Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Baloncesto

Etiquetas:   LIGA ACB / JORNADA 11   -   Sección:   Baloncesto

Un intratable Alta Gestión Fuenlabrada se impone con rotundidad al Bruesa GBC (108-75).

Los de Luis Guil llevaron a cabo el partido soñado por cualquier entrenador.
Redacción
domingo, 30 de noviembre de 2008, 14:48 h (CET)
Los madrileños jugaron a lo que mejor saben y lo hicieron con un acierto excepcional. Luis Guil lleva toda la temporada apostando por un baloncesto rápido, que premia el talento y deja margen de improvisación a los jugadores pero que, al tiempo, se muestra serio en defensa. El Alta Gestión Fuenlabrada jugó como si se tratase de una máquina perfectamente engrasada. El Bruesa GBC plantó cara en el primer cuarto pero, en los tres siguientes, fue borrado de la cancha por un equipo que parecía en estado de gracia.

FICHA TÉCNICA
108- Alta Gestión Fuenlabrada: Tskitishvili (17), Valters (15), Bueno (6), Blanco (21), Sandes (4) -cinco inicial-, Mainoldi (6), López (2), Radivojevic (-), Guigou (-), Ramos (10), Oleson (27) y Paraíso (-).

75- Bruesa GBC: Hopkins (7), Panko (11), López (16), Doblas (19), Popovic (9) -cinco inicial-, Uriz (-), Sánchez (5), Urtasun (8), Andrade (-) y Marconato (-).


Parciales: 22-24, 33-13, 27-23 y 26-15.

Árbitros: Daniel Hierrezuelo, Santiago Fernández y Carlos Peruga.

Incidencias: Partido disputado en el Polideportivo Fernando Martín de Fuenlabrada, asistencia: 5.080 espectadores.

DATOS DESTACABLES
Lo mejor: El tremendo acierto y buen baloncesto llevado a cabo por el Alta Gestión Fuenlabrada.

El equipo madrileño jugó el partido perfecto. La pareja de moda en la ACB (Oleson – Blanco), se vio escoltada en todo momento por un excepcional Valters y por un sólido juego interior en el que Ramos, Bueno y sobre todo Tskitishvili, impusieron su ley. Los problemas de salud sufridos durante la semana parecieron servir de acicate y el equipo se mostró compacto, intenso e increíblemente efectivo. Poco pudo hacer el Bruesa GBC ante el excepcional porcentaje de tiro del Alta Gestión Fuenlabrada. Hay que destacar, no obstante, el buen partido de David Doblas.

Lo peor: La pobre imagen ofrecida por el Bruesa GBC en la segunda parte del encuentro.

Más allá de la diferencia que refleja en el marcador, el equipo donostiarra mostró una alarmante falta de ideas en ataque que tuvo su momento culminante en un triple intentado por Marconato. Con la excepción de Doblas y algún destello de Isaac López, el Bruesa GBC práctico un juego errático y apagado tras el descanso.

El dato:
La valoración total de los madrileños fue de 141. Oleson sumó 32 y Blanco 33. Éste último anotó todo lo que tiró (21 puntos: 7 tiros de 2, 1 triple y 4 tiros libres). Los porcentajes de tiro del Alta Gestión en este partido son dignos de ser enmarcados: 81% en tiros de 2, 65% en triples y 89% en tiros libres.


David Sánchez / Enviado especial a Madrid

El Alta Gestión Fuenlabrada dio toda una lección de baloncesto el sábado por la tarde. Luis Guil planteó a la perfección un partido que enfrentaba a los suyos a uno de sus, en teoría, rivales directos. Sus jugadores siempre encontraron la mejor opción de tiro, anotaron desde todas las posiciones y, a pesar de la abultada diferencia de que dispusieron durante gran parte del encuentro, en ningún momento se relajaron. El técnico madrileño rotó a la perfección a sus jugadores y premió con algunos minutos a Radivojevic (que no estuvo a la altura de sus compañeros) y, sobre todo, al joven Ignacio Guigou, quien debutó en la ACB dando dos asistencias en apenas dos minutos de juego.

El partido comenzó con imprecisiones por parte de ambos conjuntos y nada hacía sospechar el desenlace final. De hecho, las dos primeras canastas del encuentro fueron obra de los guipuzcoanos. David Doblas fue el gran protagonista de la primera parte del partido por parte del Bruesa, forzó muchas faltas que le llevaron a la línea de tiros libres e incomodó en todo momento a los hombres interiores del Fuenlabrada. Hubieron de pasar cuatro minutos hasta que un contraataque de Valters sirviese para empatar el partido. Blanco y Tskitishvili por parte del Alta Gestión y Doblas e Isaac López en las filas del Bruesa eran los hombres más destacados. Una excelente conexión entre Tskitishvili y Antonio Bueno volvía a igualar el marcador a falta de cuatro minutos (12-12). El Bruesa seguía sacando mucho partido de los tiros libres, mientras tanto P.J. Ramos saltaba a cancha y se mostraba tremendamente efectivo, un mate suyo a pase de Oleson apretaba el marcador (16-17) a falta de poco más de dos minutos, pero en la jugada siguiente Isaac López contestaba con un triple de excelente factura (16-20). Una rigurosa falta señalada a Ramos (la segunda) servía para que Isaac López anotase dos nuevos tiros (16-22). Dos buenas acciones de Blanco y Oleson acercaban a su equipo (20-22) a falta de 36 segundos. Isaac López hacía lo propio en la otra canasta y un bloqueo y continuación ejecutado a la perfección por Valter y Ramos cerraba el cuarto con dos puntos de ventaja para el equipo vasco (22-24).

Y ahí pareció acabarse el encuentro pues en el segundo cuarto el Fuenlabrada salió en tromba. Un espectacular Oleson anotaba cinco puntos en apenas cuarenta segundos y ponía a su equipo por delante (27-24). En los minutos siguientes se producía un intercambio de canastas pero, poco a poco, el Alta Gestión Fuenlabrada comenzaba a distanciarse. Los madrileños movían con inteligencia el balón y Tskitishvili se mostraba especialmente acertado en todas las facetas del juego, capaz de anotar bajo canasta con muy buenos movimientos y de abrir el juego con sus mortíferos triples, uno de ellos colocaba a su equipo nueve arriba (40-31 a 4:49). Doblas seguía tratando de mantener en el partido a los suyos gracias a los tiros libres, pero en el Fuenlabrada jugaban todos. Sandes posteaba con acierto (42-33) y la conexión Blanco – Oleson culminaba con acierto la gran labor defensiva de su equipo (44-33). Ambos equipos parecían moverse a velocidades distintas, sirva como ejemplo una jugada muy similar: si Popovic conseguía tres tiros libres para los suyos y anotaba únicamente los dos primeros, poco después Oleson forzaba un tres más uno y anotaba también el adicional (48-35). Panko anotaba mediante penetración para el Bruesa, pero el Fuenlabrada se mostraba implacable: no fallaba en sus ataques y se aprovechaba de cada pérdida de su rival. Un tiro libre convertido por Bueno cerraba la primera parte con un rotundo 55-37.

El Bruesa GBC había ofrecido mucha resistencia en el primer cuarto gracias en parte a los tiros libres, pero en el segundo cuarto el Alta Gestión Fuenlabrada se había hecho dueño del ritmo del partido y mostraba su juego característico: intensidad defensiva, transiciones rápidas, posesiones cortas y excepcional tiro de tres. Su pareja estrella además, funcionaba a la perfección. Todo ello constituía una mezcla que estaba resultando letal para los donostiarras.

Aunque Panko y Doblas protagonizaban alguna acción brillante en el inicio del tercer cuarto, ello no servía para detener el vendaval del Fuenlabrada. Kristaps Valters se había hecho dueño del tempo del partido y Sandes anotaba a pase suyo al otro lado de la cancha (62-42 a 8:24). Oleson se seguía mostrando imparable: recuperaba un balón y anotaba en suspensión. El Bruesa no aprovechaba las escasas pérdidas de balón del Fuenlabrada y, a pesar de que Doblas lo intentaba hasta desde la línea de tres (su triple colocaba el marcador en 66-47), los madrileños no daban tregua. El intercambio de canastas se sucedía de manera trepidante pero solo servía, además de para deleite del espectador, para que la diferencia se mantuviese siempre en torno a los veinte puntos a favor de los locales. Una jugada de pizarra ejecutada en siete segundos servía para que Oleson cerrase el cuarto con 82-60.

Un triple de Hopkins abría el último cuarto (82-63), pero era inmediatamente contestado en la otra canasta por parte de Tskitishvili. Tras una serie de imprecisiones por parte de ambos equipos Oleson y Urtasun intercambiaban triples. El Bruesa daba la impresión de no disponer de más ideas ofensivas que el tiro de tres (hasta Marconato lo intentaba, sin éxito). El Alta Gestión no perdonaba y cada imprecisión de los donostiarras era castigada con canasta. Un tapón de Ramos y un pase que cruzaba toda la cancha eran terminados con un tremendo mate de Oleson. Aún faltaban casi cuatro minutos de encuentro y el Fuenlabrada ganaba por 98-71. El pabellón era una fiesta y Luis Guil daba minutos a los menos habituales. Radivojevic saltaba a cancha y, entre aplausos, también lo hacía el juvenil Ignacio Guigou. Un mate de Doblas era respondido por dos triples consecutivos del Fuenlabrada (104-73). Sergio Sánchez anotaba la última canasta de los suyos (104-75). Una asistencia de Guigou servía para un nuevo mate de Ramos, que también anotaba en la siguiente jugada y dejaba el definitivo 108-75 en el marcador.

El Bruesa GBC poco pudo hacer ante un rival con ese porcentaje de tiro. Anotaron desde todas las posiciones, en las escasas ocasiones en que conseguían frenar a Oleson y Blanco eran otros (Tskitishvili, Valters, Bueno o Ramos) los que solventaban la situación con igual eficacia. Luis Guil volvió a apostar por jugar a más de 80 puntos y volvió a salirle bien. Partidos así son los que todo el mundo quiere ver. Los únicos aspectos negativos en el equipo madrileño fueron los dubitativos minutos de Radivojevic y el bajo rendimiento de Ferrán (esta vez mermado por una lesión en su mano). Muchos son los aficionados del club madrileño que sueñan con ver a su equipo disputar la Copa del Rey. Es algo casi imposible pero, en caso de que se obrase el milagro, el Fuenlabrada podría dar la sorpresa. A un partido todo puede pasar y, si juegan como en la tarde del sábado, pocos equipos ACB pueden hacerles sombra.


SALA DE PRENSA
Pablo Laso (entrenador Bruesa GBC)

«El marcador resume lo que ha sido el encuentro. Salvo en el primer cuarto, donde nosotros hemos jugado bien tanto ofensiva como defensivamente, han sido los claros dominadores. Esto nos debe hacer reflexionar. Debemos trabajar para recuperar jugadores que no están bien. Vamos a procurar olvidar cuanto antes este partido. Debido a los porcentajes de tiro que han tenido, no han dejado muchas opciones para el rebote. Oleson no es para mí ninguna sorpresa, viene de dominar en la LEB y Saúl Blanco está en clara progresión, de todos modos hoy el mérito es de todos, cuando les hemos logrado defender bien eran otros los jugadores que nos hacían daño con el tiro exterior (como Tskitishvili y Valters). Es sin duda mérito de todo el equipo y del cuerpo técnico.».
Luis Guil (entrenador Alta Gestión Fuenlabrada)

«La clave del partido ha estado en el ritmo. Hemos conseguid el nuestro a partir del segundo cuarto y entonces hemos podido desarrollar el baloncesto que nos gusta: defender y correr al contraataque. Nos habíamos propuesto pasar de 80 puntos y al final hemos estado en 108. Quiero valorar el esfuerzo de todos los jugadores, el 80% de ellos han entrenado con fiebre, también el cuerpo técnico, hoy Ferrán ha jugado con una pequeña rotura. En fin, creo que es digno de aplauso el compromiso demostrado por todos.» Preguntado por la tremenda valoración del equipo responde: «Ha sido el partido soñado y ha salido todo perfecto. Este era un partido muy importante para nosotros, hemos parado a sus jugadores clave.» en cuanto al debut de Guigou afirma: «Hay que tener paciencia. Lo ha hacho muy bien y, en dos tres años, podría estar preparado para la ACB, sobre todo porque tiene una cabeza privilegiada para el baloncesto.».


Noticias relacionadas

Sergio Rodríguez: "Tengo ilusión por volver a jugar en Madrid, espero que la gente también la tenga por verme"

El base español, enrolado en el histórico CSKA de Moscú, regresa a la que fue su casa para enfrentarte al Real Madrid, en uno de los encuentros más atractivos de la Euroliga

El Real Madrid se toma una pequeña revancha en La Fonteta

El conjunto de Pablo Laso se impone al campeón Valencia Basket en un partido frenético y decidido al final

Shved y Robinson acaban con las esperanzas del Valencia Basket en su estreno en la Euroliga

Gran arranque del nuevo Barça ante Panathinaikos

Los de Sito Alonso dieron espectáculo y se entregaron para prometer buenos augurios

Unicaja vuelve a la Euroliga por la puerta grande

Los de Joan Plaza remontan un sensacional partido al actual campeón
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris