Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

Chapoteando en sangre

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
martes, 2 de diciembre de 2008, 09:26 h (CET)
Despreciables resultan las críticas que algunos, cómodamente instalados en los sofás de sus casas o a buen resguardo en un restaurante alejado de la zona de peligro durante los terribles atentados de Bombay , cual es el caso del eurodiputado Ignacio Guardans de CiU, han dirigido contra Esperanza Aguirre por haber salido del centro financiero de la India el mismo día de los ataques. Silencian, además, que la presidenta madrileña, que bien podría haber resultado herida o algo peor, dado que vivió el atentado en primera línea de fuego, como han declarado varias de las personas que llegaron en vuelos posteriores a la capital de España, salió hacia Madrid sabiendo que los miembros de su equipo atrapados en el malecón cercano al hotel ya habían sido puestos a salvo y que allí ella no podía hacer nada. ¿O es que José Blanco, siempre a la cabeza de lo mezquino, cree que Aguirre es una especie de superheroína que podría haber liberado a los dos empresarios españoles atrapados en el hotel Oberoy? ¿Desconocen los señores del PSOE que en caso de atentado suele tenerse por costumbre poner primero a salvo al presidente, precisamente por ser el presidente? ¿Es que acaso en caso de ataque terrorista, Dios no lo quiera, contra la Moncloa Zapatero no la abandonaría hasta que el último funcionario hubiese sido puesto a salvo? No, no lo desconoce. Como no desconoce que los políticos no son héroes, sino personas normales y corrientes, en absoluto distintas a cualquiera de nosotros. Aguirre consiguió eludir a la muerte, se aseguró que su equipo estaba a salvo (en un malecón que la policía india no les permitía abandonar) y, aquí sí, vulnerando cualquier código elemental de seguridad, se dirigió hacia el aeropuerto, lugar en que también estallaron bombas. Luego voló, vía Zúrich, hacia Madrid. Los que utilizan esta tragedia en la que se vio envuelta la presidenta madrileña son los mismos que cuando cayó el helicóptero en el que viajaban Aguirre y Rajoy dijeron aquello de “eso les pasa por ir en helicóptero”. Esos que ahora se preguntan qué hacía Aguirre en la India. En realidad, en vez de alegrarse de que todos nuestros compatriotas vayan a regresar a sus hogares sanos y salvos, parecen contrariados por la suerte de la presidenta de Madrid y andan hurgando a ver si pueden sacar algo de provecho.

En definitiva, lo que están haciendo algunos es, una vez más, dedicarse a chapotear en sangre ajena, a jugar con el dolor de la gente y a utilizar un atentado terrorista contra los del Partido Popular. Sacar beneficio político de un atentado terrorista, que se llama. Claro, habiendo ya salido la mar de bien la misma vileza en alguna ocasión de infausto recuerdo… ¿por qué no repetir la macabra y mezquina hazaña?

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris