Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Con un mínimo de humanidad y vergüenza

Xus D. Madrid (Gerona)
Redacción
domingo, 4 de enero de 2009, 06:04 h (CET)
Parecía increíble que alguien, tras la salida a la luz de las trituradoras de fetos del doctor Morín y de las prácticas eutanásicas del doctor Montes, con un mínimo de humanidad y vergüenza, se atreviera a poner sobre la mesa el debate. Pero la realidad supera lo imaginable.

Abortar a mansalva, sin más impedimento que la fijación de un plazo arbitrario de gestación lo llaman "reforma vanguardista"; a la impunidad del delincuente la bautizan con el nombre de "garantizar la seguridad jurídica"; a un delito tipificado lo denominan cínicamente "derecho a decidir"; a la pretensión de dar muerte, a petición suya, a personas gravemente enfermas, o también a aquellas que ya no sean capaces de expresar ese deseo mediante una clara manifestación de su voluntad "evitar el dolor", "nosotros no queremos que la gente sufra"; al retirar los símbolos religiosos de los lugares públicos "progresar en la laicidad" (sabiendo que eso no es laicidad sino laicismo). Estos son los temas, que tras el Congreso del Partido Socialista, según ellos, realmente preocupan a la sociedad española. Las encuestas de CIS y los medios internacionales dicen otra cosa pero "no hay peor sordo que el que no quiere oír".

Noticias relacionadas

El coloniaje de las ONG

El extravagante aparato de propaganda y conglomerado ONG que sigue sobrevolando el Sahara se va quedando sin gasolina

Presos en el laberinto del mundo

Es hora de liberarnos de este egoísmo mundano

¿Es pecado ser patriota en España?

Algunos piensan que sí

Interinos con derechos laborales

Los profesores interinos en Asturias deben ser tratados con justicia por la Administración

Sss..., Soraya Sáenz de Santamaría y el alcalde de León

Era el sonido, sibilante y de aviso, que corría en el Hotel Ritz de Madrid entre los periodistas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris