Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

La AFL-CIO y la penetración de la CIA

Luis Agüero Wagner
Redacción
sábado, 27 de diciembre de 2008, 04:54 h (CET)
En una nota que circuló en Internet, el periodista del diario anticomunista ABC color, Julio Benegas, afirmaba que la AFL-CIO era inocente del intervencionismo imperialista, y por lo tanto firmar acuerdos con esa corporación de sindicatos norteamericanos no constituía ninguna transgresión de los ideales de la izquierda anti-imperialista.

La historia desmiente categóricamente la coartada de Benegas, uno de los principales propagandistas en la prensa paraguaya de los referentes de la izquierda fabricada en la embajada norteamericana, tales como Camilo Soares, durante la campaña proselitista del obispo Fernando Lugo coordinada por James Cason desde la embajada norteamericana.

Repasemos algunos hechos conocidos sobre la AFL-CIO, de notoria influencia en el Sindicato de Periodistas del Paraguay.

LA AFL-CIO EN GUYANA
Es conocido el intervencionismo de la CIA en la caída de Cheddy Jagan en Guyana británica. Jagan había sido electo en 1953, superando a Forbes Burnhan, un conservador vinculado a la AFL-CIO.
Para lograr su objetivo, la CIA se valió de los sindicatos guyaneses para derribar a Jagan, a quien juzgaban pro-comunista, por medio de disturbios en los que corrió sangre, aunque sin perturbar el apoyo de la AFL-CIO.

Arnold Zander, el máximo dirigente de la huelga que sirvió de provocación y pretexto para negar con trampas la victoria electoral de Jagan, admitió públicamente que su sindicato había sido generosamente financiado por la CIA y que ésta le mandaba los fondos por mediación de la Gotham Foundation, una de las 17 organizaciones que recibían dinero directamente de la CIA para canalizarlo a los diversos beneficiarios pasando, para enmascarar las cosas, por otras siete fundaciones.

Las diecisiete fundaciones utilizadas entonces por la CIA fueron: Tower Fund, Gotham Foundation, Borden Trust, Beacon Fund, Heights Fund, Williford-Telford Fund, Edsel Fund, San Miguel Fund, Kentfield Fund, Monroe Fund, Michigan Fund, Andrew Hamilton Fund, Appalachian Fund, Wynnewood Fund, Charles Price Whitten Trust y James Carlisle Trust. Estas diecisiete fundaciones tranmitían dinero a través de siete intermediarios: M.D. Anderson Foundation, Hoblitzelle Foundation, J.M.Kaplan Fund, Baird Foundation, Rabb Charitable Foundation y Marshall Foundation.

Entre otros principales beneficiarios por aquellos años se contaban: American Council for the Internacional Comisión of Jurists, Congreso para la Libertad de la Cultura, Institute of Internacional Labor Research, Sínodo de los obispos de la iglesia rusa fuera de Rusia, African-American Institute, American Friends of the Middle East, American Society of African Culture, Institute of Internacional Education, Institute of Public Administration, Atwater Research Program in North Africa, National Student Association y Operations and Policy Research.

LA AFL Y LOS SINDICATOS DE EUROPA
La AFL CIO tiene un largo historial de fraudes pro-imperialistas, en complicidad con la CIA norteamericana, desde que había tenido un relevante papel en romper huelgas en Europa, y en crear sindicatos alejados del Partido Comunista, a partir de la década de 1950.

En mayo de 1967, Thomas W. Braden, un ex colaborador de Allen Dulles al frente de la CIA, confesó el papel decisivo de la agencia de inteligencia norteamericana en la creación de sindicatos títeres en Europa Occidental, en particular de la Force Ouvriére en Francia.

La CIA había aportado ya en el invierno de 1947, fuertes sumas de dinero para quebrar la oleada de huelgas y escindir sindicatos, en una operación que contó con la participación de Jay Loveston, ex dirigente del partido comunista americano en los años treinta y director de la American Federation of Labor (AFL), e Irving Brown, representante de la AFL –y luego desde 1955, AFL-CIO- en Europa.

El 8 de mayo de 1967 el New York Times publicó que "Cuando Jay Lovestone e Irving Brown no dispusieron de más dinero, apelaron a la CIA citando proyectos análogos que abrigaban para Italia y para otros países de Europa Occidental. Las primeras sumas las habían recibido de la CIA a fines de los años cuarenta".

AFL-CIO en HAITÍ
Cuando en Haití despareció el aliado de Estados Unidos, el sanguinario dictador Duvalier, el imperio tenía para este país la forma habitual de democracia con la opción preferencial para los ricos, especialmente si eran norteamericanos. El Departamento de estado abordó para el efecto al AIFLD, filial de AFL-CIO (Federación Norteamericana del Trabajo y Congreso de las Organizaciones) para que se uniera a sus esfuerzos en Haití "debido a la presencia de sindicatos radicales y al elevado riesgo de que otros sindicatos se puedan radicalizar".

AIFLD se unió, ampliando el apoyo que había prestado desde 1984 a un grupo sindical gestionado en parte por la policía de seguridad de Duvalier. Como preparativo para las elecciones, el NED (National Endowment for Democracy) amplió su apoyo a varias otras organizaciones, entre ellas una supuesta organización de derechos humanos encabezada por un antiguo ministro de Duvalier, Jean Jacques Honorat.

Por medio del Instituto Puebla, de orientación derechista, el NED también proporcionó fondos a Radio Soleil, que se había opuesto a Duvalier pero cambió su postura, pasándose a la derecha bajo influencia de la jerarquía católica conservadora. Similares cooptaciones sucedieron en Paraguay en los últimos meses de Stroessner.

Todos los grupos comprados por la CIA en Haití jugaron posteriormente un papel preponderante en la desestabilización de Jean Bertrand Aristide.

OPERACIONES DE LA AFL –CIO EN PARAGUAY

El 21 de setiembre de 2005 fue firmado entre el Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP), el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SITRAPREN) y el auspicio del Centro Americano para la Solidaridad Sindical Internacional de la AFL-CIO, un proyecto con miras a lograr el fortalecimiento sindical en ambos sindicatos.

El proyecto se firmó en Asunción con la presencia del representante del Centro de Solidaridad, oficina para Sudamérica, Sr. Bryan Finnegan. Fueron además signatarios los compañeros secretarios generales Julio Benegas, del SPP, y Marcial Vázquez, del SITRAPREN. Coordinan el evento los compañeros secretarios de educación Patricia Lima y Carlos Vera Abed, del SPP y SITRAPREN, respectivamente.

Los días 23 y 24 de febrero de 2006, se realizó en Asunción un "Taller de Investigación Estratégica", auspiciada por el "Centro de Solidaridad de la AFL-CIO" a través de su oficina regional de Montevideo, Uruguay, encabezada por el señor Brian Finnegan. El "Taller" fue coordinado por el Sindicato de Trabajadores de la Prensa, Imprentas y Afines (SITRAPREN).

En la ocasión, el señor Carlos Pérez Cáceres, periodista y activista sindical, ofreció un informe pormenorizado acerca del reciente trabajo de investigación que sobre la situación de sus respectivos sectores, encargaron en conjunto los sindicatos de periodistas y gráficos con el apoyo económico de la AFL-CIO en el año 2005, dentro de una plan de fortalecimiento estructural y crecimiento sindical.

(Fuente: Informe sobre taller de investigación estratégica/ Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP)/ Sindicato de Trabajadores Gráficos, SITRAPREN/AFL-CIO 23 y 24 de febrero de 2006… www.union-network.org).

Se había consumado así la penetración de la CIA en el Sindicato de Periodistas del Paraguay.

Noticias relacionadas

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.

Cada día se suicidan diez personas en España

Carrera a favor de la prevención de las muertes por suicidio

Depredadores sexuales

Las mujeres siempre encontrarán en su camino felinos agazapados dispuestos a destruirlas en sus garras sedientas de sexo

Bélgica, condenada por vulnerar derechos humanos

A. Sanz, Lleida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris