Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Cristianismo originario  

La guerra empieza en cualquier parque infantil

Maite Valderrama
Vida Universal
martes, 2 de diciembre de 2008, 09:26 h (CET)
Un día soleado, niños y niñas jugando en un precioso parque infantil, rodeado de plantas y palomas. En algunos banquitos, padres y madres toman el sol relajados. De pronto, aparecen tres niños de siete u ocho años, con botes de spray, de esos que venden para simular la nieve en Navidad. Estos pequeños empiezan a rociar las palomas y los pobres animales, que paseaban tan tranquilos, emprenden el vuelo despavoridos.

Me levanto y le digo a los niños que por favor dejen de molestar a las palomas, que éstas pueden quedar ciegas o asfixiarse. Los niños me miran con cara de fastidio, se dan media vuelta y siguen fumigando a las palomas que todavía revolotean por allí. Insisto: ¿No os da pena estos animales? Entonces se acercan sus padres y cogen por los hombros a los niños y me miran como si hubiera hecho algo terrible. Se llevan a los niños más adelante, para que puedan seguir "jugando", y como ya no quedan palomas, empiezan a rociar los pelos de otros niños que juegan por allí.

Así se acabó el parque que hasta entonces había estado en paz. Todo esto me dio mucho que pensar. Y me dije: Si no enseñamos a nuestros hijos el respeto por la vida, crecerán en el concepto de que la violencia es un juego. En un programa de TV muy interesante del Emisor Nueva Jerusalén, titulado Guerra y Paz, decían algo así: "Las agresiones son tensiones. La guerra empieza en los pensamientos". ¿Acaso no son nuestros hijos el reflejo de nuestras propias tensiones y muchas veces de nuestros propios pensamientos? Pensemos que hoy es el día, en cada situación, para inculcar la paz a nuestros hijos, en base a nuestro propio ejemplo, para que mañana no tengamos que llorar por ellos y por nosotros mismos.

“Contribuya a la no violencia. Traiga la paz a su vida, a su entorno... y si quiere,
cuéntenos cómo lo hace“.
Noticias relacionadas

El protocolo del juramento de cargo público

La fórmula de juramento para la posesión del cargo público ha ido sufriendo modificaciones al hilo de los cambios del régimen político en España, desde el año 1958 hasta 1979

Sentido positivo de las enfermedades

La enfermedad compartida con Jesús por la fe es una fuente de consuelo y de crecimiento espiritual

Tan solo unas horas antes (I)

La sanidad, es un bien universal, al que todos tenemos derecho. Pero, ¿vamos a recibir una sanidad de calidad, en la que se prime la medicina rural?

Ucrania eligió como su gobernante a un cómico a quien tomó en serio

Zelensky ha ganado con más del 70% de los votos a su rival, el actual presidente Petro Poroshenko

Carta abierta a Gloria Serra, columnista de La Vanguardia

“El primer paso de la ignorancia es presumir de saber” Baltasar de Gracián
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris