Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Arma poderosa

Clemente Ferrer (Madrid)
Redacción
jueves, 11 de diciembre de 2008, 14:26 h (CET)
Una niña desnuda y aterrorizada, desvestida corre por la carretera. Esta imagen que inmortalizó los horrores de la guerra de Vietnam ha aparecido miles de veces en los medios de comunicación. El 8 de junio cumplió 36 años. La niña Kim Phuc es hoy la embajadora de la UNESCO y dirige una fundación de ayuda a los niños víctimas de la guerra y la violencia. "Cuando vean a esa pequeña niña, corriendo, gritando y llorando, no piensen que llora por miedo y dolor, mirarla de nuevo porque llora por la paz", afirma Kim.

Lejos quedan sus 17 operaciones para curarla de las quemaduras que el napalm que produjo en el 65 por ciento de su diminuto cuerpo. Nick Ut, autor de la foto que ganó el Pulitzer en 1973, la llevó al hospital y le salvó la vida. Permaneció internada 14 meses. Esta desposada, que reside en Canadá con su consorte y dos retoños, tenía nueve años cuando padeció las secuelas de los 1.200 grados que alcanza este letal explosivo.

Se desmayaba cada vez que las enfermeras la metían en la tina y cortaban la piel muerta. Pero no murió. "Dentro de mí –dice- había una niña pequeña y fuerte, que quería vivir pero todo lo superé gracias al amor de mi familia y de Dios". Una de las lecciones que ha aprendido de esta experiencia es a pedir perdón. Cuando leyó por primera vez las palabras de Jesús "ama a tus enemigos", no sabía como hacerlo. Creyó que sería imposible. "Tuve que rezar mucho y no fue fácil pero al final lo logré".

En 1996 conoció a uno de los pilotos que participaron en el bombardeo de su aldea. Lo perdonó públicamente por que, asegura, "el perdón es más poderoso que cualquier arma del mundo". Está convencida de que su vida es un icono de la esperanza y del perdón.

"Mi foto es un símbolo de la guerra, pero mi vida es un símbolo de amor, esperanza y perdón", aseguró Kim, con una amplia sonrisa que no perdió a lo largo de su intervención en un acto, al que acudió invitada por Save the Children, dentro de la campaña "Rescribamos el futuro".

_____________________

CLEMENTE FERRER ROSELLÓ. Presidente del Instituto Europeo de Marketing, Comunicación y Publicidad. Madrid.

Noticias relacionadas

La Orden del Mérito Civil, recompensa para los embajadores

Se concede por la relevancia de los servicios civiles prestados al Estado español

Santa Bárbara

Todo el mundo se acuerda de Santa Bárbara cuando truena

Desconfianzas y absurdos

La pobreza extrema crece en muchas partes del mundo

¿Juzgamos la rebelión catalana o la unidad de España?

“Seremos tan fuertes como unidos estemos y tan débiles como lo divididos que estemos” J.K. Rowling

La Gloria de Nanawa, ochenta y seis años después

Hace ochenta y seis años, un soldado de nombre e historia prohibida cambió el curso de la última guerra sudamericana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris