Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

El Orgullo del periodista en Paraguay

Luís Agüero Wagner
Redacción
miércoles, 31 de diciembre de 2008, 15:38 h (CET)
Por motivos que aún no están del todo claros, los dueños del Paraguay que además son dueños del puñado de medios masivos con que cuenta el país, intentaron convencer a la opinión pública de que el "marxismo leninismo "ateo y apátrida había tomado el poder en Paraguay con el clérigo Fernando Lugo. Frustrados por no haber podido pasar gato por liebre, ahora denostan contra quienes le arruinaron el negocio.

Como no cabría esperar otra cosa, no sólo los grupos del choque del obispo Fernando Lugo realizan los cobardes ataques desde su posicionamiento en la teocracia clerofascista, también los esbirros serviles del contrabando y la ilegalidad predominantes en estos medios de comunicación.

Para tener una idea de la ética de los medios en este medio, basta mencionar que en Paraguay son estrellas del periodismo un ex policía de Stroessner (Alcibíades González Delvalle), el ex animador de los cumpleaños del dictador (Humberto Rubín) y la mayoría de los redactores de la prensa escrita son empleados de un financista de la Liga Mundial Anticomunista involucrado en asesinatos del Plan Cóndor (Aldo Zucolillo).

En ese contexto, sin extrañarme demasiado, leí una mención a mi persona en el diario Ultima Hora de la capital paraguaya, donde en un párrafo señala que en navidad el "correo electrónico se llena de mensajes de amor y paz que vienen de personas perfectamente desconocidas y, de paso rompecoquitos, como Luis Agüero Wagner, Pompeyo Lugo y otros próceres de la Patria" intentando ironizar sobre quien no pueden controlar, desde el olimpo de una redacción de obsecuentes lacayos a un reputado contrabandista, y notorio personero de la mafia del país más corrupto del mundo.

Para conocer más a fondo los intereses a quienes sirven estos lacayunos recaderos de falsos y fracasados empresarios enriquecidos con gobiernos corruptos y dictaduras anticomunistas, he decido refrescar la memoria con respecto a algunos puntos que atañen a la prensa nacional.

Y de paso, sugerirle a Lupe Galiano temas para nuevas columnas, dado lo carente de ideas que demuestra estar en estas navidades:

1- Podrían ocuparse alguna vez de la forma en que los periodistas paraguayos son humillados por la mafia que maneja en Paraguay los medios de comunicación, obligándolos a aceptar en retribución por su trabajo bonos de supermercardos o deteriorados automóviles introducidos ilegalmente al país.

Normalmente estos periodistas son obligados a hacer suyas las causas de sus patrones, a la sazón personajes incapaces de redactar una esquela, y que utilizan a sus medios y periodistas para sus guerras de mafias.

Por citar un ejemplo, podría recordar en alguna crónica lo sucedido cuando en junio del año 2007 el SPP emitió un comunicado sobre el caso RCTV, evitando tomar partido por la red de canales cuya licencia fue cancelada por Hugo Chávez en un hecho apoyado entre otras personalidades por el Premio Nóbel de Literatura Harold Pinter, o parlamentarios britànicos como Jeremy Corbin, Jon Crudas y Colin Burgon y otros, y la patronal mafiosa de la prensa paraguaya no descansó hasta humillar a su propio sindicato.

Con una enérgica campaña forzaron una nueva reunión donde la dirigencia del sindicato fue humillada y obligada a retractarse, condenar enérgicamente a Hugo Chávez y además pedir disculpas a sus patrones. En la segunda convocatoria para redactar el nuevo comunicado, brillaron entre los antichavistas muchos de los que en más de una ocasión visitaron las embajadas de Venezuela y Cuba mendigando la solidaridad caribeña, para después condenar un comunicado favorable a lo actuado por la revolución bolivariana.

Incidentes semejantes dan la pauta al lector imparcial de lo atadas que están las líneas editoriales de los medios de Paraguay a los designios de los grupos criminales que los manejan, y el grado de abyección imprescindible para ejercer la profesión de periodista.

2- Podría también ocuparse alguna vez de recordar el "intrascendente" asesinato de Washington de Orlando Letelier, pero ya sabemos que le impedirá volver a trabajar como periodista en Paraguay, dado que contrariará a personajes como Aldo Zucolillo, Humberto Rubín, Conrado Pappalardo, Etc.

3-También podría realizar crónicas nostálgicas, sobre algunos de los ídolos del periodismo paraguayo como Humberto Rubín, con fotos animando el cumpleaños de Stroessner como la que acompaña este artículo, o de Alcibiades González Delvalle con su traje de policía de Edgar L. Ynsfrán. O la fiesta de disfraces en la mansión del reverendo Moon.

4- También podría escribir que lo digno es que le paguen sus ataques panfletarios con vales para realizar compras en el supermercado Stock de su patrón, o que le descuenten a uno el sueldo a cuenta de la cuota de compra de una chatarra de Iquique. En fin, lo bien que uno se siente sirviendo obsecuentemente a contrabandistas, falsificadores, ex operadores del Plan Cóndor y adulones de Stroessner enriquecidos con la sangre del pueblo, como es la forma en la que se ganan la vida los periodistas de Ultima Hora y otros medios paraguayos.

5- También está pendiente el tema de cómo se dicta cátedra de nacionalismo desde un ámbito como el del periodismo paraguayo, donde la mayor ambición del gremio es convertirse en escribiente a sueldo de embajadas y fundaciones extranjeras como ocurre en la redacción de Ultima Hora.

UN POCO DE HISTORIA
Aunque la historia es "aburrida" para el periodismo paraguayo, no está demás mencionar que hace apenas un par de décadas, el dictador Alfredo Stroessner era el más importante propietario de medios en Paraguay. Pablo Rojas, ascendido a general por sus méritos en el ámbito de desviar fondos de la intendencia militar hacia el periodismo de propaganda del régimen, se encargó de acondicionar el diario El Pais, que ya había pasado a manos del dictador desde que Leopoldo Ramos Giménez fuera designado director. El general Rojas lo refundó con el nombre de Ultima Hora, con algunas mejoras pagadas con recursos sustraídos de empresa del estado, tales como Banco Nacional de Fomento, Flota Mercante del Estado e IPS. Así surgió el diario que ahora quiere dictarnos normas.

Paralelamente se armaron con el modus operando Humberto Rubín y Teófilo Escobar, integrantes del séquito de adulones del dictador por décadas, y fue así como salió al aire Ñandutí AM. Rubín pronto hizo a un lado a Escobar y al fallecer Rojas se quedó con la radio. Como es propio en negocios en las sombras, los documentos no permitían establecer la titularidad del capital aportado por Rojas, y la sucesión no se disputó..

Un tiempo antes, Stroessner se hizo de su propio canal de TV, el 9, que hasta ahora conserva prerrogativas como sus instalaciones en un terreno fiscal y su antena en un parque municipal. El canal fue un botín de guerra de las familias que dominaron al Paraguay manu militari, ya que cuando Stroessner fue derrocado por un general narcotraficante, pasó a engrosar los bienes de la nueva familia real.

Bien dijo el obispo Fernando Lugo, la ética de los medios es un problema de los medios, pero quienes reciben favores de medios con semejante ética, como en su caso, no pueden presentarse como los campeones de la asepsia precisamente.

LA "DIGNIDAD" DEL PERIODISMO PARAGUAYO
Otro punto que no se puede omitir aquí, es que pocos sindicatos son tan indignos de credibilidad en el mundo, como el Sindicato de Periodistas del Paraguay. El hecho tiene muchas explicaciones, pero hay una que nadie menciona aunque todos la tienen presente: el poderío de la embajada norteamericana sobre la prensa paraguaya..

Precisamente un operador de la CIA en Paraguay, Agustín Torres Lazo, fue quien tuvo la "genial" idea de incluir también a los patrones en el Sindicato de Periodistas del Paraguay.

El sindicato de periodistas del Paraguay, es uno de tantos gremios en el mundo cooptados por la AFL CIO, organización con un notorio historial notorio de actividades antisindicales en el Tercer Mundo, siendo ampliamente conocido el caso de Guyana Francesa donde colaboraron con la caida de Jagan.

La AFL CIO tiene un largo historial de fraudes pro-imperialistas, en complicidad con la CIA norteamericana, desde que había tenido un relevante papel en romper huelgas en Europa, y en crear sindicatos alejados del Partido Comunista, a partir de la década de 1950.

Cuando en Haití despareció el aliado de Estados Unidos, el sanguinario dictador Duvalier, el imperio tenía para este país la forma habitual de democracia con la opción preferencial para los ricos, especialmente si eran norteamericanos. El Departamento de estado abordó para el efecto al AIFLD, filial de AFL-CIO (Federación Norteamericana del Trabajo y Congreso de las Organizaciones) para que se uniera a sus esfuerzos en Haití "debido a la presencia de sindicatos radicales y al elevado riesgo de que otros sindicatos se puedan radicalizar".

El 21 de setiembre de 2005 fue firmado entre el Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP), el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SITRAPREN) y el auspicio del Centro Americano para la Solidaridad Sindical Internacional de la AFL-CIO, un proyecto con miras a lograr el "fortalecimiento sindical en ambos sindicatos".

El proyecto se firmó en Asunción con la presencia del representante del Centro de Solidaridad, oficina para Sudamérica, Sr. Bryan Finnegan. Fueron además signatarios los secretarios generales Julio Benegas, del SPP, y Marcial Vázquez, del SITRAPREN.
Los días 23 y 24 de febrero de 2006, se realizó en Asunción un "Taller de Investigación Estratégica", auspiciada por el "Centro de Solidaridad de la AFL-CIO" a través de su oficina regional de Montevideo, Uruguay, encabezada por el señor Brian Finnegan. El "Taller" fue coordinado por el Sindicato de Trabajadores de la Prensa, Imprentas y Afines (SITRAPREN).

En la ocasión, el señor Carlos Pérez Cáceres, periodista y activista sindical, ofreció "un informe pormenorizado acerca del reciente trabajo de investigación que sobre la situación de sus respectivos sectores", encargaron en conjunto los sindicatos de periodistas y gráficos con el apoyo económico de la AFL-CIO en el año 2005, dentro de una plan de fortalecimiento estructural y crecimiento sindical. (Fuente: Informe sobre taller de investigación estratégica/ Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP)/ Sindicato de Trabajadores Gráficos, SITRAPREN/AFL-CIO 23 y 24 de febrero de 2006… http://www.union-network.org). Algún tiempo después, Pérez Cáceres sería candidato de la patronal a dirigir el SPP.

Noticias relacionadas

¿Profecías de Sánchez para el 2040? Antes habrá arruinado España

“No pierda la cabeza, nada ocurre como está previsto, es lo único que nos enseña el futuro al convertirse en pasado.” Daniel Pennac

Menosprecio hacia la vida de algunos

Todos nos merecemos vivir para poder obrar y dejar constancia de lo que uno hace

Lastres y estercolero en la Sesión de Control al Gobierno

​Para el PP, la Sesión de Pleno del Congreso de los Diputados número 156 empezaba lastrada

Rajoy, Sánchez y el mito de Ícaro

“En el pasado, aquellos que locamente buscaron el poder cabalgando a lomo de un tigre acabaron dentro de él” John Fitzgerald Kennedy. 35º presidente de los Estados Unidos

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris