Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cristianismo originario   -   Sección:   Opinión

¿Hacen los cristianos honor a su nombre y siguen a Cristo?

María José Navarro
Vida Universal
martes, 16 de diciembre de 2008, 22:59 h (CET)
En estos tiempos podemos presenciar en muchos lugares como aumentan las peleas entre las personas, se discute con mucha frecuencia y se libran batallas que en muchos casos terminan con heridos y con muertos. Pero lo que más llama la atención de todo esto tan grave que está sucediendo en todo el mundo, es que estas luchas suelen ser entre personas que se llaman cristianas, que están bautizadas, que han hecho la comunión e incluso están casadas o piensan casarse por la Iglesia.

En un programa muy interesante emito por Astra del Canal „El Nuevo Tiempo" titulado Guerra y Paz, decían refiriéndonse a la Iglesia "cristiana" más poderosa: «Las Iglesias emplean a obispos militares, llamados castrenses, como consejeros de almas en el ejército, pero ¿qué clase de consejos para el alma puede dar el que bendice a los soldados y les envía a la guerra, bendiciendo también las armas con las que habrán de matar al enemigo?¿ No sería mucho mejor para el alma si él dijera: "¡No matarás!"»

La palabra "cristiano", deriva de Cristo, que es el Hijo de Dios, El fue el más grande pacifista de la humanidad, que vino a traernos la Redención y la Paz. De este modo cualquiera puede ver que estas actuaciones antes mencionadas, no tienen nada que ver con las enseñanzas de Jesús, ya que son lo contrario de lo que Él enseñó, pues en esos casos el uno está contra el otro, hay luchas, discordias, falta de amor, odio y envidia.

Jesús de Nazaret nos enseñó: "Vosotros habéis escuchado que a los ancianos se les dijo: "no tienes que matar, y quien mata se hace culpable del juicio, pero Yo os digo, quien discute con su hermano, se hace culpable del juicio". También continuó diciendo "Amad a vuestros enemigos, haced el bien a aquellos que os odian. Bendecid a los que os maldicen." Con esto Él quería decir "Haced la paz y no la guerra". Hay otra frase de Jesús que todos conocemos: "Envaina tu espada, pues quien coja la espada, morirá bajo ella".

Después de reflexionar sobre esto podemos darnos cuenta que la mera palabra "cristiano", no nos hace seguidores de Cristo, sino más bien el seguimiento de corazón de los Diez Mandamientos y de Sus enseñanzas, que podemos encontrar en el Sermón de la Montaña.

Contribuya a la no violencia, traiga la paz a su vida, a su entorno… y si quiere, cuéntenos cómo lo hace.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris