Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

Montilla, Ibarretche… ¡el espectáculo está servido!

Miguel Massanet
Miguel Massanet
martes, 23 de diciembre de 2008, 13:33 h (CET)
¿Por qué será que uno no ve claro eso de la “rivalidad” entre el PSOE de Madrid y el PSC del señor Montilla? Y ¿por qué será que uno sospecha que entre el PNV y el PSOE hay algo más que lo que se nos muestra a los ciudadanos? Don Miguel de Unamuno advertía de la falta de información con una de sus memorables frases: “A veces el silencio es la peor mentira”. Ya tuvimos ocasión de comprobar la afición del Ejecutivo a estos silencios mendaces, cuando la negociación de ZP con ETA; se volvió a pecar de la misma omisión, silenciando torticeramente la llegada de la crisis en la que estamos inmersos y se repitió la jugada cuando la señora Magdalena Álvarez pretendió encubrir el derrumbamiento de la cúpula del túnel del AVE Madrid-Valencia. Por si no fuera suficiente ahora, ha sido atrapada en un renuncio la escurridiza y flacucha, señora vicepresidenta, doña Maria Teresa Fernández de la Vega, que no ha tenido los reflejos suficientes para responder, coherentemente, a las preguntas de los periodistas sobre la ocultación del decretazo que favorecía a los epulones de las finanzas, los grandes popes de la banca, con un suculento “aguinaldo” que, para sí, quisiera la gran masa de los ciudadanos de a pie. Resulta poco menos que chabacano y carente de la más mínima lógica el argumentar que no se había dado explicaciones sobre la artificiosa, rebuscada y evidentemente premeditada forma de intentar disimular la prebenda ( escondida en una disposición final del mentado decreto); por la simple razón de ¡no cansar a los periodistas!, ¿no cansar de que, señora De la Vega?, ¿acaso, a estas alturas, nos quiere hacer creer que los periodistas se cansan de buscar noticias de tamaño calado?

En todo caso, no me dirán ustedes que esta representación que nos están proporcionando el señor Montilla, Solbes, el Tripartit y ZP por un lado y el señor Eguiguren, Paxi López, el lehendakari Ibarretche, el señor Urkullu y ZP, por el otro, no forma parte, todo ello, de la gran mentira que, desde el Gobierno Central y las autonomías nacionalistas, están organizando para simular enfrentamientos, estiras y aflojas y pretendidos chantajes; con el fin de que, con semejante espectáculo, provoquen en la ciudadanía, en los españoles, en el pueblo llano que, probablemente, no estaría dispuesto a aceptar de buen grado cesiones de soberanía o concesiones económicas exageradas a tan díscolas autonomías; tal cansancio, tanto disgusto y tamaña irritación que llegue al punto de resignarse, como mal menor, a que el Gobierno acabe cediendo a las demandas nacionalistas, a cambio de que no se le martilleé más con el tema y se le deje vivir en paz, sin tener que escuchar constantemente los insultos de los catalanes o sufrir los asesinatos indiscriminados de la banda terrorista ETA.

Estoy convencido de que, el señor Montilla, este peón rechoncho que parece que pinta algo en Catalunya y que, de pronto, se ha convertido en un catalanista acérrimo cuando antes no tenía nada de ello; que se presenta como un gran financiero cuando no deja de ser un modesto contable; cuando se las da de experimentado estadista mientras que, en realidad, sólo se dedica a hacer de vocero de lo que le musitan al oído los empresarios catalanes; cuando se empeña en apoyar a las cajas catalanas (recuerden la OPA de Respsol sobre Endesa) porque tiene una deuda con ellas a la que debe corresponder ( le perdonaron la deuda millonaria que tenía su partido con ellas); este señor que se las da de Jefe del Estado Catalán, que anda montando embajadas por toda Europa y América gastándose el dinero de los contribuyentes en ello; que despilfarran miles de millones entrometiéndose en competencias estatales, como ocurre en el tema de la inmigración; que incumple, sistemáticamente, las sentencias del TSJC acerca de la enseñanza del castellano y que insiste en la inmersión total en el catalán de la población española que vive en Catalunya; pues, este individuo, señores, lejos de ser quien aparenta ser, lejos de ser un tachuela en el zapato de ZP y una amenaza para el PSOE madrileño¸ no es más que un topo. Si señores un topo infiltrado entre los nacionalistas que integran el famoso Tripartit; un doble espía que simula compartir intereses con ERC y IC y los Verdes para tenerlos atados mientras él se hace el matón ante sus correligionarios de Madrid. Resultado: que la financiación se ha ido retrasando a pesar de los sucesivos ultimatums del Gobern catalán; que los “amenazantes” partidos minoritarios están con el bozal puesto y solo pueden gruñir entre dientes, pero no morder, porque Zapatero sabe que Montilla los va a frenar tantas veces como le interese que lo haga. Convergencia hace de tercero en discordia, pero tampoco se excede porque, en el fondo, lo que quieren el señor Mas y el señor Durán es poder pactar con el PSOE para que les deje gobernar en su ínsula Barataria, hablando el catalán, ¡eso sí, no faltaría más!

Si el PP no estuviera en plena concentración budista, o sea, fuera de la lid política, hubiera aprovechado la ocasión que se le presentaba de poner al PSOE contra la cuerdas, porque oportunidades no le han faltado después de un año de fracasos de los socialistas en materia económica; de avances y retrocesos; de engaños y flagrantes incumplimientos constitucionales; pero, no hay nada que hacer, porque el señor Rajoy ha decidido ir con el ramo de olivo en la mano y, como es natural, los del PSOE están encantados con esta nueva apariencia de anacoreta de la que hace gala don Mariano. Así las cosas, ahora la jugada está en procurar sacar un buen resultado en la elecciones vascas que le permitan a ZP cerrar el capítulo con una nueva negociación a tres bandas con los terroristas y volver a intentar lo de la unificación del País Vasco con la incorporación de Navarra, ahora en manos de un aliado suyo, el señor Sanz. Lo de Galicia puede esperar, aunque me temo que el triunfalismo del señor Feijoo indica más debilidad y ganas de aparentar que una verdadera confianza en sí mismo y, en esta presunta mayoría que parece querer conseguir. Pero fíjense como, poco a poco, sin que parezca notarse, pero sin que cada día deje de producirse un nuevo acontecimiento que nos acerque más a la catarsis zapateril, a su suma aspiración federalista, a su supremo deseo de constituir en España una nueva República dominada por el PSOE. Y, ¿de la Monarquía qué? pensarán ustedes. Pues voy a transcribir una frase de Castelar bastante ilustrativa: “Señores, con Fernando VII murió la monarquía tradicional; con la fuga de Isabel II la monarquía parlamentaria; con la renuncia de don Amadeo de Saboya, la monarquía democrática; nadie ha acabado con ella, ha muerto por sí misma…”

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris