Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

Hablando se entiende la gente

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
martes, 9 de diciembre de 2008, 11:11 h (CET)
“Hablando se entiende la gente”, expresión del buenismo que nos inunda y que, una vez deconstruido el lenguaje y pudiendo significar cualquier cosa algo y su contrario (nación es un concepto “discutido y discutible”, afirmó el nihilista Rodríguez Zapatero, quien también se refirió a asesinos como a “hombres de paz” o a los asesinatos de la ETA como a “trágicos accidente mortales”) viene a decir algo así como “hay que tolerar lo intolerable, dialogar con terroristas y toda clase de malhechores, apropiarse de conceptos como paz o libertad en nombre de exactamente lo contrario”. Toda una desvirtuación de la democracia. El perfecto camino de la democracia hacia la demagogia. Demagogia totalitaria que tan bien supo ver Alexis de Tocqueville. España, sometida a lo políticamente correcto desde hace lustros, tiene ya casi recorrido del todo el camino hacia el populismo. Sólo quedan pequeños focos de resistencia civil. Políticos, desde el Congreso de Valencia, ya casi ni uno –la Presidenta de la Comunidad de Madrid es la excepción que confirma la regla; de ahí el odio africano que le profesan todos esos que no han podido ocultar su decepción porque volviera sana y salva de los atentados terroristas de Bombay-.

Eso sí, el buenismo no sólo tiene consecuencias para sus víctimas, también para sus defensores. Así, cuando soldados españoles, de los que tienen a diario que enfrentarse a las agresiones de los talibanes, caen asesinados en Afganistán, el gobierno que lleva cinco años vendiendo que nuestros soldados son tropas que van por el mundo regalando caramelos y flores; el mismo que ordenó a las tropas y, más grave aún, pidió a los aliados, salir corriendo de un ya casi pacificado Irak, queda como el emperador desnudo del cuento ante la multitud. Cuando ETA asesina dos veces a sendos inocentes en municipios gobernados por los de ANV/ETA, que si está en las instituciones es gracias a Rodríguez Zapatero y a Cándido Conde Pumpido, no se olvide quiénes son los responsables, hay que inventarse rápidamente no se sabe muy bien qué innecesarias modificaciones legislativas (el artículo 61 de la Ley de Bases de Régimen Local permitiría, como sucedió con Marbella, la inmediata disolución de todos los ayuntamiento gobernados por los chivatos de la ETA) que supondrán un trámite de meses y meses. Los necesarios para dejar enfriar el último cadáver antes de pasar palabra y volver a las andadas, mientras los pro etarras se embolsan 31 millones de euros de los ocho mil regalados por ZP de nuestros impuestos a los munícipes. Eso sí, siempre después de las elecciones vascas. Que al fin y al cabo el objetivo es hacerse con el gobierno vasco. Como sea.

Finalmente, cuando Joan Tardá, el camisa parda elegido diputado nacional por ERC, el partido de Perpiñán y el pacto para que ETA no mate en Cataluña pero sí en el resto de España, grita en un acto “muerte al Borbón”, tiene que salir José Bono justificando y perdonando al simiesco y primitivo representante de la soberanía nacional. Claro que, al fin y al cabo, fue su Majestad, Juan Carlos I, quien se fotografió junto a Carod Rovira y lo dejó claro: “Hablando se entiende la gente”. Pues que ahora se fotografíe junto a Tardá.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris