Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

La reacción de un católico, ante la adversidad

Elena Baeza (Málaga)
Redacción
jueves, 4 de diciembre de 2008, 12:33 h (CET)
Muy pocos son los medios de comunicación que se vienen refiriendo a las persecuciones que vienen sufriendo los cristianos en la India e Irak, a pesar de que Benedicto XVI ha pedido públicamente por el cese de estas injusticias, en varias ocasiones.

En este sentido escribía Daniel Arasa en Forumlibertas un artículo titulado "Violencia contra los católicos: tres respuestas generosas y elegantes", en el que estoy totalmente de acuerdo con él. En él hace referencia a la reacción que han demostrado, -ante el asesinato de Álvaro Ussia, en una discoteca-, su madre, profesores y compañeros del colegio. Estas personas no renuncian a que se haga justicia, piden responsabilidades, pero no venganzas y más venganzas, como estamos acostumbrados a ver ante cualquier hecho incluso de menos importancia. Ellos rezan y perdonan, porque "ante la muerte, no pierden la visión de la otra vida".

El segundo caso al que hace referencia es el coche bomba colocado por ETA en la universidad de Navarra, que aunque sólo hubo heridos leves la masacre pudo ser de consideración. A pesar de todo, las palabras del rector, profesores, alumnos y demás personal "traslucían algo similar al caso anterior: perdón, serenidad y seguir adelante, sin amenazas ni rencores".

Y, por último habla de la religiosa Presentación López Vivar, que ha perdido las piernas en una explosión producida en Rutshuru, en esa terrible guerra, en la que mueren miles de personas. "Tampoco en las palabras de esta monja de 64 años hay resquemor, ni queja, llegó a decir que era una suerte que en la explosión sólo ella hubiera resultado herida. Una muestra más de cariño y generosidad".

Solo personas valientes y coherentes con sus creencias y vocación, saben dar testimonios en el que demuestran su amor a Dios y a la Iglesia. Mucho tenemos que aprender de todos ellos y perder los complejos. "En el mundo tendréis grandes tribulaciones; pero tened confianza, Yo he vencido al mundo" (Jn 16,33).

Noticias relacionadas

Monumento al abuelo desconocido

Hemos visto abuelos que han sido el fiel guardián de sus nietos, horas y horas del día dedicadas a ellos, sin descanso ni pausa

120 años del arriado de la bandera española en La Habana

La ceremonia que simbolizó la renuncia de España sobre Cuba

Bersuit Vergarabat y el museo de grandes decepciones

Proyectos artísticos como Bersuit Vergarabat ayudan a transitar por este mundo aciago

Los taxistas, Ávalos (Fomento) y el control de los alquileres

“En el mejor de los casos, la consecuencia de fijar un precio máximo a un artículo determinado será provocar su escasez.” Henry Hazlitt

Foro de Davos y globalización

Es positivo que se reúnan muchos jefes de gobierno de todo el mundo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris