Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Ver   juzgar y actuar   -   Sección:   Opinión

Los problemas de España para el CIS

Francisco Rodríguez Barragán
Francisco Rodríguez
viernes, 19 de diciembre de 2008, 03:48 h (CET)
Cada mes el Centro de Investigaciones sociológicas nos informa de los resultados de sus encuestas. Con las contestaciones de menos de 2500 personas, seleccionadas como muestra representativa de toda la población este Centro publica el resultado de sus preguntas.

La situación económica actual de España arroja malos resultados ya que el 29% la consideran regular, el 39,6% mala y el 26,3 muy mala y para dentro de un año sólo el 14% cree que será mejor, el 32,4% igual y el 43,7% peor.

La situación política no los obtiene mejores ya que no llegan al 16% los que la califican de buena, el 41,8% de regular, el 25,6% de mala y el 11,2 de muy mala. Para dentro de un año el 12% cree que será mejor, el 54,6% igual y el 20% peor.

Cuando le preguntan a los encuestados sobre los tres problemas principales de España, el paro alcanza el 71% y los problemas económicos el 58,1%. A gran distancia aparecen el terrorismo de ETA, (21,7%) la inmigración (20,3%) la vivienda (16,7%), la inseguridad ciudadana (11,4%), pero al preguntarle los tres que personalmente les afectan, los problemas de índole económica alcanzan el 50,2%, el paro el 34,8% y la vivienda el 15,1%.

Que la economía y el paro son problemas que preocupan a la mayoría de los españoles es algo que todos sabemos sin necesidad de consultar ninguna encuesta, pero es curioso que no aparezcan otros que, a mi juicio, están afectando gravemente al conjunto de la población: la fragilidad de las familias, ya que de cada cuatro matrimonios se rompen tres y el envejecimiento de la población ya que tenemos una tasa de natalidad escandalosamente baja, mientras se producen 120.000 abortos al año.

La crisis de valores es el principal problema de España sólo para el 1,7% de los encuestados y la educación para el 4,5%, cuando el fracaso de nuestro sistema educativo es manifiesto, el abandono de los estudios alcanza porcentajes que debían alarmar tanto al gobierno como a los ciudadanos, la violencia en las aulas crece, los enseñantes se quejan, el rendimiento escolar está bajo mínimos y sigue descendiendo, se incita a una sexualidad activa sin responsabilidad desde la adolescencia repartiendo preservativos que, a la vista está, no reducen los embarazos sino que aumentan los abortos, crece el número de adolescentes que consumen alcohol, etc. etc.

Otro de los objetivos de esta encuesta del CIS ha sido al parecer conocer lo que piensan los españoles de la reforma de la Constitución. La mayoría (52,7%) creen que hay que reformarla y al señalar los aspectos concretos el mayor porcentaje (11,5%) lo obtiene la reforma de la Justicia que además es la institución peor valorada en esta misma encuesta.

También se apunta la necesidad de reformar el sistema autonómico (6,5%), aunque no se indica en qué sentido: si habría que garantizar la igualdad de todos los españoles poniendo freno a las ansias separatistas o aceptar la deriva secesionista para terminar en una España federal.

Quizás la reforma que necesitamos con más urgencia es la que cada uno pueda hacer de su propia conducta. No podemos vivir encadenados a nuestros caprichos y ocurrencias pensando que en ello consiste la libertad. No podemos vivir en una insensata búsqueda de placeres que nunca podrán colmar nuestras ansias de felicidad. No podemos vivir en el ansia de tener dinero de cualquier forma y consumir sin medida.

Necesitamos descubrir por nosotros mismos dónde están nuestros auténticos problemas y aprestarnos a resolverlos con sentido común. Hay que descubrir el valor del esfuerzo, del dominio de uno mismo, de la excelencia en el saber, de la competencia profesional, de la alegría de compartir, de la fidelidad amorosa, de la generosidad en la transmisión de la vida.

Ya sé que esto es remar contra corriente pero quienes remen podrán salvarse de esta deriva general hacia el abismo. La crisis económica es un aviso que no debemos desaprovechar.

Noticias relacionadas

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo

Sánchez a tumba abierta intentando darle el vuelco a España

La influencia de Pablo Iglesias y la necesidad de dar apoyo a los soberanistas, le impulsan a entrar a saco con el modelo de Estado de España

Celestina o “el Tinder” prerrenacentista

Una remozada “Celestina” resucita en la magnífica adaptación de la productora Un Pingüino

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris