Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Acoso escolar  

Acoso

Las personas deben reaccionar ante el acoso antes de que sea demasiado tarde para encontrarle solución
Octavi Pereña
martes, 26 de enero de 2016, 07:51 h (CET)
El caso de Alan, el adolescente transexual de 17 años que se suicidó el 24 de diciembre de 2015, pone de nuevo ante la opinión pública el problema del acoso. Las proclamas políticas y sociales se hacen oír. “Pondremos todos los recursos para evitar que vuelva a repetirse”. (Ana María Martínez, alcaldesa de Rubí). “Alan se merecía el homenaje después del menosprecio por parte de la sociedad”, afirmó Natalia Aventin, presidenta de Crysallis, asociación que agrupa familiares de menores transexuales).

Para poder combatir el acoso, sea del tipo que sea, ante todo debe saberse qué es, pues si se desconoce la enfermedad, ¿cómo se podrá recetar el remedio adecuado? “Se considera como tal (el acoso) toda información que se difunda por medio de e-mails, SMS, whatsaaps, redes sociales, como Facebook, Twitter, o cualquier otro, así como por medio de webs o comentarios que se hagan en ellas con el propósito de difamar, vejar, acosar o constreñir a la persona que sea con ataques personales o difundiendo contenidos íntimos no autorizados, en gran parte visuales. Sólo el hecho de seguir enviando e-mails a alguien que ha dicho que no desea seguir recibiendo de alguien en concreto ya se puede considerar acoso en línea” (Esther López, socióloga). El acoso popularmente conocido como bullying puede resumirse en una breve frase: “Falta de amor”, no de un amor abstracto del que se habla con inconsciencia, sino del amor que enseña a buscar el bien del prójimo y no el mal. Los psicólogos que son especialistas en el comportamiento humano dicen que los matones que sacan pecho ante sus compinches que acosan a quienes no les caen bien, se forman en los hogares en que se dan modelos inconsistentes de paternidad o en los que se dan modelos de comportamiento violento. Lo que se respira en el hogar se reproduce en la calle. El ambiente hogareño hace mucho para que los hijos practiquen o no el acoso. En definitiva, los hijos reproducen en la escuela y entre sus compañeros el comportamiento que ven en sus hogares y como lo huelen desde el nacimiento, lo consideran correcto. No debe extrañarnos, pues, que se conviertan en acosadores.

Siendo la cosa así es imprescindible que el modelo paterno cambie de uno que fomenta el acoso por otro que respete al prójimo en toda su diversidad. Respetar a lo que es distinto no significa de ninguna de las maneras renunciar a las propias convicciones, sino que manteniéndolas inalterables, no actúa en contra de las peculiaridades del otro, sino que las tiene en cuenta sin impedir su manifestación. El respeto que yo quiero para mí tengo que tenerlo hacia el otro.

El acoso es un atentado contra la integridad del otro que debe penalizare. Desconozco si está especificado como delito en el Código Penal, si no es así debería serlo. Pero la lucha contra el acoso no sólo debe ser de tipo judicial y punitivo, también debe ser educativa. La psicóloga leridana Rosa Jové dice que es preciso asegurarse que las campañas a favor de la tolerancia impacten en los niños y “hacerlas por obligación”. David y Blau, dos adolescentes que han sufrido acoso por su orientación sexual y que han explicado en su entorno como son y cuales son sus preferencias sexuales, añaden: “En la escuela deberían darnos más soporte”. No estoy en contra de la educación, pedro la educación que se limita a decir que la homosexualidad y la transexualidad están presentes en la sociedad y que se deben respetar a las personas a las personas que escogen dichas opciones sexuales sin cambiar los sentimientos que hierven en las profundidades del alma, no resuelven el problema. A pesar de las campañas para fomentar la tolerancia, el Observatorio contra la Homofobia ha detectado que los casos homóficos en Catalunya durante el año 2014 fue de un 5% y que en la demarcación de Lleida fue del 30%.

Antes hemos dicho que lo que se respira en el hogar se reproduce en la calle. A pesar de ser insuficiente, la escuela debe seguir enseñando que la tolerancia a favor del que es diferente debe ser una prioridad. Pero debe ser la Iglesia en su diversidad denominacional la que debe ir más allá de la escuela enseñando el mensaje liberador del pecado por Cristo, sin quedarse en la banalidad de que el mensaje cristiano está presente en las tradiciones populares. El mensaje de la tradición deja a los hombres en sus delitos y pecados. No despierta las conciencias. Las celebraciones tradicionales como las navideñas, de semana Santa, las romerías con trasfondo religiosos distraen y despiertan sentimientos, pero no llevan a las personas el verdadero arrepentimiento a Dios que es la base del cambo de actitud hacia el prójimo que es distinto, sin excluir ningún factor diferencial.

La Iglesia en su diversidad denominacional debe hacerse suyo el mandato que Jesús dio a la iglesia naciente antes de su ascensión a los cielos: “Por tanto, íd y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo, enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado” (Mateo 28: 19,20). Pero si quienes dicen ser cristianos no creen en el Señor de la Iglesia, ¿cómo cumplirán el mandato de enseñar a quienes desconocen la Verdad de Cristo que libera de la esclavitud del pecado que origina el acoso? Si nos consideramos cristianos debemos desterrar el prejuicio y las actitudes incorrectas que escondemos en las profundidades de nuestras almas.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

El Gobierno socialista actúa como si no estuviera en funciones

“Un estado está bien gobernado cuando los ciudadanos obedecen a los magistrados, y éstos a las leyes.” Solón

La Gran Asamblea

Desde mi lectura del principio del Génesis

La exhumación de Franco y el Sahara español

El último de los militares africanistas con delirios de emperador, sufrirá esta semana la humillación de ser trasladado a una tumba común

El baúl de las experiencias

“Abriendo el corazón se cambia el mundo”

André Gorz

Este filósofo que nació en Viena en 1923 y falleció en Francia en 2007 destacó por sus numerosas y profundas reflexiones sobre el sentido de la vida y también sobre la sociedad y el individuo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris