Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La familia hoy

Xus D. Madrid
Redacción
lunes, 22 de diciembre de 2008, 22:42 h (CET)
Dado el constante ataque que se está dando, desde algunos grupos y desde ciertos medios, a la familia, me parece conveniente una reflexión. Hay un "proceso paralelo de cuestionamiento de la naturaleza y de la función de la familia en la vida de las personas y de la sociedad, y quizás de la misma Iglesia". La expresión 'familia' se había referido siempre a "la comunidad humana de padres e hijos, fruto de la fecundidad del matrimonio", o a sus variantes, pero, en cualquier caso, nunca había afectado al modelo esencial y básico de la familia. En la actualidad, con la 'teoría de género', "se habla de modelos de familia, ¡como si todo valiese!", con lo cual a la familia se la desvincula "de los lazos colectivos que configuran el nacimiento de la vida y el desarrollo del hombre y la mujer", pasando a depender del poder, "que la modela como quiere" "Las consecuencias de esa total relativización del carácter específico de la familia como célula básica de la sociedad, se están padeciendo hace ya tiempo y se agravan ininterrumpidamente en todos los órdenes de la realidad humana, tanto la personal como la social", destacando dos fenómenos primarios: el hundimiento demográfico, resultado de la caída en picado de la natalidad y de la prolongación de la edad media de vida y el fenómeno de la soledad creciente como el marco cada vez más frecuente de existencia y vida. En este sentido, recordemos que hay unas situaciones de soledad personales cada vez en mayor número y en todas las edades: hay niños solos, muchos niños solos, muchos jóvenes solos, muchas personas de edad adulta solas, y muchas personas mayores solas.

Me parece que es el momento de recuperar un camino ético y espiritual de una verdadera cultura del matrimonio y de la familia, comenzando de nuevo por "un diálogo entre la Razón y la Fe", recuperando así "el concepto de la persona humana, imagen de Dios, llamada a la filiación divina. Es la razón de que el hombre sea hombre y mujer. Eso no es una casualidad, no es un capricho, un fenómeno natural y animal. Esa recuperación del matrimonio, de la concepción recta, cristiana, de la persona, lleva a una recuperación del concepto de matrimonio, que es una comunidad de vida y de amor en la que nacen y a la que pertenecen los hijos. Pienso que todos los esfuerzos son pocos para recuperarlo, también ir a Madrid el día 28.

Noticias relacionadas

Los patinetes de nuestra niñez hoy artefactos motrices de mayores

Un inesperado giro del medio de transporte urbano, que ha cogido con el pie cambiado a los ayuntamientos de las grandes ciudades

Mohamed VI. Liderazgo positivo en el Magreb

Un liderazgo positivo pone a Marruecos al frente de la modernidad, la tolerancia religiosa y el pluralismo en su región

Octogenaria Paca y nonagenaria Ida

La Aguirre octogenaria lee con calma en el escenario. La Vitale vitalista, todavía se queda hasta altas horas de la noche escribiendo

Enrarecido ambiente

Estoy convencido de que es precisa la salida de "cum fraude" del Gobierno para empezar a ver la luz

Política idealista y realista

G. Seisdedos, Valladolid
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris