Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Entrevista   -   Sección:   Entrevistas

“Si la gente se portara bien cuando sale de noche no haríamos falta”

José María Municio, portero de discoteca
Redacción
miércoles, 25 de marzo de 2009, 11:19 h (CET)
José María Municio lleva más de 10 años trabajando como portero de discoteca. Ha pasado por más de 20 locales de Barcelona y Valencia, y conoce el mundo de la fiesta nocturna a la perfección. Su profesión es difícil pero necesaria. "Cada noche lo habitual es que te insulten y amenacen varias veces, pero tienes que aguantar sereno". "En todos los locales hay porteros sin Seguridad Social. Se trabaja sujeto al capricho aleatorio de los dueños, sin seguridad ni estabilidad, y esto genera una tensión añadida". "La avaricia y la mentalidad mercantil y dictatorial de los empresarios de la noche genera la mayoría de los problemas".




José María en la puerta de una
conocida discoteca de Barcelona.


Guillermo Peris / SIGLO XXI

¿Qué medidas deben adoptar las autoridades públicas para prevenir muertes como la de Álvaro Ussía?

En primer lugar deberían regular esta profesión con un convenio y una seguridad laboral que no tenemos. Antes de clasificarnos a nosotros como delincuentes, que regulen el oficio. Eso descartaría de entrada que trabajen muchos indeseables, pero no olvidemos que los accidentes ocurren en todas las profesiones, y en todas las profesiones hay malos profesionales. Tampoco muere gente cada semana. Existe un poco de alarmismo con todo lo relacionado con este oficio, tenemos mala prensa. Si la gente se portara bien cuando sale de noche no haríamos falta.

¿Sería eficaz el instaurar la obligación del título de controlador de accesos, tal como ocurre en Cataluña? ¿Crees que sirve realmente?

Naturalmente que sí, la iniciativa es buena, pero en Cataluña está mal llevada a cabo. El curso en Cataluña no sirve absolutamente para nada. Quizás para tener un registro de los porteros, pero desde luego no para enseñarles este oficio, que se aprende únicamente con la experiencia. Además siguen trabajando en las puertas individuos sin titulación o que no cumplen con los requisitos mínimos que pide el título. Esto es una muestra de que este curso solo se inventó como manera de lavar la cara y apagar un poco la alarma social que generó la muerte de Wilson Pacheco. Y, claro está, es un negocio, puesto que cuesta bastante dinero obtenerlo.

¿Qué parte de responsabilidad tienen los propietarios de los locales en este tipo de sucesos?

Toda. Deberían compartir la misma condena que los porteros que trabajan para ellos. Según mi experiencia, y es dilatada, el empresario de noche encaja más en el perfil de "gangster" que en el de empresario. El que no es un mafioso tiene vocación de negrero. Suelen ser ávaros, despreocupados de las necesidades de los empleados y de difícil acceso para revindicar cualquier tema laboral. Casi nunca cumplen los requisitos mínimos que la Ley impone para la contratación de personal. No en vano, llevan un negocio que genera la mayoría de sus ingresos en dinero negro. En todos los locales donde he trabajado y en todos los que conzco aunque no haya trabajado en ellos, me consta que hay trabajadores sin dar de alta en la Seguridad Social, y los que tienen contrato nunca cotizan su salario real. Se trabaja con unas condiciones laborales sujetas al capricho aleatorio de los dueños, jefes, encargados, directores o como se quiera llamar a la persona que controla y dirige la sala, sin ningún tipo de seguridad o estabilidad laboral, y esto genera una tensión de por sía ñadida a la que ya conlleva el trabajo de seguridad en una discoteca.

Cuántas veces me habrán ordenado a mi los “directores/as” o “encargados/as” cosas como "no dejara entrar a negros, moros o sudacas” o que echara a alquien de sala por "bailar mal" o cualquier otro motivo absurdo, carente de lógica, en la mayoria de casos estando el director o encargado ebrio o considerablente drogado.

Por tu experiencia, ¿sabes por qué en algunos locales se contrata auténticos matones, ex solados de países del Este y en general personas con un perfil agresivo? ¿Qué necesidad hay de disponer de personal así?

En algunos casos son mafias. O los contratan a ellos o estas mafias generan problemas en el local hasta acabar con él. Esto ocurre bastante en Madrid y normalmente lo hacen para controlar el tráfico de drogas en el local.

También existen discotecas que por el ambiente que ofrece y el público radical que tiene, necesitan realmente auténticos mercenarios para controlarlos. La otra alternativa sería, o bien acabar con este tipo de locales, lo cual es inviable por desgracia ya que generan muchísimos beneficios, o bien que la seguridad de este tipo de salas la llevara directamente la Policía. Pero acabarían exactamente haciendo lo mismo que los porteros, soltando la mano o la porra cada dos por tres. Seamos realistas y aceptemos de una vez de que hay gente con la que es imposible razonar y menos en según qué estados.

Y luego simplemente es que este trabajo requiere individuos con ciertas características difíciles de encontrar entre la gente "normal", y estas características se dan más fácilmente en tipos que han vivido o viven al margen de la Ley o están acostumbrados a situaciones extremas de tensión y riesgo. Lo que para ellos es el pan de cada día. Este es un trabajo que no puede realizar cualquiera. Se necesita tener los nervios muy templados y poco apego a la propia integridad física, que la ponemos en juego cada noche, por eso a este oficio suele dedicarse gente que practica artes marciales, profesionales de la lucha, ex militares o delincuentes, gente dura de por sí, sin miedo. Eso es algo que no te enseña ningún curso. O lo tienes o no lo tienes, va con el carácter. Este trabajo es lo mas parecido que hay a ser "sheriff" de un pueblo fronterizo del Oeste.

¿Qué puede llevar a un vigilante de seguridad a matar a una persona, tal como ocurrió hace varias semanas en la discoteca Balcón de Rosales de Madrid? ¿Crees que puede existir justificación?

No se puede justificar algo así, pero hay que contemplar desgraciadamente la idea del accidente. En una pelea un mal golpe puede ocasionar la muerte, pero es que en una pelea no se suele razonar. Se puede razonar antes y reflexionar después, pero no durante.

A veces el portero lleva una carga de tensión acumulada que puede resultar contraproducente y muchas veces esta tensión la generan los mismos jefes de la sala. Su trato casi siempre deja mucho que desear. Al portero se le trata igual que si tuvieran en la puerta un tanque o un perro de presa, y nosotros no podemos coger la baja por depresión o estrés como los policías. Si lo hacemos estamos de patitas en la calle. Debemos ser fuertes y duros siempre, y a veces ni nosotros notamos que estamos a punto de estallar y cualquier chispa hace que algún desgraciado pague el pato. Y luego vienen los llantos.

Cada noche lo habitual es que te insulten varias veces individuos a los que niegas el acceso o que, por algún motivo, has echado del local. Tienes que aguantar sus insultos que acompañan con amenazas o comentarios degradantes, y tienes que aguantar sereno. Ni la Policía aguanta tanto, y claro, cuando se llena la olla por algun lado sale el vapor.

¿Qué soluciones hay? Quizás habría que obligar a la ciudadanía en general a sacarse un carnet para poder salir de noche y hacer un curso de saber comportarse en sociedad. En el que enseñen a no beber hasta perder el saber estar, no drogarse hasta convertirse en animales salvajes, o simplemente exigir un nivel mínimo de educación y civismo del que carecen muchos. No me parece justo que solo a nosotros se nos exija tener empatía con los demás.

No pretendo, ni mucho menos, justificar la muerte del cliente de Balcón de Rosales, pero la mayoría de veces si uno no quiere dos no discuten, y a mi nunca se me ocurriría tirarle del rabo a un león para ver qué pasa.

¿Qué requisitos debe cumplir alguien para ser un buen vigilante o controlador de accesos?

Debe ser una persona madura, al margen de que tenga más edad o menos. Debe ser templado y frio, debe tener muchísima paciencia y recordar que es trabajo y no algo personal. Es aconsejable tener un físico que imponga respeto. Eso ayuda mucho a no tener que llegar al enfrentamiento. Debe tener conocimientos de autodefensa y primeros auxilios.

Es aconsejable tener lo que se llama “calle”. Esto significa conocer la realidad de la sociedad en la que vivimos y sobre todo lo que mueve la noche, que en la práctica nada tiene que ver con lo políticamente correcto. Debe tener mucha psicología, que la mayoría de las veces es lo que impide que se llegue al conflicto.

Naturalmente, debe ser valiente y ser consciente de que cualquier noche puede verse en una situación de riesgo para su propia vida, y aún así debe saber actuar como de él se espera, y no echarse a llorar pidiendo socorro de rodillas a cualquier precio. Hay que aguantar el tipo, y si no se es capaz, pues se trabaja de otra cosa, porque si te echas atrás, ya no solo te vendes tu, sino que tambien vendes a tus compañeros.

Es aconsejable que seas una persona con una vida personal estable, y que tengas un carácter tranquilo y apaziguador, y no agresivo, lo que no es impedimento para que además seas fuerte y con autoridad.

Y por supuesto no drogarse ni beber alcohol, al menos durante el horario laboral. Es aconsejable conocer la legislación vigente que concierne al negocio en el que estás.Y aunque no es imprescindible, sí se agradece que uno se sepa desenvolverse con el inglés, puesto que en este país el turismo es un factor importante y una gran clientela con la que se trabaja son visitantes foráneos.

¿Cómo se lleva compaginar la vida familiar con el trabajo en la noche?

Supongo que eso es cosa de cada uno. En mi caso lo llevo bien. En mi casa están acostumbrados y como es estrictamente laboral mi relacion con la noche, pues no hay problema. Me levanto más tarde que los demás y tengo algún trastorno en el sueño y el los horarios de comida, pero a cambio obtengo otros beneficios... gajes del oficio.

¿Es un oficio bien pagado para los riesgos que se corren?

Definitivamente no, y cada vez va a peor.

¿Has pensado en dejar alguna vez este trabajo?

Cada noche. No me desgrada el trabajo en sí, pero por las condiciones laborales que se dan, no ofrece futuro. Aunque es peor descargar camiones.

Si pudieras, ¿qué cambiarías en el mundo de la noche para que las cosas fueran mejor?

La mentalidad mercantil y dictatorial de los empresarios de la noche. Su avaricia genera la mayoría de los problemas. En vez de ganar 5, gana solo 4 y pon más y mejor personal, así de simple. Lo de el comportamiento de la gente no creo que tenga arreglo: más de 4 ya es un rebaño. Pero me gustaría que la gente pensara que estamos en las puertas para procurarles una noche sin incidentes, evitarles problemas y crearles un ambiente en el que estén cómodos y se sientan tranquilos, y no para asustarles, pegarles, o fastidiarles la fiesta.

¿Con qué te quedas de tu oficio?

Sin duda la hermandad que se genera entre los porteros, sean de donde sean. Solo el que ha trabajado de portero entiende lo que es en realidad esto.

____________________

NOTA: Nuestro entrevistado ha preferido utilizar un pseudónimo y ocultar su rostro por motivos de seguridad.

Noticias relacionadas

Rajoy asegura que se responderá “con total firmeza” al desafío independentista

“Nadie va a liquidar la democracia”

«Pretendo que la gente identifique una novela mía por el estilo»

Borja Cabada, ganador X Premio Logroño de Novela Joven 2016

"Sorprende la capacidad de los egipcios para hacer cosas que hoy nos parecen imposibles"

Entrevista a Antonio Cabanas

"Me emociono mucho cuando escribo. Amo lo que hago"

"La democracia no es un regalo del cielo. Hay que cuidarla, porque se puede romper"

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris