Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

El zapatazo

Mario López
Mario López
miércoles, 31 de diciembre de 2008, 15:24 h (CET)
El zapatazo puede llegar a marcar un antes y un después en la forma de relacionarnos con el poder político. Es un paso hacia adelante respecto a otros usos, como son el cambio de voto o el abucheo. El zapatazo es más expeditivo, inmediato y mediático.

Si al consejero Güemes -yerno del capo Fabra y favorito de la lideresa Aguirre- en lugar de lanzarle los insultos que habitualmente le prodigan allá por donde vaya, le dieran de zapatazos, probablemente no abandonaría el cargo del que es dueño aunque no ducho, pero tampoco volvería a aparecer en público, cosa que tampoco estaría mal. Hay que romper tabúes. No puede ser eso de quedarse siempre con las ganas de manifestar nuestro desagrado con el proceder de nuestros administradores. Al quedar tan reducida la capacidad de réplica del contribuyente, el contribuido se crece y no suelta la poltrona ni aunque le baldees las orejas con agua hirviendo. Desconoce lo que es la vergüenza y sabe dar su justo valor al cargo que ostenta y a los emolumentos que conlleva. El zapatazo, sin ser una agresión mortal de necesidad, produce un pescozón importante en el que lo sufre y una profunda desazón en el ánimo, siempre que esté bien dirigido y propulsado con la fuerza necesaria, despertando en el que lo ha sufrido una sana animadversión al lucimiento público. Espero que la costumbre cunda en nuestras tierras y pronto se nos conozca a los españoles, no ya como los grandes fabricantes de zapatos que somos, sino también por la extraordinaria maña que nos damos para lanzarlos contra los políticos chuscos.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris