Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Dios te salve, María

Elena Baeza (Málaga)
Redacción
jueves, 11 de diciembre de 2008, 14:26 h (CET)
Se lo decimos en memoria del saludo que le dirigió el arcángel Gabriel. La obra de la Redención dependía de la respuesta de una joven desconocida, que vivía en una aldea de Palestina. El ángel la saluda por su nombre, ya que trae una petición concreta para ella, de parte de Dios. No es una propuesta general para la humanidad sino para una persona particular, que sin darse cuenta se ha ido poniendo en la situación idónea para que Dios le pida precisamente eso. Ser Madre de Dios y Madre de los hombres.

La Virgen da su pleno asentimiento a la voluntad divina: "Hágase en mí según tu palabra". Ella se comportó siempre a lo largo de toda su vida como una digna hija, lo que quiere decir que nunca hizo nada que desagradara a Dios, y que hizo todo aquello que podía darle a Dios una alegría.

Esto es precioso en la vida de la Virgen, y lamentable en la nuestra, ya que hay una diferencia tan grande: la Virgen le dijo siempre a Dios que sí, su conducta fue hacer lo mejor, corresponder al amor de Dios aunque no estuviera mandado. Y, en nuestro caso, tantas veces que no hacemos ni lo mandado.

La Iglesia nos anuncia con cuatro semanas de antelación a que nos preparemos a celebrar la Navidad y, a la vez, para que, con el recuerdo de la primera venida de Dios hecho hombre al mundo, estemos atentos a esas otras venidas de Dios, al final de la vida de cada uno y al final de los tiempos.

En todo tiempo hemos de fijarnos en Nuestra Señora, que vivió toda su existencia movida por la fe, pero especialmente en este tiempo de Adviento que es tiempo de espera, de esperanza segura.

Noticias relacionadas

​Vuelve el debate del aborto

Josefa Romo Galito

Alemania: cámaras en los mataderos activadas por el móvil de los inspectores

Domingo Martínez Madrid, Baños de Valdearados (Burgos)

​Nos daba los primeros avisos

JD Mez Madrid, Olot (Gerona)

​Ser Iglesia que como María sabe decir “Aquí estoy”

Jesús Martínez Madrid, Salt (Gerona)

​Para prevenir las “Manadas”

Xus D. Madrid, Palamós
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris