Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Stroessner, Lino Oviedo y Fernando Lugo

Luís Agüero Wagner
Redacción
domingo, 7 de diciembre de 2008, 13:06 h (CET)
El método científico aún no ha llegado a ser probado en el estudio del pasado, por lo cual la historia como ciencia destinada a juzgar el pasado para instruir el presente en beneficio del futuro, sigue siendo inexistente en Paraguay.

La mejor prueba de ello lo constituye que los más grandes beneficiarios de la dictadura de Stroessner aparecen como luchadores en pro de la democracia, por el sólo hecho de permitirse un cortejo de adulones que les rinden pleitesía en su afán de consagrados figurones.

Dijo alguna vez Sartre que incluso el pasado puede modificarse, y algunos historiadores lo demuestran todo el tiempo, sobre todo aquellos que buscan congraciarse con los propietarios de medios que le permitan ingresar al Olimpo de las "consagrados" estrellas del subdesarrollo en la republiqueta sojera, y para colmo transgénica.

Sucedió algo parecido en Argentina, de acuerdo a lo señalado por Arturo Jauretche, donde la repulsiva figura de Bartolomé Mitre fue consagrada en el Panteón argentino, sobre todo por varias generaciones de periodistas deseosos de escribir en "La Nación" de Buenos Aires, objetivo que sólo se lograba dedicando loas y panegíricos al "organizador" y paradigma de la "reorganización nacional", además de recordado genocida en la guerra del Paraguay.
Lo sentenció George Orwell, quien controla el pasado controla el futuro, y quien controla el presenta controla el pasado.

CRÍTICOS Y CULTORES DEL CAUDILLISMO
La tradición del caudillismo no es un privilegio de las masas bárbaras de Latinoamérica, como la prensa pitiyanqui pretende hacer creer. También es un mal padecido por obsecuentes lacayos del imperialismo, como los propagandistas del obispo Fernando Lugo, tales como Aldo Zucolillo(1) o Humberto Rubín(2).
De lo contrario no se explicaría la devoción servil hacia figuras como Stroessner, Lino Oviedo y ahora hacia el obispo Fernando Lugo(3), todos personeros de lo peor de las tradiciones autoritarias de Latinoamérica: la cruz y la sotana, y las botas con la espada.

PROPAGANDISTAS DE ULTRADERECHA PARA EL OBISPO DE LOS POBRES

El 8 de marzo de 1979 la Liga Mundial Anticomunista abrió en asunción su XII Congreso, realizado en el local del Instituto Nacional de Tecnología y Normalización. El objetivo era pronunciarse contra la política de Derechos Humanos del presidente Jimmy Carter, que los paladines de la libertad calificaban como "Carter-comunismo". El Congreso había logrado reunirse merced a la generosa colaboración de importantes empresarios paraguayos, cuyos aportes oscilaban entre 500 mil y un millón y medio de guaraníes de entonces.

El recaudador, Antonio Campos Alum, no solo era director espiritual de la Fraternidad Ecléctica Espiritual Universal, también de las muy terrenales actividades del centro de detención y tortura conocido como "La Técnica" (hoy convertida en museo de la represión). Entre los mas fuertes aportantes se contaban a baluartes de la libre empresa como Cornelius Walde, Nicolás Bo, Rolando Niella, Carrizosa y el gran "luchador" contra Stroessner Aldo Zucolillo(Archivos del Terror, carpeta DNAT, marzo de 1979).

La amistad de estos angelicales filántropos con Campos Alum no desentonaba, ciertamente, con empresarios de medios de comunicación que contaban entre sus cercanos parientes al consuegro de Stroessner (Tuco), a un hermano que servía como delator a servicio de Pastor Coronel (Julio César), y a un cuñado involucrado en el atentado terrorista con bomba que costo la vida a Orlando Letelier en la misma capital de Estados Unidos.

La cooperación entre paraguayos y agentes imperiales en estos asuntos sólo constituye "disparate" para antiguos beneficiarios de donaciones de embajadas como Alcibíades González Delvalle, considerando la profusa documentación existente de la que ya no duda una sola persona razonable. En la carpeta confidencial de Campos Alum se hallaron inclusive tiernas cartas por navidad que dirigía al jefe de La Técnica el director del FBI Clarence Kelly. Que el FBI estaba perfectamente informado del cariz, naturaleza y detalles de los procedimientos de la policía de Stroessner lo documentan los pulcros informes del agente especial Robert Scherrer, operativo del buró en Buenos Aires. Y eso sin mencionar todas las cartas en las que Guanes Serrano y otros citan a la CIA como fuente de sus informes, o los escritos del gran benefactor de la democracia paraguaya Timothy Towell dirigidos a la policía de Stroessner , y adjuntando manuales para interrogatorios. En realidad, el mencionado diplomático, luego devenido en empleado de Andrés Rodríguez, contaba con extensa experiencia en eliminación de amenazas a la seguridad estadounidense, desde que en 1967 acompañó a John Maisto en Cochabamba, participando del asesinato extra-judicial del Che Guevara, para luego ampliar rubros incursionando en las entregas vigiladas como la que le puso en la estacada con el caso "Parque Cué". Ya sabemos la escasa consistencia entre lo que dicen y hacen algunos funcionarios de gobiernos extranjeros que constantemente hablan de combate al narcotráfico pero sin embargo sus nombres siempre aparecen en las agendas de los peces gordos del narcotráfico cuando éstos son arrestados. Esta dualidad es lo que en más de una oportunidad ha permitido a conocidos narcotraficantes desafiar airadamente a los recaderos imperiales, lo cual está demostrado por la absoluta desvergüenza con que Andrés Rodríguez ignoró las advertencias del embajador Jonathan Glassman en el robo de la victoria electoral de Luís María Argaña, en las internas coloradas de diciembre de 1992.

VIDELA, PINOCHET, STROESSNER, OVIEDO Y FERNANDO LUGO

Uno de los pocos periódicos que en el mundo logró hacerse de coraje para defender al ex dictador Augusto Pinochet cuando fue detenido en Londres el 16 de Octubre de 1998 fue el diario ABC Color de la capital paraguaya. Anunciando el infierno para todos, ABC acusaba a la comunidad internacional de hipócrita por permitir semejante afrenta con un paladín de la civilización occidental y cristiana.
En la defensa no sólo pesaban las afinidades ideológicas entre el general chileno y el propietario del medio, Aldo Zucolillo, un personaje conocido por haber prosperado empresarialmente al amparo del dictador Alfredo Stroessner, también había razones familiares. Un cuñado del dueño del rotativo, Conrado Pappalardo, hacía tiempo era conocido por haber participado en la trama de una de las más espectaculares acciones del Operativo Cóndor: el asesinato del ex canciller Orlando Letelier en Washington.
El cuñado tuvo a su cargo solicitar visas en la embajada norteamericana de Asunción para Townley y Fernández Larios, quienes activaron la bomba que el 21 de Septiembre de 1976 hizo volar en mil pedazos el automóvil en el que viajaban Letelier y su secretaria rumbo a la oficina en la rotonda Sheridan Circle, en el barrio de las embajadas de la capital estadounidense.
Lo que nunca se supo es cómo Pappalardo, quien había invocado a Vernon Walters para sus gestiones, eludió las investigaciones y juicios al respecto. Tal vez por sus altas funciones en la estructura del poder dictatorial y sus vínculos con la poderosa embajada norteamericana de Asunción, o quizás por la alta consideración en que tenían al dueño del diario en las altas esferas de la dictadura, con la que incluso colaboraba con donaciones de dinero para sostenimiento de sus centros de detención y tortura.
ABC color, en su momento tampoco le hizo asco al Proceso de Reorganización Nacional argentino y aplaudió desde sus páginas al mismo Jorge Rafael Videla cuando visitó el Paraguay en 1977. Coincidentemente con la visita, eran secuestrados en Asunción Dora Marta Landi y José Nell, luego desaparecidos en los famosos vuelos de la muerte, tras ser trasladados clandestinamente desde Asunción a la Argentina junto con tres detenidos uruguayos.
Empedernido propagandista de las políticas del imperio norteamericano, la única vez que Zucolillo criticó a las políticas norteamericanas fue cuando Jimmy Carter impulsó su campaña a favor de los derechos humanos, fastidiando a las dictaduras militares que asolaban Latinoamérica.
A otro ejemplar de parecida especie, el general retirado Lino Oviedo, Zucolillo apuntaló con devoción publicitándolo desde las páginas de ABC y ni siquiera renegó de su simpatía por él en sus horas más negras. Enceguecido por su fanatismo oviedista, llegó a tergiversar información con respecto al asesinato del vicepresidente Luis María Argaña, cuyo sonado homicidio se le atribuye. En notas fabulosas, ABC color llegó a inventar que el asesinado ya estaba muerto antes del magnicidio y todo fue un montaje preparado para perjudicar a Oviedo, con argumentaciones que parecían burlarse del coeficiente intelectual de sus lectores.
Mientras duró el romance de ABC color con Oviedo, Zucolillo, sus periodistas y su línea editorial fueron blanco de fulminantes críticas desde los sectores que hoy se amparan para promover políticamente al nuevo protegido del zar periodístico paraguayo, el obispo Fernando Lugo.
Queda flotante el enigma: ¿Qué tendrán en común Stroessner, Videla, Pinochet, Oviedo y Fernando Lugo?
----------------------
(1)En Paraguay no es ningún secreto los favores que el obispo de los pobres debe al clan mafioso Zucolillo-Pappalardo, el cual no ve la hora de que se subasten las empresas estatales como Petropar para meter meno en los negociados, y también se encuentra firme en el actual elenco merced al respaldo que dio a través del diario ABC color, vinculado a la Secta Moon. Zucolillo fue también, además de beneficiario de la dictadura anticomunista de Stroessner, un gran agraciado de Wasmosy, ya que le concedió la licencia para operar telefonía móvil celular. Así nació Personal S.A. de Telecom Argentina (de Emilio Massera y Asociados), Telecom Personal y ABC telecomunicaciones consorciadas en Nucleo S.A., que lazó el servicio en Asunción y alrededores en octubre de 1997, la cual compitió con TELECEL de Lino Oviedo. La nómina de abajo quedó como testigo de sus compromisos con el Terror:
1- Nicolas Bo.......................Gs. 1.000.000
2-Pilar S.A.(Alberzzoni).......1.500.000
3- Union Industrial del Paraguay....Gs. 1.000.000
4- Molinos Harineros (Blas Riquelme)....Gs. 500.000
5- Grupo Consultor Alto Paraná(gral Guanes)...1.500.000
6- APAL....1.200.000
7-REPSA....1.000.000
8-Alberto Antebi.....(no se especifica monto)
9-Bosch (Azucarera).......500.000
10- CAPSA............Gs. 1.000.000
11- ALDO ZUCOLILLO......Gs. 1.000.000
En la lista también aparecen Rolando Niella, Pepsi Cola, Hoekle (azucarera paraguaya), Cervecería paraguaya (Pompa), Diesa (Carrizosa), Coca Cola, Cornelius Walde, Bittar Hnos., MADIMPA (Manuel Battilana), I.B.R., Juan Manuel Frutos.

(2)Humberto Rubín no tuvo inconveniente alguno en otorgar su "Micrófono de Oro" al doctor Godoy Jiménez, pese a los serios cuestionamientos que se le hacía en materia de derechos humanos. En este sentido, el capitán Hilario Ortellado cuenta en sus memorias la lenta agonía del preso Domingo Regalado Brìtez, quien empezó a enfermarse un día de febrero de 1966 y que a los pocos días ya había perdido el habla. Sigue contando Ortellado "que el día miércoles 24 de agosto, el Secretario General de la Policía, Inspector Carlos Duria, vino personalmente a traer una nota remitida por el director del Policlínico Policial "Rigoberto Caballero" que decía que 'de acuerdo al pedido formulado por la Jefatura se envía el diagnóstico del enfermo Domingo Regalado Britez y que se trata nada más que de una bronquitis'. Este documento criminal estaba firmado por el Director del Policlínico Policial, Adán Godoy Jiménez.".

(3)La totalidad los integrantes del gabinete del obispo Fernando Lugo provienen del sector de las ONGs financiadas por la embajada norteamericana. Se cuentan entre ellos a Gloria Rubín (referente en Paraguay del NED y la CIA), Camilo Soares (beneficiario de fondos de IAF y NED, favorecido del gobierno de George W. Bush) Rafael Filizzola (signatario de acuerdos con Alvaro Uribe a instancias de la ex operadora del plan Colombia Liliana Ayalde), Karina Rodríguez (de la Casa de la Juventud, que recibió 127 mil dólares de la Inter American Foundation), Liz Torres (referente de las logias de ONGs dependientes de la embajada norteamericana), Esperanza Martínez (del movimiento Tekojojá, financiado por USAID, hoy envuelto en escándalo por corrupción), Canciller Hamed Franco (del Pmas, un movimiento financiado por James Cason), el Vice-canciller Jorge Lara Castro (recibe dólares de la embajada a través de la ONG fantasma Alter Vida), Ministro de Defensa General Bareiro Spaini (hombre de la embajada norteamericana, educado en las escuelas de golpistas de Estados Unidos) o el ministro de Hacienda Dionisio Borda, antiguo responsable de las finanzas de los gobiernos corruptos y agente de la embajada norteamericana y del FMI..
Asimismo, Fernando Lugo ha anunciado que se mantendrá la política de sometimiento al imperio nortemericano en Paraguay, y se desconoce lo tratado por Lugo en New York con referentes de la mafia ítalo-norteamericana como John Tonelli, o con el heredero del imperio petrolero que en la década de 1930 llevó a la matanza a cien mil bolivianos y paraguayos, David Rockefeller. Lo único cierto es que ofició de guía turístico en la gran manzana Conrado Pappalardo, un personaje conocido por haber operado para el Plan Cóndor y haber proveído pasaportes para el asesinato en Washington de Orlando Letelier.

Otros cónclaves nunca aclarados por parte del obispo fueron sus reuniones con James Cason y Roger Noriega, pocos segundos después que Aleida Guevara March, hija del Che Guevara, haya abandonado la misma oficina por la misma puerta por la que entraron estos grandes amigos de Cuba y los hermanos Castro.

No se sabe el motivo de las visitas de Christopher McMuller, subsecretario norteamericano de Asuntos del Hemisferio Occidental, al viceministro de Relaciones Exteriores paraguayo, Jorge Lara Castro, un viejo favorecido de la embajada norteamericana de Asunción.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris