Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   La tronera   -   Sección:   Opinión

Bufón

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
viernes, 19 de diciembre de 2008, 03:48 h (CET)
Es una pena que Getafe tenga que salir en los medios de comunicación por culpa de los soeces insultos de su alcalde al que, dicho sea de paso, paga de sus arcas municipales. Cualquiera diría que cobra por ridiculizar a la ilustre Villa de Getafe. Hubiera estado más guapo calladito, sin decir barbaridades y marchándose cuanto antes de la presidencia de la Federación Española de Municipios y Provincias.

A estas alturas ha demostrado su complejo de inferioridad y un claro desprecio por sus semejantes. El soez vocabulario le delata. Parece un hijo de la LOGSE. De lo que no hay duda es que es un evidente descendiente del acomplejado y trilero socialismo a la española.

Calificar a sus semejantes de “tontos de los cojones” o retratar con vejaciones a aquellos que luchan en digna lid por unas ideas democráticas y no menos válidas que las que defiende él, pone de manifiesto la indignidad de quien así califica; es más, sus palabras le degradan y le inhabilitan para representar con dignidad a la FEMP y a sus integrantes. En un instante pasó de ser un simple alcalde a ser un bufón.

Echando mano de sabios dichos al respecto, recordamos que Claude Chabrol solía calificar a este tipo de acomplejados diciendo aquello de que la tontería es infinitamente más fascinante que la inteligencia. ¿Por qué? Pues porque la inteligencia tiene sus límites y la tontería, no. Ahí está la prueba en las palabras del desmemoriado de la FEMP. ¿Acaso no pretendió distinguir a la Federación con la exigencia de un tono respetuoso y ha sido el primero en incumplirlo? En fin, fantasmas hay y se dejan ver.

El escaso respeto por la democracia, por parte del alcalde más vilipendiado en este momento, deja mucho que desear con sus hechos y palabras. Y como cada cual es de una condición, le han vuelto a traicionar las formas: impide un acto de la formación de Rosa Díez, pero consiente y alienta cualquier movimiento contra la presidenta autonómica de Madrid.

Leemos en la prensa, en palabras de miembros de la formación que preside Rosa Díez, que "volvemos a situaciones de la dictadura, el alcalde mandando a la policía a desalojar un acto de partido como si fuera su guardia pretoriana". Claro que, pensándolo bien, habría que aclarar si esos municipales que soliviantaron el acto de UPyD son miembros de la cuerda socialista de Getafe. Solo desde ahí se explica su burlona actitud. ¿Es que nadie lo va a investigar?

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris