y de no sentirse perdido
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris