Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Cosas mías   -   Sección:  

Aquél irrepetible 12-1 a Malta

Rodrigo Gil-Sabio
Rodrigo Gil
martes, 23 de diciembre de 2008, 13:38 h (CET)
Aquello sí que fue una gesta, una heroicidad, más que ganar la Eurocopa 2008 porque, al fin y al cabo, ahora tenemos una gran selección. Pero aquella de Miguel Muñoz allá por diciembre de 1983 era una selección limitada, con su toque y su sistema, pero carente de muchas cosas. Eso sí, irrepetible en espíritu de superación, en su fe en sí misma, en su afán por los milagros.

Antes de aquel partido en el Villamarín del que se cumplen 25 años, había que meterle 11 goles de diferencia a Malta para dejar a Holanda fuera de la Eurocopa 84. Explicar un partido que está en los anales de la historia del fútbol español es algo muy complejo. Sobre todo porque allí se había ganado 2-3.

España jugó con Buyo, Señor, Camacho, Maceda, Goicoechea, Gordillo, Carrasco, Víctor, Santillana, Sarabia y Rincón. Todo empezó con enorme fatalidad: penalty errado por Señor y hasta el 15 no se abre el marcador –había que hacer un gol de media por cada ocho minutos- con Santillana. Nueve minutos después, la tragedia: del 2-0 al 1-1. Demanuelle envenena un disparo que pega en Maceda en la única incursión de Malta y Buyo saca el balón de la red. Prácticamente no volvería a tocarlo. Caen dos goles más al descanso, pero la remontada parecía imposible.

Había que meter 9. Santillana es entrevistado por Azuara en el descanso y no se las tenía consigo. Ni él ni nadie. Bueno, nadie, menos uno, que en realidad fraguó el ‘espíritu del Maltazo’: ¡¡¡¡¡¡¡POLI RINCÓN!!!!! Este señor llevó a España a la Eurocopa. Poli entró en el vestuario encendido: ‘Nos los vamos a comer, les metemos 12, les metemos 12’… Había metido el veneno en sus compañeros, que en el segundo tiempo parecían la ‘naranja mecánica’ de Johan Cruyff.

El propio Poli estaba tan enchufado que metió dos goles seguidos que iban a ser claves. El público despertó. Maceda se contagia y mete otros dos goles en el área –cuando era el cierre de España-. Con 7-1 reconozco que vi el partido completamente de pie. Era una oleada de ataques insultante para un rival. Otro gol, la locura: 8-1 y el milagro parecía posible.

El ‘Gordo’, también desatado, se la pone a Santillana, y éste pone el 9-1 sin piedad. Los españoles no dejaban a Bonello ni coger la pelota de su red. Era increíble, inaudito, los malteses estaban encerrados en su área esperando el ataque de la furibunda España. Poli Rincón quiere echar abajo el estadio y mete el décimo. Faltaba Sarabia, trabajador incansable toda la noche, para meter el 11-1.

España entera estaba en éxtasis. Faltaba uno pero se resistía. Eso no era fútbol, eso era el ataque de Pearl Harbour con un balón. Los españoles se fueron con todo, no había tácticas, había que ponerla al área, al área. Fue entonces cuando en el tumulto más inverosímil apareció el pequeño Juan Señor, que pegó un zapatazo con el alma que se fue a la red. Y ahí España entera explotó de júbilo. España estaba en la Eurocopa con un 12-1 que ha sido lo más grande, lo más grande que ha hecho el fúbol español con permiso de Marcelino y Torres.

El presentador rompió la voz, todos en nuestras casas chillamos y el Villamarín se echó al césped a agasajar a sus ídolos. ‘Poli’ Rincón salió en hombros, por la puerta grande; un jugador todo raza que creyó en sí mismo y en sus compañeros. Nunca he vuelto a ver un jugador en ese estado de excitación en mi vida.

En Holanda dijeron que si Bonello estaba comprado o no sé que, pero la realidad es que el meta maltés pero aquella noche 22 disparos españoles. Cada vez que veo aquellas imágenes, incluso haciendo esta crónica, se me caen las lágrimas. No había un título en juego, no, había mucho más que eso; era el honor de representar a un país y saber que si hay que meter doce, se meten doce. Y veinte si hubiesen echo falta en aquella noche donde las brujas camparon a sus anchas.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris