Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Cesta de Dulcinea   -   Sección:   Opinión

Peaje: derecho a transitar y/o a perder la paciencia

Nieves Fernández
Nieves Fernández
domingo, 21 de diciembre de 2008, 08:09 h (CET)
Ya lo dice su propia definición, será peaje el lugar donde se paga el peaje y el derecho de tránsito para pasar o circular por un determinado lugar. Pero, ¿qué pasa cuando has pagado ese peaje y no puedes transitar con normalidad por donde dicen que se supone que te facilitan ese tránsito? El problema es que la definición no hace justicia a lo que es en realidad, y en la práctica, una autopista de peaje. En principio se toma alquilada para circular una autopista de peaje porque en tu opción de viajar a tal o a cual sitio no existe una vía adecuada a tus necesidades y a tu tiempo, o por el contrario deseas pagar por comprar esa comodidad que una autopista de peaje te ofrece a priori.

El problema es cuando esa autopista se convierte en “no transitable”, y entonces pierde la razón de su particular uso y por los motivos que sean, climatológicos o vacacionales, como mucho la empresa se ve obligada, en los casos más graves, a devolver el dinero, que no a indemnizar, a los conductores afectados por tal o cual retención de horas, o como mucho a abonarles los gastos de hospedaje y hotel en los casos en los que ha sido necesario.

Hace unos días, por poco, no nos pilla el atasco de la autopista en pleno temporal. La nieve nos veía siguiendo desde el norte, nos venía empujando y por otra autopista circulábamos, también colapsada por el mucho tráfico, cuando indignados y con una buena carga de paciencia intentábamos comprender cómo una autopista de peaje se puede colapsar o taponar como si fuera una carreterilla de tres al cuarto.

Las asociaciones de empresas concesionarias de peaje afirman que las carreteras y autopistas, sean o no de peaje, no son gratuitas. O se pagan con impuestos o las pagan quien las usa. Y dicen más, el pago por parte de quien la usa es la fórmula más justa y mejor para seguir financiando más autopistas. Ponen como ejemplo a todos esos extranjeros que visitan nuestro país, la mayoría e ellos por vacaciones y por turismo, dicen que sólo existiendo un peaje pagarán por usar esas infraestructuras.

Según los concesionarios de autopistas de peaje gracias a que son de peaje los automovilistas van a gozar de grandes ventajas: calidad, seguridad, comodidad, ahorro de tiempo y de combustible, mantenimiento y conservación de la vía en perfecto estado.

Eso es lo que nos afirma ASETA como Asociación de Sociedades Españolas Concesionarias de Autopistas, Túneles, Puentes y Vías de Peaje.

Por supuesto que nada es gratuito, por todo se ha de pagar si es usado, pagamos por ver películas, por ir a teatro, por comer. Olvidan que ya pagamos, ¡y a qué precio!, los impuestos de carburante que en un buen porcentaje podrían servir y a lo mejor sirven para mejorar esa red de carreteras y autovías, sean o no de pago. Entonces, no se puede permitir que una autopista de pago nos retenga en el asfalto cuanto quiera sólo con un aviso por su radio interna y cuando ya no queda más remedio que seguir por sus kilómetros atascados, como si se tratara de una ciudad colapsada por cuatro gotas o copitos de nada.

El automovilista, siempre indefenso, al que le hacen pagar altos impuestos primero por comprar un coche, luego a la hora de circular por su ciudad, después por estacionar, en vías azules o en parking público o privado, por los altos impuestos de gasolina que no bajan en relación al precio del carburante, ese automovilista se ha de armar de grandes dosis de paciencia cuando ha de recorrer, en primera marcha, y durante hora y media, unos 20 kilómetros de nada en una autopista que se supone es rápida y que está atascada tras un puente vacacional, situación que se repite en cada ídem.

Desgraciadamente el peaje y los impuestos siempre habrán de ir emparejados para poder circular con la paciencia. Dicen que para atajar la crisis de los concesionarios de coches los van a rebajar, por eso y por que funcionen las autopistas en España estamos impacientes.

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris