Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

La Directiva de las 65 h. derrotada por la ciudadanía

Raúl Santiago García López
Redacción
lunes, 22 de diciembre de 2008, 22:42 h (CET)
Quiero mostrar mi satisfacción por el resultado de la votación celebrada hoy en el Parlamento Europeo, que ha tenido como resultado la desestimación de la Directiva de Tiempo de Trabajo, y la negación a los intentos de la derecha más conservadora de recortar derechos ciudadanos, y situar las reglas del mercado por encima del bienestar de los europeos.

Una vez más la Europa social y de los ciudadanos, la política con mayúsculas, ha derrotado a los que buscan construir una Unión Europea meramente mercantilista y alejada de los ciudadanos, el resultado de la votación celebrada en el Parlamento Europeo es producto fundamentalmente de la movilización ciudadana, que hemos mostrado por todos los medios a nuestro alcance el rechazo a una medida que hubiera supuesto un gigantesco paso atrás en materia de derechos laborales.

Quiero destacar la actitud del PSOE, que desde el primer momento se ha movilizado contra esta Directiva, contribuyendo a que el Partido Socialista Europeo tuviera una postura única y muy combativa contra la jornada laboral de 65 horas semanales, y obligando a muchos representantes de la derecha europea, y entre ellos al PP español, a hacer público el sentido de su voto ante una legislación claramente regresiva y contraria a los intereses de la gran mayoría de los ciudadanos.

Para mi, el resultado de la votación de hoy demuestra la necesidad de que los ciudadanos nos mantengamos atentos y movilizados, porque el conservadurismo siempre está pendiente, e intenta aprovechar el más mínimo descuido para introducir medidas que recortan derechos, y que alejan a la Unión Europea de los valores y principios que siempre la han definido, como son la justicia, la solidaridad, o la extensión de las políticas sociales.

Además, espero que el resultado de esta votación nos demuestra a los ciudadanos la importancia de nuestro voto en las elecciones al Parlamento Europeo, y que sirva para que el próximo mes de junio los europeos salgamos en masa a votar para que en las instituciones europeas se consolide un mayoría política progresista que defienda los derechos y los intereses de la mayoría social y ciudadana.

Si algo positivo podemos extraer de lo sucedido con la Directiva de Tiempo de Trabajo, es que ha servido para que muchos ciudadanos se den cuenta de que el trabajo que se realiza en el Parlamento Europeo les afecta muy directamente, y en mayor medida de lo que algunos quieren transmitir. Esperamos que esto se traduzca en un aumento de la participación y del interés ciudadanos en todos aquellos asuntos que tienen que ver con la Unión Europea, y en un mayor control del trabajo que realizan en la Unión nuestros representantes.

Noticias relacionadas

Proverbio árabe

Podemos lleva cuatro años atacado furibundamente por todos

La lista electoral como arma

​En el momento político actual, parece que en algunos partidos está ocurriendo lo mismo: La facultad-arma de hacer listas electorales condiciona todo

Torra burlándose del Gobierno, la Junta electoral y España. ¡Cáspita!

El señor P.Sánchez y su gobierno, con la señora Celaá de encubridora oficial de chanchullos, no han hecho, hacen ni harán nada para parar al independentismo del señor Torra. Tienen demasiado que perder

Naturaleza humana

Existen muchas formas de entender la naturaleza humana

Virtualidad progresiva

Por fortuna, la civilización asienta sobre numerosos pilares, sumando incuestionables conquistas en un progreso evidente
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris