Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Dos puntos sobre la ï   -   Sección:  

Y el grande venció con timidez al 'pequeño' en el clásico

Daniel Lázaro
Redacción
domingo, 14 de diciembre de 2008, 01:50 h (CET)
No hubo sorpresas en el resultado y el primer clásico de la temporada decayó del lado esperado. Los de Guardiola vencieron porque actualmente son el mejor equipo de la Liga BBVA, pero los blaugranas no las tuvieron todas consigo en gran parte del encuentro. Pudimos ver a un Real Madrid que juega mucho más en equipo que en la era Schuster. Se empieza a notar el toque de Juande.

Está claro que no iba a ser llegar y besar el santo. El nuevo técnico madridista lo tenía claro: el Barça es mejor pero no es imbatible. Ante un equipo roto, en lo físico y en lo moral, el pedromuñicense planteó un partido al más puro estilo de un equipo de la zona baja de la tabla, con mucha fuerza desde atrás y en busca del contraataque que trajese los tres puntos. Y este llegó, aunque se vio que Drenthe no era precisamente el que debía haber encarado solo ante Valdés.

Valorando a los blancos como este equipo de zona baja que nos presentó Juande, todos rindieron a un buen nivel, con la única excepción del tocado Sneijder, que ni la olió ni defendió en la media hora que jugó. Mención especial para Iker Casillas, que se volvió a enfundar la corona de santo que le querían quitar desde hace unas semanas, deteniendo lo 'indetenible'. Perdonen por la utilización de este vocablo inexistente. Y no me refiero solo al penalty –único error de Salgado- que detuvo a Eto'o…

Estoy segurísimo de que nadie apostaría ni un solo céntimo porque el primer gol del Barcelona llegaría en el minuto 82 del partido. Más euros hubieran dado el acertar que el camerunés lo iba a meter con el muslo. Tampoco habrían apostado muchos por un 'pírrico' 2-0 del que ahora está encantada media ciudad de Barcelona. No vamos a quitar elogios al Barcelona, que mereció ganar, pero que se vio sorprendido al jugar ante un rival 'pequeño'. Los espacios que tanto esperaban Messi y Henry brillaron por su ausencia, con un fortalecido Metzelder que no falló, por otra parte. Si se le puede poner un 'pero' a los jugadores catalanes es la inútil forma de recibir dos tarjetas amarillas que tuvieron Eto'o y Messi. Algún día se acordarán de ellas.

Y lo que deja este 'derbi' no es otra cosa que doce puntos de diferencia entre FC Barcelona y Real Madrid. Cuatro partidos completos que debe remontar Juande Ramos en las 23 jornadas que restan. A su favor tiene una menor disputa de encuentros en el mes de enero –gracias al Real Unión- y en contra… todo lo demás. Habrá que ver también si el Villarreal, en el Sánchez Pizjuán, es capaz de aguantar el tirón del Barça. Si no lo es, que vayan encargando una copa de campeón para la noche de Reyes, pues serían ocho puntos de ventaja con su perseguidor, bien sea el Valencia, el Sevilla o bien compartan ambos dicha papeleta. O mucho cambia la cosa…

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris