Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Baloncesto

Etiquetas:   Liga ACB - Jornada 12ª   -   Sección:   Baloncesto

El ‘Granca’ no fue rival para un DKV Joventut muy serio (80-65)

La Penya, muy superior y que llegó a dominar de 22 puntos, basó su triunfo en la defensa y el acierto desde triple en la primera parte (7/9)
Redacción
domingo, 7 de diciembre de 2008, 22:38 h (CET)
Importantísima victoria de la Penya ante el Kalise Gran Canaria. Por una parte, para posicionarse más que bien para entrar la Copa del Rey. Por otra, para confirmar la mejoría de su juego y las buenas sensaciones de un equipo cada vez más compacto. Todo ello, aún a la espera de firmar un hombre interior que sustituya a Pops –posiblemente Moiso- y con Ricky Rubio entrando ya en dinámica de grupo. Los canarios fueron poco menos que un juguete para los de Sito, que doblaron en valoración a su rival (105-55), un rival que promediaba 90 puntos en esta faceta. La Penya, sigue creciendo.

FICHA TÉCNICA
80- DKV Joventut: Ribas (15), Wright (15), Laviña (2), Bogdanovic (12), Norel (16) -equipo inicial-, Jasaitis (6), Jagla (4), Mallet, Hernández-Sonseca (6), Rubio, Pere Tomás (4) y Franch.


65- Kalise Gran Canaria: Norris (7), Fisher (10), Moran, Savane (6), Augustine (4) -equipo inicial-, Sanders (14), Freeland (7), Fernández (10), English (7), Kickert y Moncasi.


Parciales: 21-20, 24-16, 19-15 y 16-14.

Árbitros: Arteaga, Fernández y García León. Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la 12ª jornada de la Liga ACB disputado en el Palau Olímpic de Badalona ante unos 7.000 espectadores..

DATOS DESTACABLES
Lo mejor: La pareja Henk Norel – Bracey Wright,

Realmente imponente Henk Norel bajo los aros. El holandés de 21 años ha acabado con 16 puntos y 7 rebotes. Partido a partido va a más y acumulando experiencia en la ACB. El paradigma del esfuerzo y el trabajo. Si en la pintura estuvo implacable el pívot de la Penya, Bracey Wright (15 puntos) rompió el partido con una racha de 3/3 en triples. Su acierto a media distancia también es admirable. Ambos aparecieron el día que falló el dúo Mallet-Sonseca.


Lo peor: El Gran Canaria, como un azucarillo.

Los ‘pío pío’ se desvanecieron a partir de los 15 minutos. Si se mostraron sólidos y talentosos en los primeros compases del choque, demostrando el porqué eran terceros y la revelación, acabaron decepcionando.

El dato: 38-34
El Joventut, con un juego interior aún cojo (falta un refuerzo y Sonseca sólo jugó 12 minutos) no tuvo problemas para imponerse a su rival bajo los aros. Y tiene doble mérito. El Kalise se presentaba en Badalona como el equipo más reboteador de la ACB y acabó con 4 rebotes menos que los verdinegros, el cuarto equipo menos reboteador hasta el momento.


Guille Pérez / Badalona

Y parece que vuelve la ilusión a Badalona. Y no sólo por el retorno del más querido, Ricky Rubio. Aquél equipo bipolar e irregular, capaz de lo mejor y de lo peor en un mismo partido, se está convirtiendo poco a poco en un bloque sólido y compacto, con criterio y que recupera su identidad: la defensa y la agresividad. Y cuando parece que el mundo se viene abajo con la marcha de Pops, aparece el cada día más maduro Henk Norel. Cuando Mallet, convalesciente de una lesión, eso sí, se queda sin anotar, revive Bracey Wright para romper el partido. Además, las rotaciones funcionan a la perfección. Sólo dos jugadores superaron los 25 minutos; signo de que las cosas se están haciendo bien.

Parecía de buen principio que este Gran Canaria no era el mismo que había visitado Badalona en las últimas temporadas. Un equipo fresco y con talento anotador plantó cara desde el comienzo, aunque el dúo verdinegro Pau Ribas y Norel funcionó en los primeros minutos y dio una primera ventaja al DKV (7-2, min.5). No obstante, la Penya no se encontraba a gusto (12-9) y apareció el polivalente Luka Bogdanovic, hoy en versión metralleta y con dos triples consecutivos dio un poco de aire al Joventut (17-11). Se encalló de nuevo el ataque verdinegro -que aguantaba con dos acciones de Sonseca-, y entre Sanders y Freeland, rentabilizando bien sus minutos en pista, igualaron de nuevo el partido al término del primer cuarto (21-20).

Y tan sólo empezar el segundo cuarto, triple de English, que aún no había aparecido y dio la primera ventaja a su equipo. Y pese a verse por debajo en el marcador, el Olímpic se puso en pie. Fue para ovacionar al bienvenido RicKy Rubio, que volvía a pisar una pista ACB muchos meses después. No llegó a 2 minutos su tiempo de juego pero le sirvió facilitar una asistencia y recibir una falta. Tras el paréntesis de euforia generalizado por ver al buque insignia de nuevo mandando en el Olímpic, la igualdad fue la tónica dominante en los primeros minutos del cuarto. Sanders, ‘on fire’ con 9 puntos, tiraba del carro para el Kalise que lograba la máxima ventaja al situarse 27-32 (min.15). A partir de ahí, se disolvieron los canarios. Y para siempre. Una espectacular racha de Bracey en el lanzamiento exterior, la superioridad de Norel bajo los aros (anulando a Freeland y Savané), y el carácter y el acierto de Pau Ribas (11 p.), dieron la vuelta al marcador. Las dudas en ataque del Gran Canaria hicieron el resto. Todo para un parcial de 18-4 al terminar el cuarto. De un -5 la Penya pasó a un +9 (45-36). Y lo peor aún estaba por llegar para el ‘Granca’.

Como romper el partido en cuatro minutos

En tromba. Así salieron los hombres de Sito tras el descanso. Bracey Wright, en estado de gracia seguía ampliando el parcial y la diferencia. Muy, muy espeso el Kalise. Fue un 9-0 en tres minutos que dejó más que noqueado al equipo de Maldonado (54-36, min. 24). Con una renta muy favorable en el marcador, el Joventut bajó un poco el ritmo, el control y pecó excesivamente del tiro exterior (1/8 en el cuarto desde 6,25) y eso lo aprovechó el Granca. Como no, de la mano de Sanders -14 puntos- y de el acierto de Mario Fernández en el tiro libre (6/6 en el cuarto). Así, los visitantes se colocaron a ocho puntos (59-51, min.30). Pero todo fue un espejismo. Volvió a ver luz la garra y el acierto de un Pau Ribas, hoy excepcional, que con cuatro puntos seguidos completaba un parcial de 6-0 de la Penya. Esto, con dos últimas defensas buenísimas que impidieron anotar al Kalise, hizo que la diferencia volviera a estar por encima de los diez puntos (64-51).

A partir de ahí, un gran ejercicio de administración por parte de la Penya, que no bajó la guardia en defensa y dejó a los amarillos más que desdibujados. No había manera de responder a la intensidad verdinegra. A más a más, cuando English se queda con 1 de 7 en triples, todo es más complicado. Y Freeland, pívot revelación, superado por un imperioso Norel en ataque y en defensa. Por no hablar de Savané, que llegó al último minuto con dos puntos. Fue él el encargado de maquillar el marcador. Un marcador que llegó a reflejar diferencias de 22 puntos (80-58, min.37). Finalmente de 15 para la Penya. 15 puntos que a parte de significar la séptima victoria verdinegra, inyectan una buena dosis de confianza y autoestima a equipo y afición. Los canarios, deseando de jugar el próximo partido en casa, en el CID, parquet casi inexpugnable y que mantiene al Kalise cuarto, con la clasificación para la Copa en el bolsillo.


SALA DE PRENSA
Salva Maldonado (entrenador Kalise Gran Canaria)

"El partido ha tenido un claro dominador que ha jugado mucho mejor a partir del minuto 13. Gracias al acierto de 3 y aprovechando nuestros errores. El parcial inicial del tercer cuarto nos ha roto y ahí se ha acabado. Cuando hemos estado bien atrás, en ataque no hemos hecho nada. Y al revés. Y a veces, ni una cosa ni otra. Su defensa nos ha sacado del sistema y el marcador refleja lo que ha sido el partido.".
Sito Alonso (entrenador DKV Joventut)

“Como resumen podríamos definir el partido con una palabra: defensa. Hemos conseguido hacer una defensa francamente buena. En espíritu y agresividad. Todos han trabajado en esta faceta y ha dado sus frutos. Las rotaciones han sido muy buenas y el equipo sabe que esa es la base. Incluso hemos estado desacertados; Mallet con 0 puntos, Laviña con 2 y Sonseca mermado ha jugado sólo con 12 minutos. Hemos sabido frenar ese desacierto con una buena defensa. Henk está subiendo escalones demasiado rápido pero tiene muy en la cabeza que el trabajo y el esfuerzo son su arma. Es su carácter. Al igual que Pere Tomás que hoy ha dado estabilidad y seguridad.”


Noticias relacionadas

España salva el susto ante Letonia

Acaricia el billete para el Mundial

España vence a Australia (65-62) y llegará invicta a 'su' Mundial

Fin de semana de doble victoria

España ultima su puesta a punto antes de viajar a Kiev

Antes de volver a Madrid para jugar ante Letonia

España femenina cede ante Alemania en cuartos de final del Mundial de baloncesto en silla de ruedas

Derrota por 59-33

Scariolo podrá dirigir a España en las 'ventanas' pese a su contrato con Toronto

Garantiza su disponibilidad para la fase de clasificación para el Mundial 2019
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris