Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Opiniones de un paisano  

La desmesura de los obispos

Mario López
Mario López
lunes, 29 de diciembre de 2008, 11:36 h (CET)
Me gustaría saber qué desmesura están obligados a soportar las autoridades eclesiásticas en lo tocante al sexo. Los obispos españoles se sienten víctimas de una campaña zafia sobre el uso de los preservativos, patrocinada por el ministerio de Sanidad.

El Gobierno de España está obligado a velar por la salud de la ciudadanía y, muy especialmente, a informar a los jóvenes sobre todo aquello que les permita desarrollar su sexualidad de la manera más higiénica y sana posible. Esa obligación del Gobierno es una exigencia de la sociedad. Los ciudadanos españoles trabajamos, entre otras cosas, para financiar una sanidad pública que nos acoja a todos y, por medio de una información clara y veraz, fomente en cada uno de nosotros los hábitos más saludables. Dentro de esta tarea de informar a la ciudadanía, el Gobierno dispone del soporte publicitario que podemos ver en nuestras calles, túneles de metro o vallas publicitarias repartidas por los aledaños de nuestras autovías. El contenido del mensaje publicitario ha de ser claro y veraz. Puede que la forma no guste a todo el mundo. Puede que resulte zafio para determinadas personas. Dudo que la mayoría de los jóvenes –que son, en definitiva, los destinatarios del mensaje- lo consideren así. Pero esa publicidad es vital para nosotros. Ahora nos toca a los ciudadanos de este país hacer la misma pregunta a don Braulio Rodríguez: “¿por qué tenemos que soportar los más de cuarenta millones de ciudadanos libres de este país tanta desmesura de su parte?” Estos señores han perdido el tren –si es que alguna vez lo han cogido- y nos quieren hacer perder la salud. Su anacronismo crónico les llevará a la extinción, pero les agradeceríamos que, en el ínterin, dejaran de abrasarnos con sus rancias salmodias.

Noticias relacionadas

Vacía hipercominicación

Los estultos charlatanes anegan lo verdaderamente importante en sus infumables peroratas

Íñigo Errejón y El Topo

Lo de La Sexta Noche a palo seco tiene su telenguendengue

Os equivocáis

Me había prometido a mí mismo no nombrar al partido político que parece ser que lo está petando

Obligaciones colectivas

Universalizar la educación tiene que ser la mayor de las prioridades

Investigadores

No, los investigadores a los que me refiero, no se dedican a buscar las miserias de los demás
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris