Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

Rosa Diez, la musa del neopatriotismo

Mario López
Mario López
lunes, 8 de diciembre de 2008, 12:24 h (CET)
Rosa Diez pasó en muy poco tiempo de querer dirigir al PSOE a querer derrotarlo en las urnas. Esto de los amores revenidos es moneda corriente y aquello de estás conmigo o contra mí, también. No tiene nada de extraño. La mudanza es tan propia de los afectos como la halitosis del aliento. Si nos molesta basta con apartarnos un poco y ya está.

Con la ayuda de algunos intelectuales de ahora –de este ahora en el que los intelectuales se han vuelto de derechas- Rosa Diez ha conseguido un escaño en el Parlamento, siendo la lideresa del cuarto partido político más votado de España. Abanderada del neopatriotismo español –que viene a ser como el franquista pero con un toque informal a lo Agatha Ruiz de la Prada- se ha convertido en musa de periodistas neoliberales –que vienen a ser como los franquistas pero con pulseras hippies-. En estos tiempos sin complejos uno puede presentarse como socialista y ser la musa de Jiménez Losantos. ¿Por qué no? La realidad es poliédrica cuando se nada en la abundancia y todavía vivimos en la abundancia. Rosa Diez y sus correligionarios aseveran, como si se tratara del descubrimiento del siglo, que España es una nación y el castellano su lengua. Como si nunca antes se hubiera enunciado, entonan con radiante énfasis la siguiente oración: “Todos los españoles tienen derecho a elegir el idioma en que se les educa a sus hijos. Es algo de primer curso de democracia”. Bueno. El descontento que algunos ciudadanos tienen por la dificultad que encuentran para conseguir un colegio que cumpla todos los requisitos apetecidos, idioma incluido, en Catalunya o Euzkadi es utilizado por Rosa Diez y la derecha nacional católica como principal arma política para ganarse el favor de los ciudadanos. Del hecho que exista mayor dificultad en conseguir un colegio de habla castellana en determinada comunidad no se puede inferir que en dicha comunidad se esté socavando ningún derecho sino, sencillamente, que existe mayor demanda del idioma propio de esa tierra. Esperanza Aguirre, en un gesto incalificable, cerró un instituto madrileño de habla catalana a los pocos días de abrirlo para convencernos a todos de que ella es la más liberal del mundo mundial. No había demanda y ya sabemos todos lo que es está señora con aquello de la oferta y la demanda. Es curioso cómo en lo económico se nos quiere imponer la ley del mercado y un problema de mercado se quiere convertir en un ataque a los derechos humanos. Nadie ni nada impide que un señor de Cuenca eduque en Cataluña a su hijo en un colegio en el que se habla el castellano. Querer imponer la enseñanza mayoritaria de un idioma que no es mayoritario no es un descubrimiento de Rosa Diez y los nuevos redescubridores del patriotismo “por huevos”. Lo siento por ella, pero se le adelantó Francisco Franco.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris